España

Condenado a un año de prisión el ex presidente de la Federación de Baloncesto por apropiación indebida

José Luis Sáez ratifica en la Audiencia de Madrid el acuerdo de conformidad al que llegó a mediados de diciembre con la Fiscalía y se cierra el caso tras más de cinco años | El ex mandamás ingresa 47.700 euros como responsabilidad civil derivada del delito

José Luis Sáez, en un acto durante su etapa como presidente de la Federación Española de Baloncesto.

José Luis Sáez, en un acto durante su etapa como presidente de la Federación Española de Baloncesto. FEB

La Audiencia de Madrid ha condenado este lunes al ex presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) José Luis Sáez a un año de prisión como autor de un delito continuado de apropiación indebida, al haber imputado a la entidad deportiva gastos particulares y familiares como comidas y viajes. Sáez, además, deberá pagar una multa de 3.375 euros (cuatro meses y quince días a razón de una cuota diaria de 25 euros) y parte de las costas del proceso.

El día señalado para la celebración del juicio en la Sección 29 de la Audiencia de Madrid, los dos acusados -el ex presidente y el ex secretario general-director económico de la FEB Luis Giménez– han ratificado el acuerdo de conformidad alcanzado a mediados del pasado mes de diciembre con la Fiscalía Anticorrupción, al que se adhirió la acusación particular ejercida por la Federación de Baloncesto. En el caso del ex responsable económico, la condena es de seis meses de prisión y el pago de tres meses a razón de 25 euros (2.250 euros).

Como establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, las costas procesales se han impuesto a los responsables criminales del delito, si bien éstos no tendrán que pagar las de la acusación particular al haber renunciado a ello expresamente la Federación de Baloncesto. La pena incluye también la accesoria de inhabilitación especial del  derecho de sufragio pasivo durante el tiempo que duren las condenas.

Sentencia firme

El propio Sáez ha informado de la resolución, que alcanza ya firmeza, con un mensaje publicado en su perfil oficial de Twitter: «Hoy he tomado la decisión más importante de mi vida. He luchado hasta donde mis fuerzas han podido. Mi familia, mi salud y mis amigos recomendaban una salida a un bucle que me consumía. ‘He apostado por vivir’. A aquellos que en estos seis años han estado al lado: Gracias».

Durante la fase de instrucción, el ex presidente de la FEB ha intentado defender que siempre actuó dentro de un «marco legal» y que los auditores nunca llegaron a emitir salvedades en sus informes de cuentas anuales sobre el uso de fondos federativos para gastos personales a través de la cuenta de anticipos, que él liquidaba a posteriori.

Esa defensa no ha tenido acogida ni por parte de la fiscal ni de los dos jueces que han instruido el caso. «El acusado José Luis Sáez, durante la etapa en que ocupó el cargo de presidente de la Federación Española de Baloncesto, desde el  20 de noviembre de 2004 a 9 de julio de 2016, actuando como máximo responsable económico del citado organismo, implantó un sistema que le permitió a lo largo del tiempo disponer del patrimonio de la FEB para fines particulares, en lugar de destinarlo a fines propiamente federativos, sin sometimiento a fiscalización alguna», detalla la sentencia de la Sección 29 de la Audiencia de Madrid, con la magistrada Lourdes Casado como ponente.

Sáez ratifica el acuerdo de conformidad con la Fiscalía, que le pedía inicialmente cuatro años de cárcel

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público pedía cuatro años de cárcel para José Luis Sáez como autor y 21 meses para Giménez como cómplice. La petición de la FEB era mucho más elevada: siete años y nueve meses para el ex mandamás federativo, al que imputaba no sólo apropiación indebida sino también la comisión de un delito continuado de administración desleal. 

De esta forma, el Ministerio Público ha aplicado las atenuantes de reparación del daño y la circunstancia analógica de confesión, posibilidad que prevé el Código Penal en su artículo 21. La sentencia alcanza firmeza tras reconocer los acusados los hechos y ratificar el acuerdo alcanzado con las acusaciones, sin necesidad de que se celebrara el juicio.

Entre los gastos que las acusaciones consideraban indebidos se encuentran los 45.685,68 euros correspondientes a las estancias y tratamientos que el ex presidente del baloncesto español recibió en el Hotel Villa Padierna Palace Hotel y en la Clínica Buchinger, ambos en Marbella. En el segundo establecimiento, la factura se cargó concretamente al descuento comercial pactado con la agencia de viajes que trabajaba con la Federación por alcanzar un determinado volumen de ventas (rappel). 

Condena en costas y pago de 47.700 euros más

El reproche alcanza también los 22.738,32 euros facturados a cuenta de la estancia de una cuñada de Sáez en el Aparthotel Husa Acacia Barcelona durante el tratamiento médico al que se estaba sometiendo. Estos gastos forman parte de lo que el condenado ha tenido que devolver a la FEB, una cantidad mucho menor de la que la entidad deportiva presidida por Jorge Garbajosa reclamaba inicialmente (187.905,73 euros).

Entre el 15 de diciembre de 2015, cuando estalló el caso en la prensa, y el 22 de junio de 2020 -semanas antes de que el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid dictara auto de apertura de juicio oral-, José Luis Sáez transfirió a la FEB 70.815,95 euros por gastos personales y familiares. Los días 18 y 19 de noviembre, el ex presidente depositó en la cuenta de depósitos de la Sección 29 de la Audiencia de Madrid otros 47.700 euros para hacer frente a la responsabilidad civil derivada del delito, lo que totaliza 118.515,95 euros. La Federación Española de Baloncesto ha renunciado a reclamar cualquier otra indemnización por los daños y perjuicios causados. 

El caso judicial se cierra justo seis años después de que el diario El Mundo desvelara que el Consejo Superior de Deportes (CSD) -entonces dirigido por Miguel Cardenal- había ordenado la realización de una auditoría complementaria a los gastos de esta federación tras recibir una denuncia del Comité de Auditoría, Control y Seguimiento de las cuentas de la FEB -integrado entonces por los presidentes territoriales Joan Fa (Cataluña), Francisco Martín Micó (Galicia) y Germán Monge (Vizcaya)- que alertaba del posible uso indebido de fondos por parte del entonces presidente.

Una querella a Cardenal, origen del caso

En julio de 2016, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) puso las conclusiones de dicho trabajo en conocimiento del Ministerio Público al entender que podían tener trascendencia penal, si bien la Fiscalía tuvo que inhibirse al abrir diligencias el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid en septiembre de ese año a raíz de la querella interpuesta por el ex presidente de la Federación Española de Tenis José Luis Escañuela contra el entonces presidente del CSD, Miguel Cardenal. Escañuela adjuntó la denuncia que el Comité de Auditoría y Control de la FEB presentó a finales de 2015 ante el CSD por posible uso indebido de fondos del presidente, en un intento de acreditar el doble rasero que Cardenal habría seguido con Sáez -supuestamente más benévolo- y con él, al que llevó ante la Fiscalía Anticorrupción.

Si bien la auditoría complementaria se terminó de elaborar el 22 de abril de 2016, el CSD no la elevó al TAD hasta junio de ese año. Y a principios de julio se celebraron las elecciones en las que Jorge Garbajosa tomó el testigo de José Luis Sáez en la presidencia tras permanecer éste 12 años en el cargo (de 2004 a 2016). Fue Sáez el que colocó al ex jugador internacional en la estructura directiva de la FEB -concretamente en el área de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)- cuando colgó las botas en junio de 2012.

Con Garbajosa como presidente, la Federación pasó de renunciar a ejercer acciones contra el anterior dirigente al entender que no había provocado ningún perjuicio por haber devuelto parte del dinero a pedir casi el doble de condena que la Fiscalía Anticorrupción. En una entrevista concedida a Diario de Sevilla en diciembre de 2012, el hoy máximo responsable de la FEB consideró que Sáez era un «padre deportivo» para él y una «persona clave» en su vida deportiva y personal. 


Esta información se ha actualizado el 11 de enero de 2022 tras tener acceso a la sentencia de la Sección 29 de la Audiencia de Madrid.

Te puede interesar

Comentar ()