España

El PP suma el doble de nuevos afiliados en Madrid que en todo 2020 por el 'efecto Ayuso'

Según datos internos, el PP de Madrid sumó únicamente a 472 nuevos afiliados en todo 2020; este año, y sólo hasta el mes de mayo, esa cifra alcanza ya los 890 nuevos inscritos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al regidor de la capital, José Luis Martínez-Almeida

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al regidor de la capital, José Luis Martínez-Almeida EFE

Desde las elecciones del 4 de mayo, el PP vive una suerte de luna de miel por el éxito incontestable de Isabel Díaz Ayuso en los comicios, que logró teñir de azul prácticamente la totalidad de la geografía madrileña. La candidata logró atraer a más de 1,6 millones de madrileños, lo que le granjeó un resultado que bien recuerda a la era bipartidista: el 44,73% del voto y 65 escaños, a cuatro de la mayoría absoluta. Desde que ésta decidiese apretar el botón de adelanto electoral el pasado 10 de marzo, la presidenta madrileña se convirtió en un fenómeno mediático y político que otorgó al PP un resultado de esos que ya no recordaban en el 13 de la calle Génova. Y los efectos del ‘terremoto Ayuso’ no sólo se han visto traducidos a escaños y en un buen pulso de Pablo Casado en las encuestas posteriores, sino que también han tenido su reflejo en el número de afiliados, en claro ascenso en la Comunidad de Madrid.

Según los datos actualizados en el último Comité Ejecutivo del PP de Madrid, entre enero y mayo los populares habrían sumado a su barco a un total de 890 nuevos militantes en la Comunidad de Madrid, el doble de los que sumó en todo 2020, año en que sólo lograron atraer a 472 nuevos inscritos. Los populares se congratulan por esta mejora de las cifras, aunque recuerdan que ls cifras bajas del pasado ejercicio se deben especialmente por el arranque de la pandemia. No obstante, sí vinculan ese empuje en el número de militantes al torbellino en que se convirtió la política madrileña y nacional desde el pasado 10 de marzo y del que Ayuso no sólo ha conseguido salir indemne, sino también reforzada. El montante total de afiliados con los que cuenta el Partido Popular en la Comunidad de Madrid, según las fuentes consultadas, asciende a 84.757, según la última actualización.

El ‘ciclón Ayuso’ fue tal que en el equipo de la presidenta llegaron a cifrar en más de 12.000 los voluntarios, entre afiliados y otras miles de personas no adscritas al partido, que participaron de uno u otro modo en la campaña electoral de la presidenta madrileña. «Nunca habíamos visto un despliegue de estas características. Nos hemos visto desbordados», comentaba un dirigente del equipo más cercano de Ayuso. De hecho, la primera noche en que se puso en circulación este canal de voluntarios ya se habían sumado cerca de 6.000 inscritos. En las dos primeras horas, el montante ascendía a 3.756 personas. Finalmente, estas cifras han tenido un reflejo positivo, aunque exiguo, en el número de nuevas cuotas con las que contarán los populares madrileños.

Las cifras de afiliados del PP de Madrid chocan frontalmente con los datos que maneja Ciudadanos en la Comunidad de Madrid. La formación naranja ha entrado en fase crítica y, aunque el económico es el menor de sus problemas, lo cierto es que su salida de la Asamblea regional también se ha traducido en un goteo constante dentro de su militancia: de los 7.000 que llegaron a registrar hace dos años, en pleno apogeo de la marca con Albert Rivera al frente, conservan alrededor de 2.300 al corriente de pago, es decir, casi un 70% menos que entonces. Y la sangría, según expresaron fuentes del partido, podría ir a más si la convención de julio no sirve para reflotar la marca naranja, que busca encontrar, de nuevo, su sitio en la política española.

Los populares tampoco descartan que muchas de estas nuevas incorporaciones procedan del partido naranja, tal y como está sucediendo a nivel orgánico en muchos puntos del país y como sucedió también con el trasvase del voto de la formación que dirige Inés Arrimadas. Sólo en la Comunidad de Madrid, el PP consiguió ampliar su base electoral en casi un millón de votos respecto a los resultados de 2019, 500.000 de los cuáles llegaron de Ciudadanos, ya que el PSOE no consiguió atraer a su bolsa de votantes al electorado liberal. Y en la esfera nacional, si tenemos en cuenta qué votaron los madrileños en las últimas elecciones generales, encontramos que más de 200.000 votantes que optaron por Albert Rivera el 10-N se han pasado a las filas del PP este 4-M. Es más, Ayuso habría atraído a otros 200.000 de Vox, a casi 100.000 del PSOE a los que se suman otros 200.000 votos procedentes de la abstención.

Te puede interesar

Comentar ()