«Seguiremos luchando para conseguir la independencia y ganaremos». Las palabras de Josep Rull a las puertas de la prisión de Lledoners, tras salir del centro con el indulto concedido por el Gobierno, resumen los discursos de los nueve condenados. Todos ellos han dejado claro que la prisión no ha cambiado sus propósitos y que seguirán trabajando por la independencia hasta conseguirla. Si Pedro Sánchez esperaba con la medida desinflamar el discurso secesionista, la salida de los presos ha dejado claro este miércoles que el independentismo no ha leído igual la medida de gracia del Gobierno.

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, ha abierto las intervenciones de los encarcelados en Lledoners. Lo ha hecho advirtiendo que «no existe el indulto que haga callar al pueblo de Cataluña». En la misma línea se ha expresado Jordi Sánchez, ahora número dos de JxCat, quien ha asegurado que «no aceptaremos el silencio a cambio de ningún indulto».

Los dirigentes de Junts han sido los que más han incidido en la victoria final del independentismo. «Quiero enviar un mensaje de esperanza a los que votaron el 1-O confiando en que seríamos un estado independiente» ha proclamado Sánchez, «lo haremos, juntos, lo haremos bien y ganaremos».

El Guantánamo de Europa

Un mensaje que se ha combinado con críticas a la justicia española y la denuncia de los «3.000 represaliados» -según el independentismo- a los que se han comprometido a apoyar a partir de ahora. «En Europa existe un Guantánamo de la justicia que se llama Tribunal Supremo» ha asegurado Jordi Turull.

Hoy «somos nueve más» los que se suman a trabajar por la «amnistía para todos, para los amenazados por el Juzgado 13, el 18 y todos los demás, por los compañeros en el exilio» ha asegurado Oriol Junqueras. El líder de Esquerra ha denunciado la situación de los «injustamente perseguidos» y se ha comprometido a «seguir trabajando desde la política» hasta «el día de la victoria».  

«No hay compromiso más alto que la libertad de este país» ha añadido Junqueras, respondiendo así a uno de los concentrados que le reclamaba una referencia a la independencia. «Hasta el día de la victoria trabajaremos al lado de la gente de este país para hacer realidad el sueño de este país», ha enfatizado antes de que los presos de Lledoners entonaran Els Segadors junto a los congregados allí.

«La República no es una opción, es una necesidad. Salimos con las mismas convicciones. Culminaremos nuestro camino más pronto o más tarde», ha advertido previamente Raúl Romeva.

Amnistía para todos

«Amnistía es lo que queremos, conseguiremos el fin de la represión para todos los exiliados y represaliados» ha advertido Carme Forcadell desde Wad Ras. La ex presidenta del Parlament ha sido la primera en abandonar la prisión, apenas unos minutos después de mediodía, coreada con gritos de «amnistía» de los congregados. A las puertas de la prisión, sus sucesores al frente de la cámara, Roger Torrent y Laura Borràs, y el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, junto a diversos diputados y dirigentes de Esquerra. Poco después salían los presos de Lledoners.

Forcadell, la única de los condenados por el 1-O que no se había pronunciado en redes tras la concesión del indulto, ha definido la medida de gracia como «una pequeña victoria» pero ha insistido, en línea con sus compañeros, que esta medida debe extenderse a los todos los encausados por el referéndum ilegal. «Solo hay que pensar en lo que están diciendo la derecha y la extrema derecha», ha argumentado Forcadell, para «vivirlo como una pequeña victoria y un paso» hacia la solución de la crisis catalana.

Bassa responde a Sánchez

La ex consejera de Bienestar Social, Dolors Bassa, ha sido la última en abandonar el centro penitenciario de Figueres. Lo ha hecho respondiendo a Pedro Sánchez, al que ha interpelado con los mismos versos de Martí i Pol que utilizó el lunes en el Liceo: «Estamos donde estamos porque todo está por hacer y todo es posible», ha señalado Bassa.

Los nueve condenados a penas de cárcel por su participación en la declaración unilateral de independencia abandonan este mediodía las prisiones de Lledoners -donde se encuentran los siete hombres- Wad Ras y Puig de les Basses. A las puertas de los centros penitenciarios se han reunido dirigentes de ERC y JxCat para recibirlos. Pere Aragonès lo ha hecho en Lledoners, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha recibido a su antecesora, Carme Forcadell, en Wad Ras.

«Inmediata libertad»

El Tribunal Supremo ha remitido esta mañana a las prisiones donde hasta este miércoles cumplían condena los nueve condenados a penas de prisión en la sentencia del procés los mandamientos para poner «en inmediata libertad» a los políticos indultados después de la publicación de la medida de gracia en el BOE.

La Sala Segunda ha enviado una providencia y un mandamiento a las prisiones por cadauno de los nueve indultados. Todas ellas firmadas por el presidente Manuel Marchena y los otros cinco magistrados que conforman el tribunal que juzgó a los líderes independentistas, Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Antonio del Moral, Andres Palomo y Ana María Ferrer.