España

Marruecos acusa a Sánchez de usar la migración para "desviar la atención" de las causas de la crisis

El presidente del Gobierno había dicho que consideraba "inaceptable" atacar fronteras como protesta, en referencia al salto masivo de la valla de Ceuta

Pedro Sánchez posa junto al presidente de Marruecos, Saadeddine Othmani.

Pedro Sánchez posa junto al presidente de Marruecos, Saadeddine Othmani. EP

El Ministerio de Exteriores de Marruecos ha vuelto a pronunciarse este lunes, esta vez para responder al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha advertido al país vecino, cuando se cumplen dos semanas del salto masivo a la valla de Ceuta, que era «absolutamente inaceptable» que el ministro de Exteriores marroquí diga que ha utilizado la migración y el asalto a las fronteras españolas en Ceuta por una desavenencia en materia de política exterior.

«No es admisible que haya un gobierno que diga que ataca las fronteras por desavenencias y discrepancias en política exterior», ha recriminado en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de la República de Polonia, Mateusz Morawiecki, al tiempo que ha recordado que «desde el punto de vista estratégico Rabat no va a tener mejor aliado».

El Reino Alauí ha contestado que, a pesar de que «no tiene la costumbre de entrar en polémicas en lo referente a declaraciones de altos responsables de países extranjeros», el comentario de hoy de Sánchez exigía ciertas «aclaraciones», ya que «no sabemos a qué declaración marroquí se refiere el presidente del Gobierno español».

«Todas las últimas declaraciones de los responsables diplomáticos marroquíes (incluidos el ministro [de Exteriores], el embajador de Su Majestad en Madrid y el director general) no mencionan en absoluto la cuestión migratoria», sostienen. Asimismo, el país vecino ha apostillado que las palabras de este lunes del Ministerio de Asuntos Exteriores, encabezado por Nasser Bourita, sólo aludían brevemente a la cuestión migratoria y «precisamente para recordar la buena cooperación».

«Hay, por supuesto, dificultades naturales relacionadas a la vecindad, que incluyen las crisis migratorias cíclicas. Sin embargo, estas dificultades no deben hacernos olvidar que la solidaridad es a la asociación lo que la fiabilidad es a la buena vecindad y lo que la confianza es a la amistad», señalaba el departamento de Exteriores marroquí en sus declaraciones de este lunes, a las que ha tenido acceso El Independiente.

Además, añadía que «el mismo espíritu de solidaridad ha prevalecido siempre en la cooperación en materia de seguridad y en la lucha contra la inmigración ilegal». «Así, la cooperación migratoria ha permitido, desde 2017, abortar más de 14.000 intentos de migración irregular, desmantelar 5.000 redes de trata y evitar innumerables intentos de asalto», concluía.

Esta confusión ha llevado a la cartera dirigida por Nasser Bourita a preguntarse si Sánchez «ha leído las distintas declaraciones sobre esta crisis, y en particular las de hoy». Marruecos ha recordado al jefe del Ejecutivo español que «no corresponde a los responsables extranjeros decidir qué ministro marroquí debe hablar sobre qué temas».

«Marruecos ha insistido repetidamente en que la crisis bilateral no está vinculada a la cuestión migratoria. La génesis y las razones profundas de la crisis son ya bien conocidas, principalmente por la opinión pública española. La cuestión de la migración no debe utilizarse como pretexto para desviar la atención de las verdaderas causas de la crisis bilateral«, ha indicado Exteriores de Marruecos.

En su comunicado de esta mañana, emitido con motivo de la declaración del líder del Frente Polisario de este martes en la Audiencia Nacional, el Reino Alauí asegura que esta crisis bilateral «no comienza con su llegada [la de Brahim Ghali] ni termina con su partida», sino que parte «de una cuestión de confianza y de respeto mutuos entre Marruecos y España».

Te puede interesar

Comentar ()