Castilla y León | España SONDEOS 13-F

Vox se convierte en el árbitro para decidir el Gobierno de Castilla y León, según las últimas encuestas

El presidente de Vox, Santiago Abascal (c), y el candidato de VOX a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (i).

El presidente de Vox, Santiago Abascal (c), y el candidato de VOX a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (i).

Las elecciones autonómicas que este domingo se han celebrado en Castilla y León podrían tener un sabor agridulce especialmente para el PP. El último dato de participación –51,62% a las 18:00 horas– ha disparado la intranquilidad en las filas populares, que fían a la movilización de los suyos el salvar los muebles en la región y evitar a toda costa un eventual vuelco electoral que diese posibilidad de suma al bloque de la izquierda con las fuerzas de la llamada España Vaciada. Pero lo que ya nadie duda en el primer partido de la oposición es que el pacto con Vox será inevitable.

Este es el escenario en el que coinciden las últimas encuestas. El sondeo más optimista para los de Santiago Abascal es el que publica Metroscopia, que pronostica que Vox logrará esta noche entre 13 y 16 procuradores y arrastrará el 18,7% del voto. Según la mencionada empresa demoscópica, el PSOE le pisaría los talones al PP, que se quedaría en un máximo de 31 procuradores (con el 30,7% del voto). Luis Tudanca lograría entre 27 y 29 escaños y algo más del 29% de las papeletas, pero no habría aritmética posible para una izquierda que sólo podría sumar a Podemos -con una horquilla de entre 2 y 3 escaños– y con algunas fuerzas regionalistas. Tanto Unión del Pueblo Leonés (UPL) como Soria Ya arrasarían en sus respectivas provincias y entrarían en las Cortes con hasta 3 procuradores cada uno. Por Ávila y Ciudadanos pelearían por obtener un representante.

Por su parte, los últimos datos de GAD3 para ABC publicados a las 20:00 horas de este domingo aportan algo más de oxígeno a Pablo Casado, que salvaría los muebles con el 33,2% de los votos y entre 31 y 33 procuradores. La suma estaría garantizada con un Vox al alza, que crecería hasta entre 11 y 13 escaños según los pronósticos de la empresa dirigida por Narciso Michavila. Según estos cálculos, PSOE y Podemos sumarían como máximo 31 procuradores, mientras que la estimación de GAD3 es semejante a la de Metroscopia en el caso de Ciudadanos (1 escaño) y las tres fuerzas de la España Vaciada, cuyos partidos se convertirían en uno de los grandes triunfadores de la noche.

Las cifras de GAD3 son muy similares a las que aporta el último sondeo de Sigma Dos para El Mundo. La derecha se hará esta noche con la victoria, pero con un margen muy ajustado. Así, el PP lograría entre 30 y 32 escaños y el 32,4% del voto, mientras que Vox ratifica su tendencia al alza con un cómodo resultado de entre 10 y 12 procuradores. La tensión está garantizada en el escrutinio de este domingo, ya que el bloque de la izquierda, según estas previsiones, se aproximaría a los 40 escaños si PSOE y Podemos se sitúan en su horquilla más alta y logran sumar con UPL (3); Soria Ya (3) y Ciudadanos (1).

Alfonso Fernández Mañueco anunció por sorpresa la disolución de las Cortes de Castilla y León el pasado 20 de diciembre. Entonces, el PP avanzaba con velocidad de crucero en los sondeos, que pronosticaban que los populares rozarían la mayoría absoluta -fijada en 41 escaños- con una horquilla mínima de 38 procuradores. Sin embargo, la fuerza de los de Pablo Casado ha ido desinflándose con el paso de las semanas, mientras que Vox se fortalecía a su derecha. Al mismo tiempo, el PSOE registraba una leve recuperación, pero aún del todo insuficiente. Pedro Sánchez y Luis Tudanca cogieron fuelle especialmente en los últimos días de campaña, animando a los suyos a movilizarse y alentando un eventual vuelco en las elecciones autonómicas.

Este domingo, casi 2,1 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas en Castilla y León, unas elecciones inéditas no sólo por haber sido convocadas antes de tiempo, sino porque se han convertido en los primeros comicios en la historia de la región que no coinciden con las elecciones municipales. Un halo de incertidumbre ha cubierto el proceso abierto este 13 de febrero, en que el PP se juega revalidar su papel al frente de la Junta, aunque las opciones de gobernar en solitario, el objetivo que se había marcado Pablo Casado desde el principio, es ahora un escenario altamente improbable.

Noticia en ampliación

Te puede interesar

Comentar ()