España | Madrid

Abascal cierra campaña atacando a Casado, "la veleta azul", y a Iglesias, "el machito alfa llorón"

Santiago Abascal en el acto de cierre de campaña de Vox.

Santiago Abascal en el acto de cierre de campaña de Vox. EFE

Vox ha cerrado la campaña electoral en la plaza de Colón, un lugar ya icónico para el partido al que han acudido miles de simpatizantes. La formación asegura que había instalado 3.500 sillas, todas de ellas ocupadas, mientras numeroso público rodeaba la zona.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha pedido a los ciudadanos que inicien este martes en las urnas el «principio del fin» del Gobierno de Pedro Sánchez. Y lo ha hecho avisando de la «equidistancia» del PP y burlándose de las «curiosas» maneras en las que su candidata, Isabel Díaz Ayuso, ha definido la libertad. Abascal ha dado las gracias a todos sus seguidores por haber apoyado al partido durante la campaña pese a «la censura y la violencia» y ha ensalzado a su ‘número uno’ este 4-M, Rocío Monasterio, a quien ha aplaudido que se defendiera ante quienes «querían amordazarla y humillarla».

En este punto, ha cargado contra el líder y candidato de Podemos, Pablo Iglesias, al que ha llegado a tildar de «machito alfa llorón, mientras le acusaba de haber enviado a sus «sicarios» a Vallecas para tratar de «lapidar» a Vox. Sin embargo, ha advertido de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es el verdadero «culpable», ya que fue quien dio cabida a Iglesias y a Podemos en el Palacio de la Moncloa, donde llegó «mintiendo» y desde donde dirige un Ejecutivo «ilegítimo».

También ha avisado del peligro del PP, en cuyo presidente, Pablo Casado, ve «equidistancia». Al jefe de la oposición le ha acusado de «cambiar de posición cada dos por tres», y ha advertido que va incluso camino de «convertirse en la veleta azul». «¿Qué significa un partido que sea un cruce entre Ayuso y Feijóo?», cuestionaba. El líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, ha coincidido en esta idea avisando de que los ‘populares’ callaron cuando el separatismo empezaba a dar los primeros pasos. «El único voto seguro, que no traiciona y no baja la bandera, es el voto a Vox», ha sostenido.

Comentar ()