España | País Vasco

Euskadi aprueba su ley antipandemia de la que anulará el uso obligatorio de mascarilla

La norma, apoyada por PNV, PSE y Podemos, regula el uso obligatorio de mascarilla en estado de emergencia sanitaria como el actual. Por ello, el Gobierno Urkullu deberá eliminar la medida vía decreto para cumplir lo aprobado hoy por el Consejo de Ministros.

GRAFCAV4881. VITORIA, 29/04/2021.- El lehendakari, Iñigo Urkullu durante su intervención este viernes al pleno de control del Parlamento Vasco, en el que Urkullu ha respondido a varias preguntas sobre el fin del estado de alarma, la situación sanitaria en Euskadi y las medidas que piensa adoptar el Gobierno Vasco para hacer frente a la pandemia de covid-19.EFE/ Jon Rodríguez Bilbao

El Parlamento Vasco ha aprobado hoy la ‘Ley vasca antipandemia’ promovida por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu y que ha contado con el apoyo de PNV, PSE y Elkarrekin Podemos. La norma prevé las medidas que el Gobierno vasco puede adoptar dentro del marco legal y en un estado de emergencia sanitaria para luchar contra el Covid-19. Entre ellas, fija las circunstancias en las que se debe emplear la mascarilla.

La norma sale adelante precisamente el mismo día en el que el Gobierno de Pedro Sánchez deja sin efecto la obligación del uso de mascarilla, salvo en espacios cerrados, transporte público o en ámbitos al aire libre pero en los que no se pueda respetar la distancia de 1,5 metros de seguridad.

La norma vasca, que sólo se podría aplicar en estado de emergencia sanitaria como en el que aún sigue Euskadi, chocaría así con la decisión adoptada por el Consejo de Ministros. Por ello se requerirá de un decreto del Gobierno vasco para dejar sin efecto lo establecido en la ley vasca en situaciones de emergencia sanitaria como la actual y que obliga al uso de mascarilla.

La norma, que podría aplicarse a futuras variantes de la Covid-19, ha contado con el respaldo de los dos socios del Gobierno de Urkullu, el PNV y el PSE, así como con el voto favorable de Elkarrekin Podemos, con quien negoció parte de su contenido -62 enmiendas- y tras lo cual se reconsideraron aspectos como el régimen de sanciones previsto en la norma.

Por la vía de urgencia

La ley, tramitada por la vía de urgencia, llega en un momento de claro descenso de la incidencia de la pandemia iniciada en febrero de 2020 y con unas tasas de vacunación de la población cercanas al 50%. La incidencia acumulada en Euskadi es hoy de 105 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de popsitividad del 2,6%.

Sin embargo, los impulsores de la norma consideran que permitirá dar un aval y seguridad jurídica de cara al futuro y evitar situaciones como los reveses judiciales sufridos por el Gobierno en la aprobación de algunas restricciones que posteriormente han sido tumbadas por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

El texto establece distintos niveles de restricciones en función de la incidencia del Covid-19. En cada una de ellas se fijan posibles limitaciones. En aquellos casos en los que se afecte a derechos fundamentales la ley vasca se acoge a la necesidad de encontrarse en una situación de excepcionalidad como el Estado de Alarma.

El resto de la oposición, EH Bildu, PP+Cs y Vox han votado en contra de su aprobación. Consideran que la ley nace muerta y sin efectos. La parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera ha afirmado que el Parlamento ha aprobado una ley que nace «muerta, invalidada» porque está «desfasada y superada». La parlamentaria de PP+Cs Laura Garrido ha criticado que el recorrido de esta ley va a ser «escaso y nulo», mientras que la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha afirmado que la nueva ley es «inconstitucional» e «innecesaria».

Una ley ‘ad hoc’

En el debate, el parlamentario del PNV Luis Javier Telleria ha defendido que esta ley se ha hecho ‘ad hoc’ para la pandemia de la covid-19 y su vigencia será «lo que dure esta pandemia». Además, espera dar «seguridad jurídica» a las medidas que se adopten «exprimiendo al máximo las competencias, sin romper el marco jurídico actual».

El portavoz del PSE, Ekain Rico, ha explicado que se trata de un ley concreta, para una situación precisa como la actual. Por ello, no ha ocultado que la norma está pensada para la situación sanitaria generada por la covid-19, “por lo que no será una norma aplicable a cualquier situación pandémica».

La representante de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, ha defendido la necesidad de estar preparados para «futuros rebrotes y variante» y cree que el acuerdo alcanzado ha conseguido que esta norma sea «mejor», aunque «llega tarde».

Te puede interesar

Comentar ()