España

Ciudadanos expulsa a Luis Salvador por "facilitar" las "malas prácticas" del PP en Granada

Salvador responde a la dirección nacional que pactó su apoyo al PSOE con el comité provincial y la asamblea local de Cs. "Si ayer era el mejor alcalde de España, ahora no podemos pasar a ser los malos de no sé qué película", dice

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. EFE

La dirección nacional de Ciudadanos ha abierto expediente de expulsión contra el ex alcalde de la ciudad de Granada, Luis Salvador; y el único edil que permanecía fiel al ex regidor, José Antonio Huertas, por «facilitar la chapuza urdida» por el PP en el consistorio municipal y las «malas prácticas» que no dudan en vincular al actual dirigente popular y ex secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías. La formación que dirige Inés Arrimadas decide, de este modo, aplicar los estatutos del partido y suspender de la militancia a los dos dirigentes por no seguir las directrices de la formación en la votación para elegir la nueva alcaldía de Granada, que ha recaído finalmente sobre el socialista Francisco Cuenca con el voto a favor de Salvador y Huertas.

Las instrucciones de la dirección nacional que los dos ediles granadinos se han saltado pasaba por «cumplir el pacto» y que «los candidatos de Ciudadanos votasen al candidato de Ciudadanos. La dirección no autoriza en ningún caso que se vote al candidato del PSOE», recogían en la cúpula del partido naranja. Pero Salvador y su escudero han ido finalmente por libre y han avalado con su voto afirmativo la entrada a la alcaldía de Francisco Cuenca, «un candidato imputado por malversación y prevaricación», recuerdan en Ciudadanos.

El partido que dirige Inés Arrimadas no ha conseguido imponer su autoridad sobre ninguno de los cuatro ediles con los que contaba la formación naranja en el Ayuntamiento de Granada. Al margen de Salvador y Huertas, Ciudadanos obtuvo otros dos concejales en la ciudad de la Alhambra en las elecciones de 2019, pero los dos se pasaron al grupo de no adscritos después de que los ediles del PP abandonasen en bloque a Luis Salvador por la negativa de éste a ceder el consistorio granadino a los populares, por un presunto acuerdo de 2+2 cuya existencia siguen desmintiendo en Ciudadanos. Ambos han votado este miércoles por el candidato del PP.

«Lamentamos la postura de estos dos concejales, pero mucho más la postura del PP, que fue quien desató la crisis únicamente por las rencillas personales entre Fran Hervías y Luis Salvador», ha insistido el vicesecretario de Ciudadanos, Edmundo Bal, tras confirmarse el acceso del PSOE al Ayuntamiento de Granada. «Desde el primer minuto, en Ciudadanos invitamos a la formación conservadora a rectificar, volver al acuerdo de gobierno y evitar que los granadinos perdieran un gobierno bien gestionado», poniendo en todo el momento el foco sobre los populares y sobre Hervías, y menos sobre sus dos concejales díscolos.

Salvador responde: pactó el voto con Cs Granada

Tras el polémico Pleno en el que ha dado su apoyo al PSOE, Luis Salvador ha lanzado un nuevo órdago a la dirección nacional de Ciudadanos, escudándose en haber actuado en plena sintonía con lo acordado ayer por la tarde por el comité provincial y la asamblea local de la formación naranja. «Ayer como coordinador provincial de Ciudadanos convocamos dos reuniones muy importantes, una con todo el comité provincial de Cs, donde asisten los coordinadores de las distintas agrupaciones del partido, y luego la asamblea de la ciudad de Granada», ha explicado.

«En ambas, presentamos un documento para ver si llegábamos a un acuerdo y suscribirlo. El documento termina diciendo que, tras analizar todas las opciones, se decide apoyar a la lista más votada en el Pleno de investidura, garantizando así la estabilidad que tanto necesita granada y los granadinos», ha agregado Salvador. «Con la abstención habríamos facilitado ese gobierno pero nos hubiésemos puesto de lado en relación a Granada. Y como somos gente que podemos mirar a la gente a los ojos y vamos de frente, entendíamos que no solamente había que favorecer ese Gobierno sino darle estabilidad pública», ha argumentado.

«Este documento está firmado por todos los coordinadores de Cs. Cuando Huertas y yo votamos hoy la candidatura de Cuenca, votamos la candidatura que ha decidido votar Cs Granada en sus órganos», ha apostillado. Sobre el inicio de su expulsión, Salvador ha lanzado un pulso: «De hacerlo efectivo, debería afectar a todas las personas que han avalado esa decisión».

«Yo quiero pensar que estamos en un momento en el que, por una parte, hay mucha gente muy nerviosa. Nosotros siempre hemos estado templados. Y también hay mucha falta de información», ha denunciado. «Un ejemplo: supuestamente se había hablado que había un acuerdo con el PP para que Huertas fuese el alcalde. Acuerdo que no conocía Huertas y que García Egea desmiente en Madrid y Sebastián Pérez satiriza como si fuera una ‘fake news'», ha ilustrado. «Ese pacto no existía».

A la nueva dirección le pediría que tuvieran un poco de respeto a la propia historia de Ciudadanos por corta que sea

LUIS SALVADOR, EX ALCALDE DE GRANADA

En una muestra de la división interna, sin embargo, las cuentas de Twitter de Cs en Granada se hacen eco de las palabras del coordinador regional de la formación, Juan Marín. «Lo que se acaba de vivir en Granada es preocupante. Vamos a abrir inmediatamente un expediente de expulsión a los dos concejales de Ciudadanos que han entregado el ayuntamiento a un señor imputado por prevaricación. Esto no es lo que merecen los granadinos», ha explicado Marín.

«Yo me siento absolutamente de Ciudadanos», ha indicado Salvador. «Cs está en una situación muy complicada y ser de Cs en este momento es aplicar el sentido común, anteponer el interés general a tus propias siglas, ser sensatos, actuar a las claras y eludir todo tipo de corrupción», ha declarado.

«Soy una de las diez o doce personas que impulsamos Movimiento Ciudadano en toda España, que ilusionamos a todo el país», ha evocado. «A la nueva dirección le pediría que tuvieran un poco de respeto a la propia historia de Ciudadanos por corta que sea y que respete el trabajo que se está haciendo en todos sitios. Si ayer era el mejor alcalde de España, reconocido por todo el mundo, ahora no podemos pasar a ser los malos de no sé qué película», ha concluido.

Te puede interesar

Comentar ()