España

PSOE y PP dan por hecho que las elecciones de Andalucía serán en junio

Juanma Moreno aún no ha decidido si abrirá las urnas antes o después de verano, aunque no descarta acortar los plazos si persiste el "bloqueo parlamentario"

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (d), junto al secretario general del PSOE-A, y alcalde de Sevilla, Juan Espadas. Europa Press

Junio y octubre de 2022. Ese ha sido el espacio temporal que el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, se ha dado para convocar elecciones autonómicas, que no tocarían hasta finales de año. Sin embargo, en el cuartel general de los socialistas andaluces están convencidos de que el dirigente popular no dejará pasar el verano sin citar a los ciudadanos ante las urnas, por lo que Juan Espadas se prepara para la que será su primera contienda por la presidencia de la Junta de Andalucía.

Pese a la horquilla planteada por el barón andaluz, tanto socialistas como populares manejan el mes de junio como la opción más probable por el complicado calendario político que comienza en Andalucía en 2022. En el PP andaluz, aunque vinculan la decisión final a los cálculos que realice Juanma Moreno, se inclinan por la opción de celebrar las autonómicas antes de verano por pura estrategia política: entre otras cuestiones, y teniendo en cuenta que la ley electoral prohíbe abrir las urnas en julio y agosto, esperar a otoño implicaría negociar in extremis no sólo la formación de un nuevo gobierno, sino la aprobación antes de que finalice el año de unos nuevos presupuestos que se estiman vitales para ejecutar la llegada de los fondos europeos a la región.

Este escenario se une a la situación de «bloqueo parlamentario» en la que se encuentra el ejecutivo andaluz después de que Vox dinamitase el acuerdo de investidura con el PP y tumbase los presupuestos de la coalición liderada por Juanma Moreno y Juan Marín. La coyuntura es de enfrentamiento total, mientras los de Santiago Abascal redoblan la presión para que el barón del PP pulse «cuanto antes» el botón de adelanto electoral, que también prevén como tarde para primavera y, en ningún caso, en otoño. A ese pronóstico, aunque con diferentes argumentos, coincide el PSOE, desde cuya fuerza apuntan a autonómicas «a finales de mayo» o junio, como ha planteado el propio Moreno.

Ante la inminente carrera electoral, Juan Espadas dejará la alcaldía de Sevilla, que todavía ostenta y le garantiza una plataforma institucional, en cuanto apruebe los presupuestos municipales en cuestión de días. Su principal dificultad es carecer de escaño en el Parlamento de Andalucía, lo que le ha dificultado durante estos meses ejercer directamente su labor de oposición al popular Moreno. Para darle más proyección, tarea en la que está empeñada también Ferraz, lo más probable es que sea elegido senador por designación autonómica andaluza.

Juan Espadas podría acabar de senador por designación autonómica

Coincidiría allí con su antecesora en el liderazgo de la que ha sido tradicionalmente la federación más potente de los socialistas y su granero de votos, Susana Díaz. Ambos cohabitarán pues no está previsto que la entrada de Espadas sea a costa de la continuidad de la que lo fue todo en Andalucía.

De momento los socialistas se enfrentan a unas sondeos desfavorables. Todos apuntan a que Moreno, que fue presidente contra todo pronóstico con los peores resultados cosechados por el PP, no sólo ganará las elecciones sino que podrá volver a sumar mayorías con Vox y hasta con un Ciudadanos que se resiste a morir en Andalucía. En cambio, Espadas tiene todavía la asignatura pendiente de movilizar a su base electoral mientras a su izquierda hay tal miscelánea de partidos divididos y enfrentados que sumar una mayoría con ellos sería, en estos momentos, poco menos que imposible. Lo cierto es que estas elecciones no le pillan en el mejor de los momentos.

El pasado lunes, en «La noche en 24 horas», Espadas no quiso aclarar con que previsiones electorales trabajan pero, en todo caso, «estamos preparados para mañana. Hemos terminado nuestros procesos congresuales y sabía a lo que me enfrentaba. El proyecto está preparado y las propuestas también». Respecto al posible escaño en el Senado indicó que «no es una cuestión decidida, pero es un sitio donde el secretario general del PSOE de Andalucía puede hacer bien su trabajo».

Te puede interesar

Comentar ()