España

Rodríguez asegura que el Gobierno "goza de buena salud", pero elude defender a Garzón

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. EP

En plena polémica por las palabras del titular de Consumo, Alberto Garzón, respecto a la pobre calidad de la carne de las macrogranjas, los ministros del área socialista mantienen las armas en alto. Si abrió fuego este martes Luis Planas, responsable de Alimentación, calificando esta polémica de «lamentable» por poner en «tela de juicio a los ganaderos», tampoco ha tenido el líder de IU ningún auxilio desde la mesa de las ruedas de prensa posteriores a la reunión del Consejo de Ministros, aunque en todo momento se ha soslayado la gran cuestión respecto a si su continuidad en el Gobierno es sostenible.

Las declaraciones de Planas «han sido elocuentes y claras con el que es el compromiso del Gobierno con el sector ganadero en nuestro país, inequívoco, claro y total y el resto no contribuye a a puesta en valor de un sector del que todos nos sentimos orgullosos», ha arrancado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez. Y ese apoyo «se constata en hechos» como la ley de cadena alimentaria, en el plan estratégico para la PAC -con un incremento del 11 por ciento de las ayudas al sector ganadero- o en una estrategia de mejora de la competitividad del sector.

En definitiva, «frente a las palabras y al ruido, hechos y compromisos. Nuestro sector cumple con todos los estándares de calidad de la UE y es de excelencia y el gobierno trabajará apoyando al sector». Pero la ministra ha soslayado dos cuestiones, primero, las acusaciones de «deslealtad» que les han lanzado sus socios y por otro, la continuidad de Alberto Garzón en el Consejo de Ministros, defendiendo que, «al margen de cualquier polémica que podamos tener dos, tres, cuatro o cinco días lo relevante del gobierno de coalición es que sus acuerdos se traducen e decisiones que se publican en el BOE».

Rodríguez defiende la «salud» del Gobierno

Otra de la señas de identidad «ha sido el diálogo hacia afuera, pero también entre nosotros y hacer pedagogía de un gobierno de coalición, con una singularidad añadida, que está en minoría parlamentaria y ha alcanzado grandes acuerdos». En definitiva, «la salud del gobierno se mide en la capacidad de decisión» y a pesar de esta enésima crisis «gozamos de buena salud este Gobierno»

En cuanto al anunciado control de los test de autodiagnóstico, Rodríguez ha puesto el acento en el «compromiso permanente» del Gobierno en el control del coronavirus, pero ha remitido a un acuerdo de la comisión interministerial «en los próximos días».

Han comparecido la portavoz gubernamental, Isabel Rodríguez, y los titulares de Presidencia y Exteriores, Félix Bolaños y José Manuel Albares, respectivamente. Bolaños, negociador del Gobierno para la reforma laboral, -aun sin apoyos parlamentarios suficientes- ha confirmado su voluntad de hablar con todas los Grupos. Cree Bolaños que a este acuerdo, fruto del diálogo de los agentes sociales, «se tiene que sumar la gran mayoría de los grupos y quien no lo haga tendrá que explicarlo. Queda tiempo por delante», ha agregado admitiendo que primarán el diálogo con sus socios parlamentarios, de los que ha dicho que no se entendería que «votaran a favor del marco impuesto por el PP en 2012», en alusión a la reforma de Fátima Báñez.

«El Gobierno está cumpliendo» dice Bolaños

«El Gobierno está cumpliendo», insiste Bolaños, sobre todo en lo que afecta a los compromisos vinculados al plan de Recuperación y Resiliencia y en otras materias como la ley de vivienda -que pasará en breve, en segunda vuelta, por el Consejo de Ministros- la ley de equidad del sistema de salud, una cartera de servicios sociales, reforma de la ley integral de la violencia de género, ley de trata y de conciliación e iniciativas en torno a la lucha contra la corrupción. «Una norma por día», ha calculado el ministro de Presidencia.

También está incluido la ley Trans, el plan de familias y la reforma del aborto que forman parte de las competencias de Unidas Podemos en el Gobierno y ue el ministro no citó en su primera intervención.

Albares ha presentado el anteproyecto de Ley de Cooperación Sostenible y Solidaridad Global mientras que Bolaños el plan anual normativo de 2022 «para arrancar el año afrontando la reformas estructurales», ha explicado Rodríguez, «con la tranquilidad de que hemos cumplido». El vicepresidente en la sombra ha adelantado que la primera mitad de la legislatura «ha sido fructífera desde el punto de vista de las políticas públicas y de la rendición de cuentas». «Pero seguimos, queda otra mitad de la legislatura». El objetivo es «consolidar el crecimiento económico y conseguir mayor cohesión social, derechos y libertades, esto es, «dignificar cada días las condiciones de vida de los ciudadanos».

Te puede interesar

Comentar ()