España

Interior contrató a Trasmediterránea en agosto para trasladar a migrantes a Argelia

El departamento que dirige Grande-Marlaska encargó a la naviera española por el procedimiento de emergencia varios fletes por 300.000 euros, a razón de 75.000 cada viaje | Las salidas se programaron desde el puerto de Almería

Migrantes magrebíes, atendidos por la Cruz Roja tras desembarcar en un puerto español.

Migrantes magrebíes, atendidos por la Cruz Roja tras desembarcar en un puerto español. EP

El Ministerio del Interior contrató el pasado mes de agosto por vía de emergencia a Trasmediterránea para el traslado en ferry de migrantes argelinos desde Almería a su país por 300.000 euros, a razón de 75.000 euros por viaje. Es el segundo encargo de estas características que el departamento que dirige Grande-Marlaska realiza a la naviera española en el plazo de ocho meses.

Interior no ha dado a conocer esta concesión hasta que este martes ha publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público los anuncios de adjudicación y formalización, casi dos meses después de la fecha máxima que tenía el proveedor para ejecutar el servicio. No ha trascendido el número de inmigrantes que viajaban en cada barco ni las fechas concretas en que se llevaron a cabo.

El contrato lo firmaron de forma electrónica el máximo responsable de la Subdirección General de Planificación y Gestión de Infraestructuras y Medios para la Seguridad, Daniel Belmar, con el entonces director general de Trasmediterránea, Francisco José Oviedo Raposo, el pasado 9 de agosto. Fue tres días después de que la Secretaría de Estado de Seguridad declarara el procedimiento de emergencia para la contratación de transporte marítimo a fin de realizar «diversos viajes de retorno de nacionales argelinos a su país de origen».

Viajes antes de firmarse el contrato

Lo que llama la atención es que los desplazamientos debieron de llevarse a cabo antes de que se rubricara el contrato, según el plazo de ejecución que se detalla en la cláusula sexta: «el 7 de agosto de 2021». No obstante, Interior amparaba que se llevaran a cabo los traslados «desde el mismo día de la firma de la resolución de emergencia», como especifica el punto cuarto.

En concreto, el servicio contratado consistía en los desplazamientos de nacionales argelinos desde el puerto de Almería hasta Ghazaouet, una ruta que explota Trasmediterránea con tres frecuencias semanales. El precio se pactó en 75.000 euros por viaje con un presupuesto máximo de 300.000 euros, incluyendo la manutención, el viaje de vuelta para los policías nacionales que realizan la escolta y el alojamiento de éstos en los barcos.

De forma expresa, el Ministerio del Interior se reservaba la posibilidad de que el embarque o el desembarque se pudieran llevar en otros puertos, sin que el cambio de emplazamiento conllevara un incremento sobre el gasto máximo acordado. Se desconoce no sólo el número de migrantes que regresaron a Argelia. También la fecha en que se llevaron a cabo los traslados y si los puntos de salida y llegada fueron los inicialmente previstos.

El precio del contrato se fijó en 300.000 euros, a razón de 75.000 por cada uno de los viajes

De la contratación de viajes de retorno por mar de nacionales argelinos se tuvo conocimiento someramente el pasado 28 de septiembre, cuando Grande-Marlaska elevó al Consejo de Ministros la toma de razón de la declaración de emergencia. Fue fuera del plazo de un mes desde la adjudicación que en, su artículo 120.1.b), prevé la Ley de contratos del sector público.

Por su ubicación geográfica, Argelia es clave para las rutas de las mafias que se dedican al tráfico de personas desde África a Europa, siendo un país tanto de origen como de tránsito. El cierre de fronteras provocado por la pandemia de coronavirus provocó que durante meses se interrumpiera el pasado año el traslado de migrantes a sus países de origen.

En sus reiteradas comparecencias parlamentarias y declaraciones públicas, el titular de Interior se ha referido a la lucha contra el tráfico de personas y la inmigración irregular como uno de los «ejes prioritarios» de su departamento. Según defiende, la estrategia se basa en la cooperación bilateral con los países de origen y tránsito, la prevención en origen mediante proyectos operativos específicos y el control de las fronteras.

Tres viajes del ministro a Argel

Desde su llegada al cargo en junio de 2018, Grande-Marlaska ha viajado tres veces a Argel para reunirse con su homólogo argelino, siempre con la cuestión migratoria en un lugar prioritario en la agenda. El primer desplazamiento tuvo lugar el 3 de julio de 2018 y se reunió con el ministro del Interior, de las Colectividades Locales y Ordenación Territorial de la República Argelina Democrática y Popular, Noureddine Bedoui. También fue recibido por el primer ministro, Ahmed Ouyahia.

Grande-Marlaska volvió a visitar el país magrebí el 28 de noviembre de 2019 para subrayar la importancia que Argelia tiene para España como socio estratégico en el control de la inmigración, la lucha contra las redes de tráfico de personas y el mantenimiento de la seguridad en el Mediterráneo. El último viaje lo realizó el 10 de agosto de 2020, reuniéndose con el presidente del país, Abdelmadjid Tebboune; el ministro del Interior, las Colectividades Locales y Planificación Territorial, Kamel Beldjoud, y el titular de Asuntos Exteriores, Sabri Boukadoum.

De acuerdo con las estadísticas difundidas por Interior, hasta el pasado 30 de septiembre habían llegado a España por vía marítima 27.136 migrantes, una cifra que representa un incremento del 53,8 % respecto al mismo periodo del año anterior. Del total, el 48,34 % (13.118) arribaron a las costas Canarias, que sigue sufriendo una importante presión migratoria.

Te puede interesar

Comentar ()