«Solo basta ver los índices audiencia de partido España para ver que en Cataluña lo de separarse de España tiene poca popularidad». La Eurocopa ha entrado este miércoles en el Parlament y la semifinal disputada por España e Italia el día anterior ha servido de argumento al líder del PSC, Salvador Illa, para desmentir los «amplios consensos» en los que se escuda Pere Aragonés para reclamar un nuevo referéndum de independencia.

La derrota de España ante Italia en la Eurocopa se convirtió este martes en una de las emisiones más vistas de la historia. El partido logró reunir a un 66,3% y 11.767.000 espectadores, que después subieron a 69,2% y 13.508.000 con la prórroga y finalmente a un brutal 72,9% y 14.170.000 seguidores en los penaltis.

Ha sido en la comparecencia parlamentaria del presidente de la Generalitat para dar cuenta de los indultos y la mesa de diálogo pactada con el Gobierno, bajo el título de «Desjudicialización del conflicto entre Cataluña y España». Una premisa que han negado los partidos de la oposición. «En Cataluña la justicia actúa porque algunos vulneraron el marco de la ley y ninguna democracia permite vulnerar el marco legal» le ha advertido Illa.

Lecciones de democracia

El dirigente socialista ha advertido además a Aragonés que no dé «lecciones de democracia» tras haber «intentado suspender unas elecciones sin tener potestad». Se refería Illa a la suspensión de las elecciones del 14F, que fue recurrida por los socialistas y anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

En su intervención inicial Aragonès ha insistido por su parte en que su propuesta para la mesa de diálogo con el Gobierno sigue siendo «amnistía y derecho de autodeterminación». Y ha reclamado de nuevo un «gran apoyo» a esa postura para «ir más fuertes» a la mesa. Apoyo que Aragonès ha dejado claro que sólo buscará en sus socios de gobierno y los comunes, negándose a convocar la mesa de partidos catalanes que le reclama el PSC.

«Será la negociación mas difícil» de la Generalitat, ha asegurado Aragonès, «pero no hemos venido a renunciar, hemos venido a defender los grandes consensos». Para ello, ha reclamado un «gran acuerdo» para tener «la fuerza de defenderlo». Acuerdo que no es otro que el Pacto por la autodeterminación y la amnistía que figura en el pacto de legislatura con JxCat y la CUP, al que Esquerra quiere incorporar a CatEC-Podem.

«Teatrillo» de PSC y ERC

El bronco debate abierto por Aragonès e Illa ha llevado a los líderes de Cs, PP y los comunes a acusar a ambos dirigentes de hacer teatro tras la concesión de los indultos. «Illa dice que le ha sorprendido el tono agresivo de Aragonès» ha apuntado el popular Alejandro Fernández. «Se le ha subido a las barbas, no se podía saber ¿no?» ha apostillado Fernández con ironía.

El líder del PP catalán ha recriminado a Illa su defensa de los indultos, con los que debía venir la reconciliación, ha recordado. «Nos llamaron fachas cuando avisamos de lo que vendría desde hoy mismo» ha recordado. «Hoy se empieza a comprobar el legado del sanchismo, de subastar los derechos de millones de catalanes no independentistas para aguantar dos años más en Moncloa».

Jessica Albiach, líder de los comunes en el Parlament, ha criticado también la tensión, pero en sentido contrario. Para la morada, «el tono durísimo de Illa y Aragonès es propio de otros tiempos» no de una etapa de diálogo como la abierta supuestamente con los indultos. Un tono «más propio del teatrillo para los propios que del momento que vivimos».

Advertencia de Cs

Más contundente, el líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha advertido a Aragonès: «Si vulneran el marco legal iremos al Tribunal Constitucional, si vuelve a promover la sedición iremos al Tribunal Supremo, si distraen dinero iremos al Tribunal de Cuentas y si alguien incendia las calles y amenaza las personas querremos que actúen jueces y tribunales».

Carrizos ha acusado a Aragonès de buscar la impunidad con su intento de «arrinconar a la justicia», que ha defendido como «el freno natural ante los desmanes de un poder ejecutivo desbocado».

Esto no es judicialización es defenderse de aquellos q vulneran las leyes. Los perjudicados p los abusones tienen dcho a pedir amparo de los tribunales.