España

La Policía recibirá otro año más un alud de recursos de opositores por el test de ortografía

El tribunal calificador desestima las impugnaciones de los aspirantes y mantiene como correctas las palabras ‘majorette’, ‘stent’ y ‘software’ escritas en redonda | Las oposiciones de acceso al Cuerpo, camino una vez más de dirimirse en los tribunales

La Dirección General de la Policía recibirá durante el próximo mes centenares de recursos de alzada de opositores que han quedado apeados del proceso selectivo al no prosperar la petición para que se anularan tres vocablos escritos en redonda en el cuestionario de ortografía que el tribunal había calificado como correctos y que ellos entienden que son erróneos por tratarse de extranjerismos, por lo que deben figurar en cursiva.

Un día después de anunciar que la nota de corte se rebajaba de 5 a 4 puntos, la Policía Nacional ha publicado este martes los resultados obtenidos por todos los aspirantes tanto en la prueba de ortografía como de conocimientos (5). Ello ha permitido conocer que se han desestimado las impugnaciones que numerosos candidatos presentaron tras conocer la plantilla con las respuestas al examen.

Ahora dispondrán de 30 días para recurrir en alzada ante el director general, antes de agotar la vía administrativa y poder acudir a los tribunales. Ya se están organizando a través de grupos de Whatsaap -presumiblemente presentarán queja ante el Defensor del Pueblo, como ha ocurrido en convocatorias anteriores- mientras las academias que los han formado les están ofreciendo ya escritos-tipo para que puedan impugnar el resultado. La historia vuelve a repetirse un año más; no es aventurado pensar que terminarán dirimiéndose en los juzgados.

Formulario con el resultado obtenido por un opositor.

La polémica ha girado este año en torno a las palabras majorette, stent y software. Éstas aparecían escritas en redonda en el cuestionario que debían responder, lo que llevó a muchos opositores a marcarla como incorrectas al tratarse de términos sin adaptación al español y que deben escribirse en cursiva. La primera es una voz francesa y las dos restantes, inglesas.

En el enunciado del examen se decía que, para la corrección de la prueba, se utilizarían las entradas propias que figuran en el Diccionario de la lengua española, obra lexicográfica de referencia de la Real Academia. La Ortografía de la Lengua Española aconseja la escritura de extranjerismos en cursiva o bien con comillas, lo que permite presentarlos como vocablos no propios.

«Normas a su manera»

«Dicen que lo que se preguntaba es si aparece o no en la RAE, no de qué forma se escribe. Por esa misma regla de tres, la palabra «abasallar» (por poner un ejemplo) aparece en la RAE, sólo que escrita con ‘v’. Se toman las normas a su manera», declara a este diario el director de una academia castellano-manchega que desde hace más de 30 años prepara a opositores que buscan entrar en las Fuerzas Armadas y en los cuerpos policiales.

En la convocatoria correspondiente a la XXXIII promoción, anunciada en 2016, la Policía Nacional dio por buenas en cursiva cinco palabras (apartheid, byte, paparazzi, remake y spot) siguiendo la regla que prescribe la RAE, a diferencia de lo que ha ocurrido este año. Este precedente había llevado a muchos aspirantes a confiar en que el tribunal calificador estimaría las impugnaciones y excluiría los términos majorette, stent y software. Finalmente han sido corregidas las 100 palabras del cuestionario, que los opositores tenían que responder en un plazo máximo de ocho minutos.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Fuentes conocedoras de este proceso selectivo aseguran que son «numerosos» los candidatos que no podrán pasar a la entrevista -la última fase de las oposiciones- por haber marcado como incorrectas esas tres palabras, dado que los errores penalizan: cada fallo restaba un acierto. «No sólo juegan con el esfuerzo y el sacrificio de los opositores. A las academias también nos tiran, porque enseñas que determinadas palabras se escriben de una manera y luego van al examen y las corrigen de otra forma», añade el mismo director del centro docente.

Posiblemente es la última vez que las oposiciones de ingreso a la Policía Nacional incluyen un examen de ortografía como se conoce ahora. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la pasada semana la orden por la que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, modifica la norma que desde 1989 desarrollaba las previsiones contenidas en el reglamento de ingreso, formación, promoción y perfeccionamiento de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. En la nueva disposición ya no figura la ortográfica como prueba de selección, si bien se pueden incluir contenidos relacionados con el léxico en el ejercicio de conocimientos.

Si en el test ortográfico se ha rebajado a 4 la nota, se ha mantenido en el 5 la de conocimientos, consistente en un cuestionario formado por 100 preguntas -extraídas de un programa formado por 44 temas de ciencias jurídicas y sociales y materias técnico-científicas- con tres alternativas de respuesta a rellenar en un plazo máximo de 50 minutos.

Te puede interesar

Comentar ()