El líder de Vox, Santiago Abascal y el ex líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El líder de Vox, Santiago Abascal y el ex líder de Podemos, Pablo Iglesias. EFE

España

Porno, 'sexting' y relaciones: lo que de verdad une a los votantes de Podemos y Vox, según el CIS

A veces los estereotipos pesan mucho más que la propia realidad, y lo cierto es que, aunque pueda parecerlo, la afiliación política no tiene por qué definir cómo vivimos, con quién nos relacionamos, de qué modo actuamos ni tampoco con quién nos acostamos. Es una de las conclusiones que se desprende de la última encuesta sobre Relaciones sociales y afectivas en tiempos de pandemia de la Covid-19, publicada esta semana por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y que analiza, entre otras cuestiones, diferentes aspectos personales como las relaciones sexuales, sentimentales, de amistad o de familia cruzados por variables políticas, con el recuerdo de voto de las últimas generales de 2019.

Desde su origen como formaciones políticas con un significativo peso electoral en España, tanto Vox como Podemos han intentado atraer votos de los caladeros ideológicos hasta ese momento reservados al PP -y a Ciudadanos en menor medida- en el caso de los de Abascal; y del PSOE o de otras formaciones más minoritarias del mismo espectro ideológico en el caso de los morados. Pero lo que se tiende a ignorar es que ser ‘de derechas’ o ‘de izquierdas’ no tiene por qué determinar un comportamiento sexual o afectivo en particular, enmarcado dentro de unas construcciones sociales preestablecidas. Tanto es así que, en algunas cuestiones, el perfil de un votante de Podemos se asemeja mucho más al de uno de Vox que al de otro elector del PSOE.

De este modo, la citada encuesta del CIS refleja que, aunque el partido dirigido por Santiago Abascal se sitúe políticamente a la derecha del de Pablo Casado, en muchas ocasiones los votantes de Vox son menos conservadores que los del PP e, incluso, que los del PSOE. Por ejemplo, cuando se pregunta por el grado de aceptación del sexo sin compromiso, el 71,4% de los que en noviembre de 2019 escogieron la papeleta ‘verde’ están de acuerdo con la afirmación de que «se puede tener relaciones sexuales con alguien sin querer a esa persona», un porcentaje que desciende al 65,8% en el caso del PSOE y al 58,5% en el del PP. En este caso, los votantes de Vox están mucho más alineados con Podemos, cuyo grado de aceptación del sexo sin ataduras crece hasta el 83,5%.

Estudio sobre ‘Relaciones sociales y afectivas en tiempos de pandemia de la Covid-19’. CIS

Sucede exactamente lo mismo en el caso de la afirmación de que «se puede estar enamorado de alguien y sentir deseo sexual por otra persona». Los electores de Vox son mucho más abiertos con este tema (72,1%) que los de PP (59,8%) o los del PSOE (68,4%), aunque menos que Podemos, que vuelve a subir por encima del 82%. Siguiendo la estela de las relaciones sexuales, en el estudio del instituto público aparece otro dato llamativo: aunque los votantes de la mayor parte de formaciones políticas aseguran mantener relaciones afectivas y sociales estables con una persona con la que, además, comparten un proyecto común, Vox y Podemos vuelven a destacar por encima del resto de formaciones mayoritarias en cuanto al porcentaje de personas que, en el momento de la entrevista, aseguran estar manteniendo relaciones sexuales con una o más personas sin compromiso, con un 7,1% y un 8,9%, respectivamente.

Estudio sobre ‘Relaciones sociales y afectivas en tiempos de pandemia de la Covid-19’. CIS

En la que sí discrepan los votantes de ambas fuerzas políticas es en la cuestión de si se puede o no «estar enamorado/a de dos personas al mismo tiempo». El 42% de los votantes de la formación morada están de acuerdo con el poliamor -el porcentaje cae casi a la mitad en el caso de PP y de Vox- aunque resulta curioso en este caso el alto porcentaje de votantes de la CUP que avalan esta teoría: el 66,7% de los encuestados.

A la hora de ligar -siempre en el marco de la pandemia del Covid-, el CIS pregunta también por el uso de videollamadas para mantener encuentros con familiares, amigos, o parejas, pero también para ligar. En este último caso, y aunque los porcentajes son exiguos, vuelven a ser de Vox y Podemos los entrevistados que más han utilizado la vía telemática para ligar durante los últimos seis meses, con un 4,8% y un 4,4%, respectivamente. Y los votantes que optaron por la candidatura de Santiago Abascal en las últimas generales por ser los que con mayor frecuencia admiten haber intercambiado mensajes con contenido erótico o sexual en los últimos seis meses, con el 7,8% de encuestados que responden que lo hacen con «mucha» o «bastante» frecuencia. A Vox vuelve a seguirle Podemos, aunque esta vez con mucha distancia: sólo el 3,7% de los votantes de la formación morada admiten ejercer habitualmente este tipo de prácticas.

¿Físico o personalidad?

El patrón vuelve a repetirse cuando se da a elegir a los entrevistados qué priorizan en mayor medida en una persona a la hora de iniciar una relación sentimental. Tanto los votantes de Vox como los de Podemos son los que, en mayor medida, se fijan en el atractivo sexual o erótico de un hombre o de una mujer, con un 80,5% y un 85,4%, respectivamente, aunque en este cupo también entrarían los electores de Ciudadanos (83,6%). Por detrás vuelven a quedarse los dos partidos tradicionales: sólo el 73,7% de los electores del PSOE le dan «mucha» o «bastante» importancia al atractivo sexual por el 68,3% de los votantes populares. En todo caso, gana por goleada la personalidad al físico: los electores de las principales fuerzas políticas del país dan mayor importancia al «carisma»; el «encanto» o el «don de gentes» de las personas, con un porcentaje que supera el 90%.

Estudio sobre ‘Relaciones sociales y afectivas en tiempos de pandemia de la Covid-19’. CIS

Pornografía, ¿sí o no?

De nuevo, los votantes de Vox y de Podemos vuelven a situarse a la cabeza de los entrevistados que admiten visitar con frecuencia páginas web de contenido sexual para adultos, aunque en este caso hay que incluir a los socialistas en la ecuación: el 7,8% de los electores del PSOE y el mismo porcentaje en Vox reconocen consumir frecuentemente pornografía, cifra que sube hasta el 10,9% en el caso de la formación morada. Atrás se quedan Ciudadanos (6,2%) y PP (3,6%). Destaca el caso particular de Bildu, cuyo porcentaje de votantes que afirman visitar vídeos sexuales online de forma habitual sube hasta el 20%. Importante subrayar, no obstante, que la mayoría de los entrevistados de cualquiera de las formaciones del panorama político nacional son más reticentes respecto al contenido pornográfico y aseguran no consumir «nada frecuentemente» este tipo de páginas web.

Estudio sobre ‘Relaciones sociales y afectivas en tiempos de pandemia de la Covid-19’. CIS

Problemas sentimentales

La pandemia del Covid-19 ha tenido también un importante impacto social en el que trata de ahondar la encuesta del CIS. Y aunque a priori no hay vinculación alguna entre ideología y cómo ha afectado a cada persona en particular la expansión de la enfermedad, lo cierto es que, de nuevo, las complicaciones en su relación de pareja han aumentado en mayor medida entre los votantes de Vox (21,7%) y de Podemos (28,2%) que en el resto en los últimos seis meses. Los entrevistados de ambos partidos políticos son también los que más han echado de menos su independencia y espacio por la situación de pandemia y confinamiento, con un 44,2% en caso de los votantes de Vox y un 39,8% en el de la formación morada.

Te puede interesar

Comentar ()