El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha desestimado el recurso presentado por la fiscalía contra Vox por el cartel de las elecciones madrileñas del pasado 4 de mayo en el que se atacaba a los menores de edad extranjeros y migrantes, según ha adelantado El País.

El recurso, al que se adhirió el Partido Socialista, ha sido denegado al considerar que el presunto delito de odio del mensaje es un «eslogan político» que no contiene en ningún caso «ideas a prohibir».

El pasado abril, la jueza de instrucción número 53 de Madrid archivó la denuncia del PSOE al considerar, como ha ratificado el TSJ de Madrid en su auto, que el mensaje expuesto en espacios públicos no incitaba a la violencia contra ellos que requiere el tipo penal del delito de incitación al odio.

«El lenguaje directo utilizado en los mensajes de gran repercusión en los medios de comunicación, con motivo de la campaña electoral, no ha creado una situación de peligro, no tienen la aptitud para generar un riesgo, riesgo que justifique el recurso a la violencia», señalaba.

El TSJM argumenta que el cartel se enmarca dentro de la libertad de expresión política presenta «una crítica gráfica y directa sobre la cuantía de las pensiones en comparación con el sostenimiento de estos jóvenes», con independencia de «si las cifras que se ofrecen son o no veraces» puesto que la situación de los menas en España representa «un evidente problema social y político» con consecuencias sobre las relaciones internacionales, abunda el auto adelantado por El País.

Noticia en ampliación…