España

Cayetana Álvarez de Toledo ataca a los "pánfilos y pelotas" que apoyan a Margarita Robles

Cayetana Álvarez de Toledo.

Cayetana Álvarez de Toledo. EP

La diputada del PP por Barcelona y exportavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, considera que la comparecencia de la ministra de Defensa, Margarita Robles, tras la destitución de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, evidencia que no se la puede «desvincular» de la política de Pedro Sánchez. Por eso, ha mandado un recuerdo «muy especial a los pánfilos y pelotas» que «se afanaron en desligarla del sanchismo».

«Margarita Robles como el bastión frente a los independentistas. La coartada se acabó. Los que han querido desvincularla de la mala política de Sánchez y presentarla como una ministra que sí es razonable. Esto se cae», ha declarado Álvarez de Toledo a Europa Press.

Así se ha pronunciado después de que Robles haya reivindicado el «apoyo» que tiene del presidente del Gobierno y no haya aclarado los motivos que han llevado al cese de Paz Esteban, que ha presentado como «sustitución» y no como «destitución».

«Tomar a la gente por idiota»

Álvarez de Toledo ha señalado que el comportamiento de Robles, que hace una semana expresó su apoyo cerrado a Esteban, «degrada el oficio de la política» y supone además «tomar a la gente por idiota» en «un ejercicio de cinismo impúdico».

Según la diputada del PP, hablar de «sustitución» en este caso es el «típico sucio uso de los eufemismos». «Es humillante para ella y para los ciudadanos», ha manifestado, para echarle en cara que no haya sido capaz de ofrecer a los ciudadanos una explicación «sincera».

Además, ha subrayado que con la destitución de Esteban se «cae» la imagen de Robles como «voz razonable, sensata y moderada» dentro del Gobierno de Pedro Sánchez y que, en su opinión, respondía más a «un producto mediático».

Finalmente, y después de que hace una semana Robles proclamase su «orgullo» por el CNI, ha asegurado que con su comportamiento la ministra ha demostrado que «no tiene un mínimo de orgullo personal». «O me voy o doy una explicación sincera de lo que ha pasado aquí», ha resaltado.

Te puede interesar

Comentar ()