Día Internacional de la Mujer Día de la Mujer

España

Podemos convertirá las manifestaciones del 8M en una protesta contra la postura de la UE con la guerra

Irene Montero e Ione Belarra, en el Congreso de los Diputados.

Irene Montero e Ione Belarra, en el Congreso de los Diputados. EFE

Unidas Podemos aprovechará la huelga general y las manifestaciones derivadas del Día Internacional de la Mujer para reivindicar la postura del partido en contra de la tomada por la Unión Europea y, recientemente, por el PSOE; su socio de coalición: suministrar armas a las milicias ucranianas para defenderse de la invasión rusa. Lo hará a lo largo de la jornada, que finalizará con una gran movilización que atravesará dos de las principales arterias de Madrid: el paseo del Prado y la Gran Vía.

La rectificación de la decisión de enviar armamento desde España, más allá de la colaboración nacional en el Fondo para la paz europeo, ha abierto fisuras en el Ejecutivo de coalición. Mientras la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda Yolanda Díaz no termina de posicionarse al respecto, las dos representantes de Podemos, Ione Belarra e Irene Montero defienden un no rotundo a la guerra.

Este fin de semana, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Belarra, situaba al PSOE y a la derecha entre «los partidos de la guerra» por apoyar la intervención indirecta en el conflicto generado en Europa del Este por la invasión rusa de Ucrania. En esa alocución, la líder de Podemos vinculaba al feminismo con la paz. «La paz ha venido de la mano de las mujeres, que han sido capaces de mirarse a los ojos, de reconocerse como hermanas, y han iniciado un camino a la paz sin mirar atrás», añadía Belarra.

Esta calificación a todos los partidos a la derecha de Unidas Podemos en el eje ideológico, ha provocado la repulsa de los mismos. El propio PSOE ha sido uno de ellos. Este lunes, la ministra de Defensa Margarita Robles, compañera de alianza gubernamental, reprochaba a los morados que la única persona que está haciendo la guerra es Putin. Y, por este motivo, la comunidad internacional, incluida España, no pueden «mirar hacia otro lado». «Es momento de altura de miras, de dejar de mirarse el ombligo y ayudar a la población de Ucrania», ha advertido.

La ‘segunda’ de Belarra y ministra de Igualdad, Irene Montero, apuesta por una alternativa: «la diplomacia de precisión, la altísima política». Un término que Robles no entiende, y que responde, dice, a posturas «puramente individuales». «España apoyó fervientemente la vía diplomática», y no funcionó, ha resaltado.

«La vía diplomática va a seguir» ha indicado Robles, pero mientras tanto Europa no puede permanecer «impasible». Y ha señalado que «cualquier persona con un mínimo sentido humanitario no puede mirar a otro lado ante el drama humano que estamos viendo en Ucrania».

La crítica del PP

El PP ha pedido la salida de Unidas Podemos del gobierno de coalición, porque considera que «le preocupa más los sillones» de Moncloa «que la paz en Ucrania». Así lo ha expresado Esteban González Pons este lunes, tras la rectificación hecha por los de Belarra respecto al PSOE, trasladando exclusivamente el «fervor belicista a la derecha».

«Cuando se trata de que les tiren del gobierno, dan un paso atrás y piden perdón al PSOE por si le han ofendido. Es impresentable que tengamos soldados en las repúblicas bálticas, en Bulgaria o en el mediterráneo, y una parte del gobierno comprenda las razones de Putin».

Te puede interesar

Comentar ()