España

Sánchez irá sin prensa a Abu Dabi y no verá al Rey emérito

Felipe VI pronuncia un discurso en presencia de Pedro Sánchez y Margarita Robles, durante la Pascua Militar

Felipe VI pronuncia un discurso en presencia de Pedro Sánchez y Margarita Robles, durante la Pascua Militar EFE

Sin luz ni taquígrafos. El presidente del Gobierno Pedro Sánchez visitará el miércoles Abu Dabi para reunirse con el príncipe heredero y líder «de facto» de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Zayed al Nahyan, el anfitrión de Juan Carlos I en el país árabe. Lo hará sin prensa, ni siquiera medios gráficos, y con una representación muy reducida de la delegación que le acompaña desde Madrid. Fuentes oficiales descartan cualquier encuentro con el Rey emérito, que reside en Abu Dabi desde agosto de 2020.

Sánchez celebrará la tarde del miércoles un encuentro a puerta cerrada con Bin Zayed al Nahyan al que está vetados todos los medios de comunicación que viajan con el presidente. La Moncloa atribuye esta absoluta falta de transparencia a las autoridades emiratíes y al enorme celo con el que tratan la figura del heredero. Por razones de seguridad la prensa no tendrá autorización para tomar fotografías y vídeo durante toda su estancia en Abu Dabi, tampoco en las instalaciones aeroportuarias antes de partir del aeropuerto del emirato rumbo a Madrid.

El presidente emprende este martes, tras el Consejo de Ministros, una visita oficial a Emiratos en el marco del día de España que se celebra el miércoles en ExpoDubái, la primera exposición universal que alberga un país árabe. El periplo de apenas 24 horas tiene un marcado objetivo político y económico y busca «relanzar las relaciones» con uno de los principales actores de la región, tercer exportador de petróleo de Oriente Próximo y clave en los conflictos que han recorrido la zona en la última década, desde Libia a Siria o Yemen.

Solo habrá cobertura de prensa en Dubái, durante la mañana del miércoles. Sánchez viaja en el avión con los ministros de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, y Asuntos Exteriores, José Manuel Albares; una decena de periodistas y una docena de empresarios, entre otros. A diferencia de lo que sucedió en el viaje reciente a Egipto, el presidente sí ofrecerá una rueda de prensa tras inaugurar un foro empresarial, visitar el pabellón de España y reunirse con el emir de Dubái, Mohamed Bin Rashid al Maktum.

El Rey emérito no ha sido invitado a los actos del día de España y fuentes oficiales insisten en que su presencia en el país no ha condicionado el diseño y la planificación de un viaje cuyo espíritu -subrayan- se basa en la voluntad compartida de relanzar las relaciones bilaterales. Precisamente, en conversación con Carlos Herrera difundida este lunes por Cope, Juan Carlos I insiste en su deseo de regresar a España. Según le traslada al periodista sevillano, el emérito aguarda a que «concurran las circunstancias oportunas para viajar a España, cosa que estoy deseando». Unas condiciones que pasan principalmente por no perjudicar a su hijo Felipe VI, con quien permanece en contacto.

Sobre la ausencia de Felipe VI, que sí ha visitado algunas de las exposiciones universales previas, fuentes gubernamentales recalcan que la política exterior la marca el Gobierno y será un viaje de alto contenido político, con la firma de varios memorandos de entendimiento y la búsqueda de nuevas oportunidades para las empresas españolas.

Te puede interesar

Comentar ()