Elecciones Andalucía Elecciones Andalucía

España

Los sondeos internos que maneja el PP le dan aún mejores resultados de lo que augura el CIS

Los 'populares' sitúan sus estimaciones en el arranque de la campaña "por encima de los 50 diputados", cerca de la mayoría absoluta | En el PSOE dicen que "queda mucho partido" y están seguros de que mejorarán los 33 diputados de Susana Díaz

El candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, este viernes junto al autobús de la caravana.

Juanma Moreno posa este viernes junto al autobús de la caravana electoral en un acto en Sevilla. EP

Los sondeos que maneja el Partido Popular en el arranque de la campaña electoral del 19-J le dan aún mejores resultados de lo que ha pronosticado en su último barómetro el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que le otorga hasta 49 diputados y más de diez puntos de diferencia con el PSOE en estimación de voto. Ello situaría a Juanma Moreno a sólo seis escaños de la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz.

«Por encima de los 50». Ése es el pronóstico que arrojan las encuestas internas del PP, convencido de que pueden alcanzar un «grandísimo resultado» dentro de dos semanas. Conseguir ese guarismo le permitiría acariciar la mayoría absoluta y supondría casi duplicar su representación en tan sólo tres años y medio, cuando llegó a San Telmo en virtud del acuerdo de gobierno firmado con Ciudadanos y el apoyo alcanzado con Vox para que apoyara la investidura.

Descontado que concentrará mayoritariamente el voto de Cs por el hundimiento de la formación naranja, el principal objetivo del líder popular es atraer a los indecisos para no tener que dar entrada en su futuro gobierno a Vox, a diferencia de lo que ha tenido que hacer Fernández Mañueco en Castilla y León. A los electores que no tienen decidido todavía qué papeleta introducirán en la urna y a votantes moderados que tradicionalmente se decantan por el PSOE.

En la sala de máquinas del PP creen que la posibilidad de lograr la mayoría absoluta no es inalcanzable a la vista del comportamiento que están detectando en los distintos segmentos, a los que tratará de llegar en estos 15 días con mensajes casi personalizados. Así, consideran que Moreno Bonilla va a obtener votos en el mundo rural, va a restarle apoyos a Vox, será el destinatario principal de los de Ciudadanos y puede incluso rebañar un porcentaje significativo entre las «mujeres socialistas». No hay rechazo al candidato en ninguno de estos tramos, insisten las fuentes.

La encuesta preelectoral del Centro de Estudios Andaluces (CENTRA) -con una muestra de 4.500 entrevistas realizadas en la primera quincena de mayo y cuyos resultados se dieron a conocer el pasado lunes- revela que un 8 % de los encuestados considera «muy probable» votar a Vox y otro 8,3 % confiesa que es «algo probable». Este segundo campo abre a los populares la posibilidad de arañar sufragios a un adversario directo y ahí tratarán de penetrar con su estrategia electoral.

El PSOE avisa de que «queda mucho partido por jugar» y da por seguro que superará los 33 diputados obtenidos por Susana Díaz

Por su parte, el barómetro del CIS cifra en un 55,4 % los votantes indecisos que tienen al PP entre una de las opciones: el 19,1 % con el PSOE, el 18,5 % con Vox, el 16,7 % con Ciudadanos y el 1,1 % con Adelante Andalucía, la coalición que lidera Teresa Rodríguez y que compite a la izquierda de los socialistas con el espacio por el que también pugna Por Andalucía (Izquierda Unida, Podemos, Más País Andalucía, Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz).

Con el escenario que dibujan los sondeos, en el PP están convencidos de que, si la campaña transcurre con normalidad, pueden acercarse a la cifra ‘mágica’ de los 55 diputados: la frontera que marcaría un gobierno en solitario o uno de coalición con Macarena Olona, que ya ha dejado claro que no regalarán sus votos y exigirán entrar en el gobierno.

Esta posibilidad cierta de pacto entre los dos partidos de la derecha es uno de los mensajes estratégicos que está aventando el candidato socialista. «Que venga conmigo el primer día de campaña electoral a la notaría que quiera, si quiere aquí en Málaga, la que tenga más próxima, y firmamos los dos que a la ultraderecha ni agua. Y ya hemos cambiado el escenario político», ha retado Juan Espadas a Moreno Bonilla. Éste ha invitado al líder socialista a comprometerse ante notario a que gobierne la lista más votada. El fedatario público seguirá esperando.

«Quietismo de Juanma Moreno»

Pese a no despegar en las encuestas, desde el PSOE defienden que «queda mucho partido por jugar» todavía y se muestran confiados en que el desarrollo de la campaña les permitirá «sacar del letargo» a potenciales electores ante el «quietismo de Juanma Moreno» y su «falta de proyecto de comunidad». «Las expectativas son muy bajas y vamos a superar los resultados, al igual que las de ellos [en alusión al PP] son muy altas y van a ser peores», opina convencido un destacado socialista que pide anonimato.

En este sentido, la fuente está convencida de que el partido mejorará los 33 diputados obtenidos en la cita anterior por Susana Díaz, que logró 400.000 votos menos y perdió 14 escaños. Superar esa cifra justificaría la elección de Juan Espadas -una apuesta de Pedro Sánchez- como líder del PSOE-A, cargo en el que no lleva todavía ni un año.

Una de las claves será la participación que se registre cuando a las 20 horas del próximo 19 de junio cierren sus puertas los más de 3.800 colegios electorales repartidos por toda Andalucía. En las últimas elecciones autonómicas, tan sólo el 58,65 % de los ciudadanos con derecho a voto introdujo su papeleta en la urna, lo que representó una caída de más de cinco puntos respecto al registro de 2015 (63,94 %). El consenso de los expertos en demoscopia es que habrá un repunte el 19-J.

Tanto el PP como el PSOE están haciendo un llamamiento a la participación. Los populares están convencidos de que una elevada afluencia a los colegios electorales le acercaría al objetivo de lograr una «mayoría suficiente» que les permita gobernar en solitario. Los socialistas, que han adoptado sobre la marcha el lema ‘Si votamos, ganamos’, son conscientes de que sólo si movilizan al electorado podrán mejorar los resultados obtenidos hace tres años y medio.

Te puede interesar

Comentar ()