España

Yolanda Díaz pide al PP votar a favor de la reforma laboral "si no cambia nada" respecto a la de 2012

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. EP

A apenas 24 horas de la convalidación de la reforma laboral, el proyecto rey de la presente legislatura, el PSOE se encomienda sin fisuras a la ‘vía Ciudadanos’. Mientras Yolanda Díaz sigue presionando a los socios de investidura, enrocados en el ‘no’ por la negativa de Moncloa de atender sus pretensiones, a Sánchez sólo le quedan cuatro ‘síes’ para aprobar el marco laboral sin ERC, Bildu ni el PNV, a la espera de que el PDeCAT anuncie su voto favorable y que UPN se quede en la abstención.

Precisamente, la reforma laboral ha ocupado muchas de las preguntas de la sesión de control de este miércoles, marcada por la ausencia tanto de Pedro Sánchez como de Pablo Casado. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha querido hurgar en la complicada posición del PP en esta cuestión, después de que el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, reconociese desde su escaño que el nuevo marco laboral que prevé aprobar el Ejecutivo este jueves no es más que una operación de «maquillaje» respecto a la que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012.

«Ustedes no han derogado la reforma laboral del PP, sólo la han maquillado (…). Para ustedes lo importante no es salvar empleos, sino sólo uno, el suyo y el del señor Sánchez», zanjaba el número dos de Pablo Casado, a lo que Yolanda Díaz ha respondido con la pregunta obvia. «Si no cambia nada, ¿por qué no votan a favor de la reforma laboral?», cuestionaba la vicepresidenta segunda del Gobierno.

Esa misma pregunta se hicieron en su día algunos cuadros del PP, entre ellos el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que planteó hace semanas revisar el rechazo del PP en el Congreso a la nueva legislación laboral aprobada con el visto bueno del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y valorar una abstención. El presidente del PP, Pablo Casado, negó la mayor y fijó posición. «No somos un partido para intentar enjuagar todos los enredos del PSOE y de Podemos. ¿Por qué el PP va a tener que votar a favor de una contrarreforma laboral que enmienda la nuestra, admirada en Europa, para intentar enjuagar los acuerdos de Sánchez?», se preguntaba el líder de la oposición.

El ‘no’ del PP se une al de Vox y al de los socios de investidura del Gobierno. ERC, Bildu, PNV, JxCat y el BNG también rechazarán la contrarreforma si el Gobierno opta por la vía de la derecha y acepta los votos de Ciudadanos y de otras formaciones minoritarias. Más País, Compromís, el PRC, Teruel Existe, Coalición Canaria o Nueva Canarias ya han anunciado su voto a favor con la condición de Sánchez: no tocar ni una coma del decreto base acordado con los agentes sociales.

Te puede interesar

Comentar ()