España

Euskadi y Navarra registran a puertas de la Navidad la tasa más alta de toda la pandemia

La incidencia en ambas comunidades se dispara los últimos días y casi triplica la media nacional. El País Vasco exigirá desde hoy el pasaporte Covid para el acceso a la hostelería, hospitales, residencias y complejos que no estén al aire libre.

Complejo de vacunación instalado en el Pabellón de La Casilla de Bilbao.

Complejo de vacunación instalado en el Pabellón de La Casilla de Bilbao.

Era el escenario que las consejerías de Salud temían, la que querían evitar por todos los medios. Índices disparados y calles, comercios y restaurantes abarrotados en víspera de Navidad. En Euskadi y Navarra se ha hecho realidad. Ambas comunidades vecinas registran ya los índices más elevados de toda la pandemia. Navarra lo hizo hace unos días y el País Vasco lo registró ayer con una incidencia acumulada de 969 casos por cada 100.000 habitantes. Se trata de un incremento del 25% en la incidencia en apenas una semana. En la comunidad Foral la cifra roza ya los 1.200 casos. Y lo que es más inquietante, la previsión es que la situación pueda seguir complicándose en los próximos días.

Estas cifran prácticamente triplican la incidencia media que se registra en el resto del país. Según los últimos datos del ministerio de Sanidad la incidencia media en nuestro país es de 381 casos.

Desde esta medianoche en Euskadi ya se exige la presentación del certificado Covid no sólo para acceder a toda la hostelería sino también para hacerlo a hospitales, gimnasios, residencias y complejos deportivos que no estén al aire libre. La preocupación se ha agudizado tras la constatación de que la variante Ómnicron ya está presente. En las últimas horas se han confirmado seis casos en Euskadi y no se descarta que puedan aparecer más. Tan sólo consta que uno de ellos pueda tratarse de un contagio tras un viaje a un destino no europeo.  

«Es un momento preocupante»

La secuencia de contagios continúa su senda alcista. Este martes el departamento de Salud confirmó 1.984 contagios en un solo día. La situación continúa tensionando la red sanitaria vasca, con 92 personas ingresadas en UCI y 332 hospitalizadas en planta tras haberse infectado por Covid.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, reconoce que la sexta ola se encuentra en “un momento preocupante”, más aún en un contexto en el que las concentraciones de la población se multiplican en los principales núcleos urbanos. La titular de la sanidad vasca ha llegado a instar encarecidamente a la población a que no descuide el cumplimiento de las medidas sanitarias de prevención: “Les pido que extremen al máximo la prevención en los encuentros de estos días para no poner en riesgo a quienes más queremos”. En la última semana en Euskadi 19 personas han fallecido a consecuencia del Covid.

A partir de hoy comenzará la vacunación de los niños de entre 9 a 11 años, cuyo proceso de inoculación se prolongará los próximos días y con el que se confía en poder mitigar la expansión de la pandemia. Salud insiste en que vacunarse es la mejor protección contra el virus y llama a los padres de los menores de 12 años a que no duden en facilitar la protección a sus hijos. Niños que se han convertido además en uno de los focos más activos de contagio al resto de la población: “No vacunarse supone seis veces más riesgo de hospitalización y diez veces más de terminar en la UCI”.

Vacunación de menores

La situación de los menores preocupa de modo especial. La incidencia de casos entre ellos es muy superior a la media. Los últimos datos situaban la incidencia acumulada en los 1.668 casos por cada 100.000 habitantes en el caso de los niños de entre 0 a 9 años. Tanto en Euskadi como en Navarra el número de aulas que han tenido que ser clausuradas por contagio va en aumento de día en día.

Hace sólo unos días el lehendakari se mostró confiado en que la tendencia al alza de la pandemia pudiera ir remitiendo. Sin embargo, los últimos datos aportados por su consejera de Salud revelan que por ahora el tensionamiento del sistema sanitario podría continuar. Osakidetza ya se ha visto obligada a tener que activar el nivel dos de su plan de contingencia, que obliga a reforzar los recursos destinados al control de la pandemia. La sanidad vasca ha aplazado las intervenciones quirúrgicas no urgentes, así como las consultas y pruebas de pacientes crónicos que sean de seguimiento y no tengan prioridad.

Las autoridades también han reclamado a las entidades e instituciones a que tengan prevista la celebración de algún evento y que “analicen la situación y valoren el riesgo potencial” antes de organizarlos. Ayuntamientos como los de Bilbao y San Sebastián han suspendido la celebración de una de las ferias más populares, la de Santo Tomás, prevista para el día 20, y que reunía a decena de miles de visitantes cada año. También se han anulado otros eventos como cabalgatas o parque infantiles propios de la Navidad.

Te puede interesar

Comentar ()