La tensión entre los socios de Gobierno a cuenta de la subida del precio de la luz sigue en aumento. Si ayer Pedro Sánchez se comprometió a llevar a cabo medidas -sin concretar ninguna- para reducir la factura eléctrica siempre «dentro del marco regulatorio europeo», hoy Unidas Podemos ha subido la apuesta y ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para la creación de una empresa pública de energía sin contar con su socio de Gobierno. Así lo han confirmado el portavoz parlamentario de la formación morada, Pablo Echenique, y el de Equo, Juantxo López de Uralde, en una comparecencia conjunta en la Cámara Baja.

«No hacer nada no es una opción». Unidas Podemos ha enmendado por la vía de los hechos la posición del PSOE en materia energética, después de que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, descartase las distintas propuestas de la formación morada en esta cuestión, desde la nacionalización de las eléctricas hasta la intervención de los precios para la energía nuclear e hidroeléctrica. «Hemos vivido las consecuencias de adoptar medidas contrarias al derecho y acaban siendo una bomba de relojería que te acaba explotando», manifestó Ribera hace unos días.

En rueda de prensa, Echenique ha criticado el «altísimo margen de beneficio que obtienen las empresas del oligopolio eléctrico» y ha defendido que una medida de estas características permitiría abaratar el precio de la luz. Recordaba el dirigente de Podemos que en otros países de nuestro entorno, como Suiza, Países Bajos o Francia -con matices en función del caso- las empresas públicas de energías son ya una realidad y que España debe avanzar en esta cuestión. Echenique ha lamentado que la producción de la electricidad en España sea la segunda más privatizada de la OCDE, sólo por detrás de Portugal.

Con esta empresa, que en Podemos han bautizado como Producción Eléctrica Española (EPE), la formación morada defiende que se podrán llevar a cabo colaboraciones con empresas municipales ya creadas o que puedan crearse para gestionar el suministro eléctrico, además de asumir concesiones de centrales hidroeléctricas o impulsar nuevas instalaciones de energía renovable.

La propuesta, con la que la formación que dirige Ione Belarra llevaba amagando varios días, coincide con un nuevo récord de la factura eléctrica, que ha registrado este jueves hasta los 140 euros por megavatio/hora.