Araceli Hidalgo, de 97 años, la primera persona vacuna en España contra el coronavirus, pide a los jóvenes «que respeten la pandemia» y agradece a los sanitarios su trabajo por «salvar tantas vidas».

Así lo ha declarado en el homenaje a las víctimas de la pandemia que se ha celebrado este 15 de julio en el Palacio Real. Los reyes han presidido el acto en el que, con presencia de representantes de todos los poderes del Estado, ha rendido un homenaje especial a los sanitarios que han perdido la vida por esta enfermedad.

También han acudido los presidentes de las comunidades autónomas excepto el de la Generalitat, Pere Aragonès; el lehendakari, Íñigo Urkullu; y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Araceli fue la primera persona en recibir la vacuna en España, el pasado 27 de diciembre en la residencia pública de Los Olmos, en Guadalajara. «A ver si todos nos portamos bien y conseguimos que el virus se nos vaya», aseguró a los medios tras ser inoculada.