España

Nerviosismo en Moncloa: Sánchez vuelve a exhortar que se convalide la reforma laboral

El líder socialista asegura ante el Comité Federal de su partido, reunido para celebrar el segundo aniversario de su investidura, que el PSOE "cumple con los ganaderos" en alusión a la polémica con Garzón

Pedro Sánchez comparece ante el Comité Federal del PSOE

Pedro Sánchez comparece ante el Comité Federal del PSOE EFE

Al Gobierno no terminan de salirle las cuentas para sacar adelante la reforma laboral en el Congreso de los Diputados tras el acuerdo con los agentes sociales. El nerviosismo se ha instalado en la coalición y muestra de ello es el exhorto que ha lanzado Pedro Sánchez en el segundo aniversario de su investidura. Y es que este viernes 7 de enero se cumplen dos años de su elección como presidente del Gobierno, lo que ha celebrado reuniendo a su Comité Federal para hacer balance de este tiempo.

Y buena parte de esa intervención ha estado centrada en la reforma laboral y en la petición que ha lanzado a todos los partidos de la oposición para que la apoyen sin introducir cambios. «Es un acuerdo de país, bueno para España, para la creación de empleo y por eso pido formalmente el apoyo de todos los grupos parlamentarios a la convalidación de la reforma», ha dicho el jefe del Ejecutivo. «Cada grupo -ha agregado- tendrá alguna objeción, las tiene la patronal, los sindicatos, el Gobierno… pero no habrá acuerdo si cada uno no cedemos en algo. Lo otro se llama imposición y de eso tuvimos mucho con el PP».

Llama a rebato a los suyos para defender por España la reforma laboral

Sánchez ha pedido a los suyos que «nos volquemos en defender y explicar el acuerdo, en todos los pueblos de nuestro país, para que todas las fuerzas políticas voten sí», consciente de que no solo PP y Vox la rechazan, sino que el acuerdo ha generado críticas en sus socios parlamentarios habituales como ERC, EH-Bildu y PNV.

El pacto de la reforma laboral «representa a la amplia mayoría de los españoles», por ello se ha preguntado «qué intereses defiende la oposición si no defiende ni los de los empresarios ni los de os trabajadores. Que arrimen esta vez el hombro», ha pedido para pasar a enumerar los aspectos más sustanciales del acuerdo y proclamar que se trata de «una buena reforma porque es una reforma acordada con todos los que han querido arrimar el hombro. Seguimos con la mano tendida».

En una reunión semipresencial por los altos niveles de contagio del Ómicron, se ha quejado de que España «soporta una oposición que vota en contra de quitar el término disminuido de la Constitución, que se opondrá a la primera ley de vivienda sin haberla leído y a una reforma laboral acordada, que boicotea el uso de los fondos europeos y que se llaman constitucionalistas, pero incumplen sus deberes» constitucionales como la renovación del CGPJ, mil días ya pendiente de esos nuevos nombramientos.

De la Guerra de Irak a Rodrigo Rato

Pero «poco o nada se puede esperar de una derecha sin proyecto y rehén de la ultraderecha» y tras hacer un repaso descarnado de los gobiernos del PP, lo que le ha llevado incluso hasta al Guerra de Irak, ha llegado a subrayar que tuvieron unos equipos económicos «tan despreocupado por los demás, que acabaron en la cárcel», en alusión a Rodrigo Rato. Por el contrario, el Gobierno surgido tras al investidura de 7 de enero de 2020 «puso fin a los recortes, a la corrupción, al descrédito institucional y a la parálisis».

Tras reivindicar en varias ocasiones su proyecto socialdemócrata, en la misma línea del último congreso socialista, y tras apelar a los buenos datos de recuperación económica y de empleo obviando las revisiones a la baja que han hecho todo tipo de instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, ha defendido que la socialdemocracia, «no solo está más viva que nunca sino que es más necesaria que nunca. Hay distintas formas de gestionar las crisis, o avanzar o retroceder. Se puede salir de una crisis reforzando el patrimonio común que significa el estado del bienestar, con el uso ejemplar a los recursos públicos. Y con acuerdos y no con contrareformas que quebraron los consensos sociales».

«Nuestro proyecto es que España crezca. Debemos seguir cumpliendo con nuestros compromisos, cumplir con la palabra dada y lo vamos a seguir haciendo los dos años que nos restan de legislatura», ha insistido respecto a su voluntad de llegar a 2023. También ha hecho una alusión velada a la última polémica generada por su ministro de Consumo, Alberto Garzón, respecto a la mala calidad de la carne que exporta España cuando ha defendido que «el PSOE cumple con sector sector primario, con los agricultores y ganaderos, gracias a la PAC y a la ley de seguridad alimentaria».

El Comité Federal ha servido para dar el pistoletazo de salida a la campaña en Castilla y León

Por otro lado, y en alusión a la pandemia, ha admitido que la Ómicron «nos hará ver cifras aún más altas de contagio» y que «habrá que aprender a convivir» con el Covid «como con otros muchos virus. En todo caso, estamos mucho mejor que hace un año. Somos un ejemplo a nivel mundial. Tenemos que perseverar en la estrategia que ha dado sus frutos».

Pedro Sánchez ha reunido también a su comité Federal para dar el pistoletazo de salida de la campaña electoral en Castilla y León. De hecho, además de la intervención del líder socialista, ha tomado la palabra Luis Tudanca, que el 13 de febrero disputará la presidencia autonómica al popular Alfonso Fernández Mañueco.

Te puede interesar

Comentar ()