La Comisión de Presupuestos del Congreso ha rechazado este miércoles las enmiendas del PP y de Ciudadanos para tratar de parar la subida de sueldo del presidente Pedro Sánchez y los miembros del Ejecutivo de coalición que se contempla en el proyecto presupuestario para 2022. Los dos partidos de la oposición alegan que resulta «inaceptable» e «incomprensible» que los ministros se suban el salario en el actual contexto de crisis postcovid, pero han perdido la votación y el incremento salarial ha seguido adelante.

En el proyecto de Presupuestos Generales de 2022, que estos días se debate en el Congreso, el Gobierno de coalición decidió que la subida salarial del 2% acordada para los funcionarios se aplique también al presidente y a sus ministros, una actualización que, en cambio, se había rechazado un mes antes en el Congreso y en el Senado para diputados y senadores, informa Europa Press.

Así, el sueldo del presidente del Gobierno pasará de 84.845,16 euros al año a 86.542,08 euros, lo que supone un incremento de 1.696,92 euros más que este año. Como no tiene derecho a pagas extraordinarias, su nómina ascenderá a 7.211,84 euros al mes.

Asimismo, el salario anual de las tres vicepresidentas del Gobierno (Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera) se elevará hasta los 81.341,16 euros anuales frente a los 79.746,24 euros que vienen percibiendo. Se trata de un sueldo mensual de 6.778,43 euros brutos, ya que tampoco tienen pagas.

Por su parte, los ministros del Gobierno de coalición verán aumentado su salario anual a 76.355,28 euros brutos, lo que supone una nómina mensual de 6.362,94 euros.

Hace un año se congeló el sueldo

Hace un año, el proyecto presupuestario de 2021 también recogía una subida de las retribuciones de los miembros del Gobierno, en el mismo porcentaje que a los funcionarios, pero en aquella ocasión el PSOE y Podemos sí rectificaron en el trámite de enmiendas y al final se les congeló el sueldo como a los parlamentarios.

En cuanto a los secretarios de Estado y subsecretarios, que el pasado año se libraron de la congelación salarial, en los Presupuestos de 2022 ven ahora aumentadas sus retribuciones otro 2 por ciento.

Precisamente esa subida del 2% que se quiere aplicar a los miembros del Gobierno fue rechazada en el Congreso y en el Senado para los parlamentarios, y fue Unidas Podemos una de las formaciones que más se significó en su contra, avanzando su rechazo en la Mesa de la Cámara Baja. «Adelanto que Unidas Podemos votará en contra. No lo vemos necesario», dijo el portavoz de los ‘morados’, Pablo Echenique.

En sus enmiendas, tanto el PP como Ciudadanos querían evitar que la subida de los funcionarios se aplicase también a los miembros del Gobierno y defendían la congelación salarial para el presidente, las vicepresidentas, los ministros, los secretarios de Estado y los subsecretarios.

«Inaceptable» para el PP

Para el PP, «es inaceptable que el sueldo del Gobierno suba cuando una mayoría de españoles ha visto rebajados sus ingresos familiares como consecuencia de la crisis económica», según señala en la enmienda recogida por Europa Press. A su juicio, frenar esa subida salarial es «exigir al Gobierno lo mismo que éste exige a la Jefatura del Estado (Casa Real)», cuya partida sí se ha congelado.

La enmienda de Ciudadanos subrayaba por su parte que «es del todo excesivo e incomprensible que el Gobierno haya establecido un incremento salarial para los altos cargos a sueldo de las Administraciones Públicas y otros organismos dependientes del Estado en la situación económica actual de España y la presión que la crisis económica está suponiendo para los trabajadores, autónomos y empresas».

Este martes, durante el debate en la Comisión de Presupuestos sólo Ciudadanos defendió verbalmente su enmienda para frenar la subida de sueldo del Gobierno, una petición que no generó comentario alguno por parte de los demás grupos.