Cataluña | España

Junts presiona a ERC para aprovechar la "debilidad" de Sánchez en los presupuestos

El partido de Carles Puigdemont reclama "unidad de acción" del independentismo para negociar las cuentas del Gobierno para 2022, con el reparto de los fondos europeos

Laura Borràs, Jordi Sánchez, Jordi Puigneró y Elsa Artadi presiden la ejecutiva de Jxcat

Pedro Sánchez «está solo» en el Congreso, y esa soledad es una oportunidad para el independentismo. Así lo entiende, al menos, JxCat, que redobla la presión sobre Esquerra para que los republicanos no los dejen fuera de la negociación presupuestaria. La portavoz del partido, Elsa Artadi, ha cuestionado la voluntad de diálogo «real» de Pedro Sánchez y ha conminado a los republicanos a no garantizar su estabilidad parlamentara a cambio de unos presupuestos «decepcionantes» como a su juicio son los de 2021.

El partido de Carles Puigdemont analiza la crisis de gobierno emprendida por Sánchez como una demostración de la soledad del PSOE tras la derrota en Madrid y las crisis en varios gobiernos autonómicos. Y exige a ERC que aproveche esa debilidad para condicionar los presupuestos del próximo año a la aceptación de las tesis independentistas, que pasan por reclamar amnistía y un referéndum de independencia.

«No sabemos si Sánchez está dispuesto a sentarse en la mesa de diálogo con voluntad real de acuerdo» ha advertido la portavoz, que ha reclamado validar esa buena voluntad «antes de dar un apoyo efectivo a la estabilidad y los presupuestos».

En este sentido, Artadi ha asegurado que la remodelación del Gobierno demuestra la falta de consistencia del «discurso en el Liceo» donde Pedro Sánchez defendió la concesión de los indultos. Y ha criticado que los «cantos de sirena hacia el federalismo» con Miquel Iceta en el Ministerio de Política Territorial «se acaban en seis meses y se vuelve a la recentralización».

Reproche a ERC

La «unidad de acción» en el Congreso fue una de las condiciones de Junts para dar apoyo a la investidura de Pere Aragonès. Una unidad a la que ERC se ha resistido hasta ahora para hacer valer sus 13 diputados como socio prioritario del Gobierno de PSOE y Podemos. Junts, por contra, ha visto reducido su grupo a cuatro escaños que no son determinantes para la formación de mayorías, tras la escisión de PDeCat. Pero quiere recuperar un papel protagonista en las negociaciones.

En este contexto, Artadi ha lamentado, además, que «hasta ahora no ha habido estrategia compartida con ERC» ni en la negociación presupuestaria del año pasado, ni en decretos alarma, ni en la de los fondos de la Unión Europea. «Si ERC decide negociar con nosotros» la postura en el Congreso sobre los próximos presupuestos «sería una buena noticia».

Los de Junts reclaman «valorar dos aspectos» en la negociación en el Congreso, el contenido de los presupuestos y el avance en las negociaciones sobre la crisis catalana. Y dejan claro que los anteriores presupuestos, que obtuvieron el apoyo de ERC, «eran decepcionantes para Cataluña».

Te puede interesar

Comentar ()