Andalucía | España Elecciones autonómicas del 19-J

Vox pondrá el foco en la inmigración para ampliar el 'efecto El Ejido' a otras zonas de Andalucía

El partido de Santiago Abascal también quiere desarmar la estrategia técnica que está ya desarrollando Moreno Bonilla con la gestión y la economía en el centro para hacerle "cometer errores"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, participan en la jornada 'Mitos y realidades sobre la inmigración en España' organizada por la Fundación Disenso.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, participan en la jornada 'Mitos y realidades sobre la inmigración en España' organizada por la Fundación Disenso. EP

En Vox presumen de tener «las ideas claras» a diferencia del Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo en cuestiones ideológicas como el aborto, tras la nueva reforma de la legislación que lo consolida, o la concepción del Estado, por la breve polémica, ya rectificada, en la que el coordinador general de los conservadores, Elías Bendodo hablaba de la «plurinacionalidad» de España. Es precisamente en ese terreno, el doctrinal, en el que quieren competir los de Santiago Abascal, porque a diferencia de a Juanma Moreno Bonilla, centrado en un régimen de competencia más técnico, les beneficia para afianzar el cinturón verde a lo largo de la costa mediterránea y extrapolarlo a otros puntos de la región. Y, de igual manera, polariza el debate con el PSOE-A.

En concreto, Vox quiere azuzar el debate de la inmigración ilegal y situarlo como principal eje del argumentario que desarrollará en la próxima campaña electoral de cara al 19 de junio. «No es que sea un tema que nos funcione, es que es una realidad. Hay una correlación entre inmigración irregular y delincuencia en los barrios», explican fuentes de Vox a El Independiente.

Contrasta que Vox quiera situar el combate la inmigración ilegal en el centro del argumentario en su aspiración a presidir la Junta de Andalucía cuando el último Barómetro del Centro de Estudios Andaluces (CENTRA), de abril, no lo contempla como uno de los principales problemas de los andaluces. Este estudio, detalla que la entrada de personas al territorio de manera irregular es la primera preocupación del 0,5% de los encuestados; un dato menor que en la última oleada de diciembre de 2021, cuando era cuatro décimas mayor. En un conjunto global, la inmigración irregular es el vigésimo segundo problema de los ciudadanos de Andalucía.

Este posicionamiento persigue dos objetivos. El primero es desarmar la estrategia técnica que está ya desarrollando Moreno Bonilla con la gestión y la economía en el centro, y hacerlo entrar en la ‘arena’ dialéctica que mejor conviene a la derecha radical para hacerle «cometer errores». Algo que en la etapa anterior de Pablo Casado, sí conseguían avivar. Desde la entrada de Feijóo en la dirección del PP, las cuestiones ideológicas apenas han encontrado cabida, mientras que la economía lo ha primado todo. Cambiar el debate, podría favorecer la implementación de Vox en otros territorios.

Según CENTRA, la inmigración es solo el primer problema para el 0,5% de los andaluces

En segundo lugar, poner el foco en la cuestión migratoria pretende reforzar los nichos electorales ya controlados por la formación, como, por ejemplo, en El Ejido (Almería) o Lucena del Puerto (Huelva); pequeñas y medianas poblaciones costeras que, pese a que demandan mano de obra para el sector primario, no quieren ceder espacio a la multiculturalidad.

Pese a que el eje de la inmigración será encabezará la campaña, no perderán valor el de la familia o la agricultura, dos que han valido a los de Abascal para entrar por primera vez en su historia en un Gobierno de coalición en Castilla y León.

Moreno Bonilla marca las distancias

Este lunes, durante un acto preelectoral de presentación de candidaturas en Córdoba, el presidente de la Junta en funciones entraba a valorar, discretamente, el posicionamiento de Vox respecto a la inmigración. «La inmigración tiene que ser regular y ordenada. Pero quiero recordar que gran parte de nuestra producción agrícola, como los frutos rojos en Huelva o en Almería, y la ganadería es gracias a que tenemos inmigrantes que contribuyen al progreso, la riqueza y al bienestar de Andalucía», expresó el candidato del PP-A. «Cada partido decide su argumentario. Lo que digo es que la campaña se haga con naturalidad, con sencillez y sin entrar en asuntos que no sean inquietudes reales de los ciudadanos», añadió.

La inmigración tiene que ser regular y ordenada, pero contribuye al progreso

Horas previas a las declaraciones de Moreno Bonilla, Abascal y la candidata de Vox a presidir la Junta andaluza, Macarena Olona, presentaban en Almería la jornada Mitos y realidades sobre la inmigración en España, organizado por la Fundación Disenso, el centro de ideas del partido. Un evento que sirvió a la formación para reforzar su discurso anti inmigratorio como pistoletazo de salida hacia la campaña electoral, que comienza la madrugada del 3 al 4 de junio.

El rechazo de Vox a la inmigración ilegal en Andalucía se centra especialmente en el procedente de Marruecos u otros países árabes, mientras que la organización prefiere primar el de la Iberosfera. Ya no es solo una cuestión en materia laboral, sino que la hilan con la religión, la diversidad sexual o la libertad de la mujer para ampliar el impacto en otros tipos de votantes, algo que ya ha puesto en práctica Marine Le Pen en Francia. Así lo hizo la propia Olona, que definió la inmigración como «los procesos de aculturación» que «aniquilan por completo nuestra identidad nacional». «Con Vox en San Telmo la situación va a cambiar radicalmente», añadió.

Vox ha aprovechado para poner en mitad de la agenda de campaña que se cumple justo un año de los capítulos de tensión migratoria que se vivieron en la frontera de Ceuta y Melilla con Marruecos; y que Almería tiene la mayor tasa de inmigración de la región con un 21,8 frente a cerca de un nueve porciento de toda la comunidad autónoma.

«Hay un complot para que ganemos»

Desde Vox creen que «hay un complot» del resto de candidatos políticos para que ganen en Andalucía. «A él contribuye Podemos, al no presentarse a tiempo; el PP, que hace que salgamos con más fuerza; y el PSOE». En el caso de los morados, los de Abascal creen que cada vez son percibidos con menos capacidad de gobernar dado que ni siquiera «pueden entregar su candidatura a tiempo».

De los populares entienden que cada paso hacia la gestión puramente tecnocrática de la mano de Feijóo, provoca el abandono de la batalla cultural, como reclaman algunos miembros del propio partido como Cayetana Álvarez de Toledo. Y de Juan Espadas, como de Pedro Sánchez, señalan que con cada alerta y agitación del miedo sobre la ultraderecha, conlleva menos votos para la izquierda.

Te puede interesar

Comentar ()