España

Sánchez limita ahora la derogación de la reforma laboral a reconstruir "algunas cosas"

El presidente español, Pedro Sánchez (d), junto a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan (c), y al británico, Boris Johnson, durante la cumbre de líderes de G20

El presidente español, Pedro Sánchez (d), junto a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan (c), y al británico, Boris Johnson, durante la cumbre de líderes de G20 EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apelado a la «responsabilidad de país» del conjunto de los actores sociales -patronal y sindicatos- para llegar a un acuerdo antes de final de año sobre la reforma laboral comprometida con Bruselas.

«Que tengamos a empresarios y sindicatos en ese diálogo y que podamos llegar a un acuerdo con ellos será fundamental para lograr la actualización de nuestro modelo de relaciones laborales», ha remarcado el presidente en declaraciones a los medios de comunicación tras la Cumbre del G20.

Sánchez ha insistido en que la reforma laboral no es solamente una cuestión del Gobierno y ha convocado todos los agentes sociales a que, además de participar y ser protagonistas de ese cambio de modelo productivo, ayuden a que se pueda modernizar el modelo de relaciones laborales. Ha remarcado así el interés del Ejecutivo en que esta reforma se haga «con el máximo consenso de agentes sociales y el mayor de los diálogos».

https://twitter.com/sanchezcastejon/status/1454848435123892230

Esta reforma supondrá, según ha aclarado el presidente, que algunas de las cosas que se hicieron mal en 2012 -con la reforma impulsada por el Partido Popular- se «reconstruyan», aunque ha insistido en «mirar hacia adelante» porque hay una realidad nueva en el ámbito laboral.

La reforma pretende modernizar el modelo productivo español y las relaciones laborales y, aunque está enmarcada en el componente 23 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, Sánchez ha destacado el trabajo que hasta ahora ha venido haciendo el Gobierno para lograr este objetivo, con medidas como la ley del teletrabajo, la ley ‘rider’ o el impulso de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). «Tenemos que ganar la batalla del futuro y debemos tener un modelo de relaciones laborales del siglo XXI», ha enfatizado el presidente.

Sánchez ha recordado que España está convocada desde hace año por parte de Bruselas a modernizar el modelo productivo, ya que en varias ocasiones se ha alertado a los diferentes gobiernos del país de los problemas del mercado laboral español, sobre todo en cuanto a la precariedad, la temporalidad y el alto desempleo juvenil. En este sentido, el presidente ha afirmado que la pandemia ha acelerado muchos de esos cambios que necesita el mercado laboral.

«Debemos hacer como Gobierno es, no solo cambiar el modelo productivo, sino también cambiar, actualizar y modernizar nuestras relaciones laborales», ha remarcado, tras urgir a que el momento para llevar a cabo este salto es «ahora». «Sé que es un objetivo ambicioso, pero es que este Gobierno tiene ambición», ha señalado.

Entre los retos, Sánchez ha destacado la reindustrialización del país, la modernización del modelo productivo y la actualización de las normas laborales.

Sánchez sobre su encuentro con Biden

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado que su encuentro con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, este sábado en la Cumbre del G20 fue «breve, amistoso y cordial».

«Fue una formalidad, un encuentro breve, amistoso, cordial, de dos países que cuentan con una extraordinaria relación», ha manifestado este domingo Sánchez durante su comparecencia en rueda de prensa tras la clausura de la Cumbre del G20, que se ha celebrado este fin de semana en Roma.

El presidente del Ejecutivo saludó brevemente este sábado al presidente estadounidense justo antes de entrar a la sesión plenaria sobre ‘Economía y salud global’ en el marco de la reunión del G20.

«Fue simplemente un encuentro cordial y estaremos convocados en futuras reuniones a poder trabajar en los contenidos de manera mucho más precisa, pero no fue el caso de ayer», ha explicado Sánchez, quien ha resaltado que de momento «no está en agenda» una reunión bilateral con el presidente de Estados Unidos.

Sobre la relación con la Administración de Biden, ha recordado que mostraron esa colaboración cuando tuvieron que hacer frente a la crisis de refugiados de Afganistán, a lo largo de este verano o en cuestiones más globales en las que están «absolutamente alineados» como el cambio climático.

En este punto, Sánchez ha comentado que España acogerá una importante cumbre en junio del próximo año, que es la Cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid, «donde se va a definir el nuevo concepto estratégico de la OTAN para los próximos diez años». «Por tanto, son muchas las cosas que tenemos que hablar con un aliado tan relevante como es la Administración de Biden», ha dicho.

Sánchez destaca el compromiso del G20 con una recuperación «fuerte, justa e inclusiva»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado el compromiso de las principales de economía en la Cumbre del G20 «con una recuperación que tiene que ser fuerte, justa, inclusiva».

Así lo ha manifestado este domingo el presidente del Gobierno durante su comparecencia en rueda de prensa tras la clausura de la Cumbre del G20, que se ha celebrado este fin de semana en Roma.

El presidente del Ejecutivo ha incidido en la «firme voluntad» de España de «hacer frente a los grandes retos globales del presente y del futuro». «Esta cumbre logra trasladar un mensaje de confianza a la opinión pública mundial sobre el compromiso de las principales economía con una recuperación que tiene que ser fuerte, justa, inclusiva», ha precisado.

Asimismo, Sánchez ha asegurado que España ha participado «activamente» en la Cumbre del G20 y ha hecho una valoración «francamente positiva» del resultado de la reunión, según informa Europa Press.

La Cumbre, según ha explicado Sánchez, ha puesto de manifiesto tres mensajes importantes: el nivel de compromiso del G20 en la igualdad de género, el empoderamiento femenino; un enfoque del fenómeno de la migración «mucho más positivo»; y un mayor grado de compromiso para proteger la biodiversidad y el medioambiente.

Sánchez evita pronunciarse sobre Arnaldo, candidato del PP al TC

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha evitado pronunciarse sobre Enrique Arnaldo, uno de los candidatos propuestos por el PP para renovar el Tribunal Constitucional (TC), después de las revelaciones que han salido a la luz en los últimos días en torno a sus contratos con administraciones públicas gestionadas por los ‘populares’ y sus contactos con el ex ministro Jaume Matas.

«El PSOE se hace responsable de sus candidatos, no de lo candidatos de otras formaciones políticas; tendrán que ser otros los que respondan a esa cuestión», ha señalado Sánchez este domingo en referencia al PP, al ser preguntado por este asunto en la rueda de prensa tras la clausura de la Cumbre del G20, que se ha celebrado este fin de semana en Roma.

El presidente del Gobierno ha defendido los candidatos propuestos por el PSOE a dicho órgano judicial, destacando que la propuesta del partido «cumple con los criterios escrupulosos de profesionalidad y excelencia en el desempeño de sus funciones».

En cualquier caso, ha recordado que España lleva «más de 1.000 días con el bloqueo del PP y con el incumplimiento en la renovación de los órganos constitucionales», como es el caso del Tribunal Constitucional, entre otros, pero ha incidido en que desde el Gobierno se está «intentado proteger el acuerdo» entre el PP y el PSOE para renovarlos. «Lo que necesitamos es renovar y volver a reforzar la legitimación de instituciones que son fundamentales», ha dicho.

Te puede interesar

Comentar ()