España | Tribunales

El fiscal Stampa se arriesga a recibir un reproche del Consejo Fiscal por su pulso a Delgado

La salida del fiscal Ignacio Stampa del 'caso Villarejo' no ha perjudicado al curso de la investigación puesto que ha sido sustituido por compañeros "muy competentes", según fuentes de la Fiscalía Anticorrupción

El fiscal Ignacio Stampa. Diario de Lanzarote.

El fiscal Ignacio Stampa, quien sostiene que la fiscal general Dolores Delgado maniobró para que quedara fuera de la investigación del caso Villarejo por su interés en la causa donde su pareja, el abogado Baltasar Garzón, defiende a dos policías investigados, se arriesga a que dicha denuncia se vuelva en su contra en forma de un reproche de miembros del Consejo Fiscal por dañar la imagen del Ministerio Público con sus afirmaciones.

Este miércoles, Delgado ha convocado a dicho Consejo Fiscal que el 27 de octubre de 2020 decidió, por unanimidad, no escoger a Stampa para ocupar una de las ocho plazas de la Fiscalía Anticorrupción a la que aspiraba, lo que le habría permitido continuar en el caso Villarejo, donde se encontraba en comisión de servicio. El fiscal considera que la decisión de todos los miembros del órgano –incluidos los de su asociación, la conservadora Asociación de Fiscales (AF)– respondió a indicaciones indirectas de Delgado, a la que señala en una reclamación de responsabilidad patrimonial que ha presentado ante el Ministerio de Justicia.

Para la fecha en que los miembros del Consejo Fiscal descartaron su candidatura en detrimento de la del fiscal Luis Rodríguez Sol, con larga trayectoria nacional e internacional y que participó en la fundación de la Fiscalía Anticorrupción en 1995, según recuerdan fuentes fiscales, Stampa estaba en el foco mediático. La propia Fiscalía (en una decisión avalada por Delgado) le había abierto una investigación interna después de que el partido político Vox y el principal investigado del caso Tándem en la Audiencia Nacional, José Manuel Villarejo, denunciaran presunto delito de revelación de secretos a Podemos por parte del fiscal Stampa. Se basaron en mensajes de texto que se intercambió con la abogada del entonces líder de dicho partido, Pablo Iglesias, que fueron publicados en El Confidencial y de los que se extraía una estrecha relación personal entre ambos.

Tanto Vox como Villarejo denunciaron que Stampa contribuyó a abonar la teoría de que las cloacas policiales del Estado estuvieron detrás del robo del móvil a la asesora del exlíder del partido de izquierdas, Dina Bousselham, para distribuir a la prensa mensajes de miembros de Podemos contenidos en su interior para perjudicar a la formación y a Iglesias en 2016, cuando mejor les situaban las encuestas. En base a ésta se abrió una pieza en el caso Tándem de la Audiencia Nacional, a petición de la Fiscalía, porque una copia del móvil de Bousselham apareció en casa del comisario Villarejo. Eso, a pesar de que según denunció el abogado expulsado de Podemos José Manuel Calvente, tanto Bousselham como Ilgesias sabían desde el principio que fue ella misma quien compartió pantallazos de sus conversaciones y que la teoría del robo fue un «montaje» del partido, en palabras del letrado Calvente ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón.

«Delgado sí apoyó al otro fiscal Miguel Serrano»

Stampa considera que a pesar de que la Fiscalía de Madrid pidió en dos ocasiones el cierre de la investigación interna contra él, Dolores Delgado, a través de su mano derecha el jefe de la Secretaría Técnica Álvaro García, buscó prorrogarla para que influyera en la decisión de los miembros del Consejo Fiscal y descartaran su candidatura.

En este sentido, basa su denuncia ante Justicia en varias comunicaciones enviadas por García al entonces fiscal superior de Madrid, Jesús Caballero Klink, en las que le hizo «sugerencias» para llevar a cabo más diligencias antes de archivar la investigación dada la «gravedad» de los hechos denunciados, según la documentación desvelada por Libertad Digital. Stampa considera que tales hechos son irregulares, entre otros motivos, porque Álvaro García no puede dar órdenes a un superior suyo. Ve clara la intervención de Delgado en los hechos para perjudicarle.

Fuentes fiscales consideran que, además de que la intervención de Delgado es «indemostrable», se desmonta fácilmente porque la fiscal general sí apoyó al otro fiscal del caso Tándem, Miguel Serrano, para que se quedara con una plaza en Anticorrupción. «Si hubiera querido arruinar la investigación, no habría apoyado su propuesta», consideran.

Las fuentes fiscales consultadas trasladan que «las dos asociaciones de fiscales representadas en el Consejo Fiscal, y concretamente la Asociación de Fiscales, saben perfectamente por qué no dieron ningún voto a Stampa. Conocen su recorrido, uno de los dos miembros más destacados de la Asociación de Fiscales fue jefe suyo en Canarias, conocen las informaciones suyas que había en la Inspección…Es decir, con estos datos sencillamente no lo consideraron el perfil idóneo para la Fiscalía Anticorrupción».

Comunicado conjunto o de cada asociación

En este sentido, las fuentes fiscales consultadas no descartan que después del Consejo Fiscal que se celebrará este miércoles haya un comunicado de reproche a las manifestaciones de Stampa sobre Delgado que ella misma consideró «graves» la semana pasada en el Senado. También destacó que Stampa no recurrió el procedimiento en el que fue descartado. Sería «deseable que ese comunicado de reproche por dañar la imagen de la Fiscalía fuera de todo el Consejo Fiscal», consideran, aunque reconocen que es posible que sólo sea de la Unión Progresista de Fiscales (UPF).

La conservadora Asociación de Fiscales (AF), mayoritaria en la carrera fiscal y muy crítica con Delgado, ha pedido explicaciones a la fiscal general por las informaciones publicadas en prensa los últimos días en base a la denuncia de Stampa. Le pedirán que explique las comunicaciones del jefe de la Secretaría Técnica a la Fiscalía de Madrid, entre otros asuntos.

La fiscal jefa inspectora de la Inspección Fiscal María Antonia Sáinz participará en el Consejo porque forma parte de éste. Falta saber si la fiscal general pedirá al fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, que también participe en la reunión. En su momento, cuando Vox y Villarejo presentaron la denuncia contra Stampa, Luzón respaldó su actuación procesal y sus escritos en la causa. Sin embargo, si es consultado por los miembros del Consejo Fiscal sobre si su salida ha influido en el curso de la investigación del caso Tándem, argumentará que ésta no ha perjudicado al curso de la investigación porque ha sido sustituido por otros compañeros «muy competentes», según ha podido saber este diario.

Te puede interesar

Comentar ()