España | Política

La gira americana de Ayuso podría terminar con una foto en Washington con Ocasio-Cortez

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha recibido una invitación del Caucus Hispano del Congreso de los Estados Unidos para participar en una reunión del grupo el próximo día 30

Alexandria Ocasio-Cortez.

Alexandria Ocasio-Cortez.

La figura más representativa del tax the rich (‘impuestos para los ricos’) de Estados Unidos frente a la defensora por excelencia de la bajada impositiva en Madrid y en España. Isabel Díaz Ayuso podría coincidir la próxima semana en la misma sala del Capitolio con la congresista demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez. En el marco de una gira americana que arrancará el próximo sábado 25 de septiembre, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha recibido expresamente una invitación a participar en una reunión del Caucus Hispano en el Congreso de los Estados Unidos, firmada por el presidente de la organización, el congresista Raúl Ruiz, y de cuyo órgano forma parte la legisladora neoyorquina. La cita tendrá lugar casi al final del viaje institucional de Ayuso, el jueves 30 de septiembre.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El Caucus Hispano (CHC) nació en diciembre de 1976 como una organización dentro de la propia Cámara de Representantes de Estados Unidos y que, por tanto, se rige por las reglas de la propia Cámara. Aunque surgió como un foro bipartidista, en la actualidad la totalidad de sus 37 miembros pertenecen al Partido Demócrata. Sus integrantes se encargan de velar y promover a través de su agenda legislativa los derechos del pueblo hispano residente en Estados Unidos y Puerto Rico. Y Díaz Ayuso ha sido invitada a éste cónclave para trasladar a los principales congresistas hispanos cómo el proyecto del español -canalizado a través de la polémica Oficina que dirige Toni Cantó– convertirá a Madrid en un referente mundial de nuestro idioma y «atraerá producción musical, cultural, educativa y turística» gracias a esa «apuesta» por el español, según trasladan fuentes autonómicas.

En el entorno de la presidenta madrileña aseguran que aún no tienen confirmación sobre quién o quiénes de todos los miembros del Caucus estará presente en la cita del próximo día 30, aunque esperan la asistencia de la mayoría de sus miembros, incluida Ocasio-Cortez. De producirse, se trataría de un encuentro cuanto menos interesante por los dos grandes y diferenciados modelos económicos de la dirigente estadounidense y la madrileña. Como explican en su equipo, la carta de presentación de Isabel Díaz Ayuso en Estados Unidos será la de la Comunidad de Madrid como la región «con los impuestos más bajos del país», lo que la ha posicionado como «la locomotora de España».

El modelo de Ayuso es antagónico al que defiende el ala más izquierdista del Partido Demócrata del que forma parte Cortez. Horas después de que los demócratas presentasen en la Cámara de Representantes de Estados Unidos una propuesta que incluía una subida impositiva para las clases altas y para las grandes corporaciones, la congresista de 31 años aprovechaba su invitación a la gala del Metropolitan Museum of Art (MET) de Nueva York para hacer una reivindicación política a favor de gravar a las grandes fortunas: apareció en la alfombra roja con un vestido blanco en el que se podía leer el lema ‘Tax the rich’ estampado en la parte trasera.

La demócrata Alexandria Ocasio-Cortez en la gala MET 2021
La demócrata Alexandria Ocasio-Cortez en la gala MET 2021 EFE

Ocasio-Cortez se ha convertido en uno de los blancos predilectos de la derecha estadounidense. Accedió a las más altas esferas de la política batiendo récords, y se convirtió en la congresista más joven de la historia del país. Algunos de sus discursos en la Cámara de Representantes, como el que pronunció contra el legislador republicano de Florida, Ted Yoho, por una agresión verbal del mismo, la han convertido en un auténtico símbolo feminista y en un fenómeno de masas en la política norteamericana. Al margen de su batalla contra la «cultura de la violencia» contra las mujeres, algunos de sus estandartes políticos son la defensa del salario mínimo, la subida impositiva, la defensa de la sanidad universal o la eliminación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

La gira americana de Isabel Díaz Ayuso tendrá una duración total de siete días en la que se citará, según explican en la Puerta del Sol, con otros mandos republicanos y mantendrá reuniones con «los principales fondos de inversión», en una «intensa» agenda que dividirá entre Washington y Nueva York. Entre otras entidades, la presidenta madrileña tiene también agendados encuentros de trabajo con el Consejo de Asuntos Exteriores, la Cámara de Comercio Hispana o el Consejo de las Américas, con el objetivo central de presentar la Comunidad de Madrid «como referente económico, político y cultural para la mayor potencia mundial».

Ayuso acorta su viaje

Últimamente, Pablo Casado recibe una de cal y otra de arena de parte de Isabel Díaz Ayuso. La presidenta madrileña, que puso en duda su participación en la Convención Nacional del PP precisamente porque se solapaba con su estancia en Estados Unidos, ha decidido acortar su viaje para no desairar al presidente del PP en plena pugna con la dirección nacional por el control del PP de Madrid. Finalmente, estará presente en la mesa de presidentes autonómicos que el partido había fijado para el 2 de octubre en Valencia.

Aunque la dirección nacional ha defendido que sería «bueno» que asistiesen todos los presidentes autonómicos sin excepción a la cita, Isabel Díaz Ayuso podría acaparar el foco de una convención que tiene como principal objetivo situar a Pablo Casado como próximo candidato a la presidencia de España, «relanzar» el proyecto del PP y, sobre todo, exhibir unidad interna en torno al líder. En paralelo, Ayuso sigue engordando su perfil de líder nacional y aterrizará en el gran cónclave de su partido tras un intenso viaje institucional a Estados Unidos, con parada incluida en el Capitolio. Con todo, en el equipo de la presidenta madrileña suscriben en que, lejos de ponerle la zancadilla a Pablo Casado, su empeño es ayudar a impulsarle a la Moncloa. «En eso estamos», insisten.

Te puede interesar

Comentar ()