España

Los cambios de Tezanos colocan al CIS entre las encuestadoras más optimistas con PP y Vox

La atribución dada a los 'populares', a diferencia del resto de sondeos publicados, es la más alta del mes de mayo: 4 puntos por encima de la media | El partido de Santiago Abascal consigue su mejor estimación desde las 10-N

Alberto Feijóo, presidente nacional del PP, participa en un acto organizado por el PP para conmemorar el Día de Europa.

El presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, participa en un acto organizado por el PP para conmemorar el Día de Europa. EP

El ‘efecto Feijóo’ perdura tras el nombramiento del mandatario del PP en el congreso nacional extraordinario de abril en Sevilla. Por segundo mes consecutivo, en Génova, el Partido Popular y Alberto Núñez Feijóo siguen viendo reflejado el impacto de la sucesión interna y el ascenso generalizado del conjunto de mediciones privadas en el organismo público que dirige el sociólogo José Félix Tezanos. Si bien el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) aproximaba a los populares en su anterior estimación al PSOE con un ascenso de cuatro puntos, hasta el 27,2 porciento, ahora lo vuelve a hacer otros 1,5 puntos más. El PSOE mantiene los resultados de abril con el 30,3 porciento de intención de voto, y queda, en un empate técnico, a 1,8 puntos del PP, que logra el 28,6 porciento.

El prestigio del CIS lleva tocado desde hace cuatro años, pese a ser una institución que, aunque autónoma, es dependiente del Gobierno a última instancia. Son numerosas las críticas que las encuestas de Tezanos reciben, desde el ámbito profesional y, especialmente, desde el político, por los métodos empleados por su director a la hora de evaluar el panorama electoral que se vive en el país; siempre con un sesgo a la izquierda y con mayor número de errores en los pronósticos comparado con el escrutinio final real. Concretamente, ocurre desde que Pedro Sánchez entró en el Ejecutivo con la moción de censura a Mariano Rajoy y nombró a Tezanos, hasta entonces miembro de la Ejecutiva del PSOE, como máximo responsable de la institución.

Las últimas elecciones en territorio nacional, las de Castilla y León, certificaron los errores de precisión de la entidad, algo que ya había ocurrido en las anteriores de la Comunidad de Madrid en 2021, donde la suma de izquierdas superaba a la de Rocío Monasterio e Isabel Díaz Ayuso, que finalmente formó Ejecutivo con el apoyo externo de Vox. Tezanos falló en las horquillas de estimación de todos los partidos, mientras que demoscópicas privadas como GAD3 hizo pleno o SigmaDos se aproximó notablemente. Otro aspecto relevante es que, entre mayo y diciembre del año pasado, mientras el grueso de estimaciones de las diversas empresas de consultoría daban al PP de Pablo Casado como ganador de unos comicios, con entre 113 y 139 escaños, el CIS mantenía a los socialistas a la cabeza de la tabla electoral.

En los distintos informes de encuestas electorales, de mayo a diciembre, el CIS otorgaba a los populares la segunda plaza con entre el 20,5 y el 23,4 porciento, lo que extrapolado a número de escaños, algo que no hace el organismo público en sus publicaciones, fijaba un balance de 92 escaños de mínimo y 103 de máximo. El PSOE, por su parte, se movía en torno al 27,4 y 29,6 porciento de voto y los 122 y los 130 escaños, mientras que la horquilla media del resto de sondeos lo posicionaban por debajo del PP con entre 96 y 107 escaños y 24,3 y 27,9 puntos.

Otro aspecto a resaltar es la estimación adjudicada a Vox. A finales del año pasado, los de Santiago Abascal eran percibidos, de media por el resto de las encuestadoras, con entre el 16,5 y el 19,5 porciento y de 65 y 75, mientras que el CIS de diciembre los situó en los 14,6 puntos y los 49 escaños. Se ha repetido entre enero y febrero (14,7-14,8 porciento).

Cambio de método en las encuestas electorales

En marzo, días antes de la publicación del tercer estudio del año, Tezanos comparecía en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados para dar cuenta de su labor en el CIS. Allí, reconoció que sus encuestas electorales venían equivocándose reiteradamente al calibrar la estimación del voto a Vox. Lo achacó a que la formación ultraconservadora posee un considerable «voto oculto» de personas que, en plena llamada para realizar el cuestionario, evitan pronunciarse. Personas, dijo, que «probablemente» proceden del «malestar» y del «voto de castigo».

El CIS es la única encuesta electoral que aproxima más al PP del PSOE

A raíz de ello, la estimación a los verdes subió hasta los 16,3 puntos y 52 escaños en marzo. Y, después de una bajada de porcentaje en favor del PP de Feijóo en abril, esa cifra ha ascendido tres décimas más en mayo. Sin embargo, sigue quedándose corto en comparación con las otras seis de siete encuestas publicadas en lo que va de mes. En su conjunto, la mayoría prevé que Vox abarque entre el 18,5 y el 22,4 porciento de los apoyos electorales y de 67 a 85 parlamentarios. La única encuesta con la que coincide o se aproxima con la predicción a populares y Vox es la de DYM para el periódico 20 Minutos, aunque esta pronostica una victoria del PP.

La novedad es que es la primera vez desde las elecciones generales de 2019 que el CIS y Tezanos estiman tan próximo al PP y al PSOE. Algo que contrasta más tiendo en cuenta que supera en 2,3 puntos a IMOP, a Sociométrica (+3,8), a Ágora Integral (+4,1), a Data10 (+4,6), a SW Demoscópica (+5,9) y a Electomanía (+6,2). Ocurre lo mismo con Vox: la estimación más alta desde las generales fue de 15,4 puntos.

El horizonte electoral del PP

A las puertas de la campaña electoral y los comicios en Andalucía, la encuesta de Tezanos refleja un claro viraje político hacia la derecha incrementado por el abstencionismo. Para los populares, que el CIS se haga eco del crecimiento de la marca con Feijóo al frente, es una noticia, dicen, porque "la alternativa" al Gobierno está calando entre los españoles. Lo cierto es que, desde la entrada del nuevo presidente a Génova, no se oyen críticas hacia Tezanos por parte del PP. Al contrario, predomina el voto de silencio. A excepción de algún comentario desde la cúpula muy aislado.

Los populares saben que cualquier muestra de fortaleza les viene bien de cara al electorado, sobre todo si proceden desde sectores que cotidianamente les estiman por la baja. Y con especial relevancia de cara al escenario andaluz, dado que si al PP incluso se le ve pisando los talones al PSOE en encuestas ubicadas en el ala progresista, puede incentivar el 'voto útil' a Juanma Moreno frente a Vox y Macarena Olona.

Te puede interesar

Comentar ()