España

Calviño, sobre la baja por menstruación: "Nunca vamos a tomar medidas que estigmaticen a las mujeres"

La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, en el Congreso de los Diputados.

La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, en el Congreso de los Diputados. EFE

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, se ha pronunciado este jueves sobre la propuesta del ministerio de Igualdad de Irene Montero de conceder baja de tres a cinco días a las mujeres que sufran menstruaciones dolorosas, incluida dentro del nuevo proyecto de Ley del Aborto.

La medida no ha sido recibida de forma unánime, con algunas voces señalando que puede suponer una estigmatización de la mujer y de la propia menstruación. Uno de los argumentos es que los dolores asociados a este período ya son de por sí causa de baja, sin necesidad de asociarlos por ley a la menstruación como tal.

«Permítanme que se lo repita con toda claridad, este Gobierno cree y está absolutamente comprometido con la igualdad de género y nunca vamos a adoptar medidas que puedan resultar en una estigmatización de las mujeres», ha asegurado Nadia Calviño tras asistir al Festival Iberoamericano de Creación Sonora.

Calviño no ha querido matizar si cree que la medida de las bajas reguladas por menstruación contribuye a esa estigmatización, pero ha añadido que precisamente se está evaluando qué medidas son necesarias adoptar y cuáles ya están cubiertas por los distintos instrumentos legislativos, dado que actualmente los médicos pueden expedir bajas laborales por reglas dolorosas.

Sin embargo, la posición de Calviño ha abierto una brecha en el Gobierno y forzado la respuesta de Yolanda Díaz, que ha dicho que lo que «estigmatiza» a la mujer es «no tener la sensibilidad suficiente» para comprender que mujeres y hombres son «diferentes».

«Creo que estigmatiza no tener la sensibilidad suficiente para comprender que somos diferentes las mujeres y los hombres y que el mundo laboral no es neutro», ha agregado.

De esta forma, Díaz, tras comparecer en el Senado, se ha mostrado «absolutamente de acuerdo» con la baja laboral de tres días por menstruaciones dolorosas. «Hay que tener una política laboral de género y esta lo es, con las singularidades que debemos tener. Por tanto, completamente a favor», ha asegurado.

La número dos de UGT, en contra de la medida

La vicepresidenta del Gobierno se suma a la postura esgrimida por la número dos de UGT, Cristina Antoñanzas, que este miércoles en la Cadena SER aseguró que la medida podía hacer un «flaco favor» a las mujeres.

«Hay que hacer matizaciones, porque estigmatizar otra vez a las mujeres porque tengamos la baja por tener la regla (hay que hablarlo así de claro) es poner otra vez el foco sobre nosotras», fijo la vicesecretaria general del sindicato, que defiende que si una mujer no se encuentra bien y no puede acudir a trabajar «tiene que ser un facultativo quien decida si tiene esa baja por enfermedad, sea la razón que sea».

«Vamos a llegar a un punto en el que te pregunten en una entrevista de trabajo si te duele la regla», criticó la dirigente sindical, partidaria de que los dolores asociados a la menstruación no se distingan por ley porque «deberían ser lo mismo que un dolor de brazo».

Te puede interesar

Comentar ()