España

Primer cara a cara con Sánchez en el Senado: "Olvídese del efecto Feijóo y céntrese en el efecto inflación"

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, juntos en el Senado.

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, juntos en el Senado. EFE

Este martes ha tenido lugar el primer «cara a cara» en el Senado entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo en mitad de una gran expectación. El líder del PP ha querido dejar claras las reglas del juego y el espíritu con el que afronta su labor de oposición. «No he venido a insultarle. Vengo sumar y, a construir», ha dicho. Pero ello no ha evitado una confrontación sobre el sentido de Estado del Gobierno y el cumplimiento de la Constitución por parte del PP.

«Permítame aprovechar las primeras palabras para reivindicar la política útil. Mucha descalificación e insultos, pocas propuestas, pocas reflexiones. No me reconozco en esa política», ha arrancado el gallego para insistir en su propuesta económica. «Gobernar no es resistir. Podría dejar de estar a la altura de las minorías y no de las mayorías», le ha espetado en otro momento en alusión a su alianza con la llamada mayoría de la investidura.

Sánchez, por su parte, ha acusado al PP de «estorbar, estorbar y estorbar», frente a un Gobierno, ha dicho, que «cumple con la Constitución. ¿Está dispuesto o no a cumplir con la Constitución y renovar los órganos constitucionales?», en alusión al CGPJ.

El dirigente gallego, por su parte, ha reprochado a Sánchez pensar siempre en clave electoral y se ha referido al descuido por el que se pudo apreciar un argumentario en una carpeta de Yolanda Díaz en la que se hacía referencia al ‘efecto Feijóo’ en las elecciones de Andalucía. «Olvídese del efecto Feijóo y céntrese en el efecto de la inflación», ha lanzado el líder de los populares, que ha vuelto a insistir en su plan económico, ya planteado a Sánchez en su primera reunión en Moncloa y del que no ha recibido respuesta.

Por ello ha bromeado con la posibilidad de habérselo hecho llegar vía burofax, pero «viendo el deterioro de Correos no lo habría atendido» ha agregado quien fue director general de Correos entre los años 2000 y 2003.

Tras insistir en las líneas generales de su propuesta económica, ha recordado que las arcas públicas «recaudan más que nunca, tienen más fondos europeos que nunca y han acometido 24 subidas de impuestos. Pactar no significa hacer caso a las minorías cuando no tienen razón y al PP no sólo se le puede usar cuando no le llegan los votos de ERC y Bildu», le ha afeado al presidente del Gobierno.

El aludido, por su parte, le ha pedido que haga «una oposición de Estado. Una oposición útil. Por ahora tenemos que basarnos más en sus declaraciones que en los hechos porque una cosa es lo que dice y otra lo que hace. Ha tenido declaraciones desconcertantes», palabras a las que el líder popular ha respondido defendiendo que la oposición del PP es de Estado, el problema es que usted no tiene socios de Estado«, en alusión también a Unidas Podemos. «Va en dirección opuesta pensando que los equivocados son los demás», ha agregado.

Con un tono más sereno que el de su antecesor, Pablo Casado, Feijóo ha asegurado que el PP «nació para defender la Constitución y no le voy a decir que estorbe. A insultos me va a ganar siempre. He venido a ofrecerle una alternativa». Pero en este punto el jefe del Ejecutivo le ha recordado que llegó a proponerle hasta 12 pactos, a los que el líder del primer partido de la oposición tampoco h dado respuesta.

«No le voy a decir que estorbe. A insultos me va a ganar siempre», espeta Feijóo a Sánchez

Nunca hubo tanto expectación en torno a una sesión de control en el Senado. El primer «cara a cara» parlamentario entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo ha tenido el sabor de una gran velada de boxeo. Para el líder del PP era imprescindible pasar esta reválida, la primera ocasión de medirse con el jefe del Ejecutivo antes de las vacaciones parlamentarias. Sánchez no volverá a la Cámara Alta hasta septiembre y el debate dele estado de la Nación, para julio, e celebrará en el Congreso. Mucho habría que forzar el reglamento parlamentario para que fuera el gallego el que tomara la palabra en esta sesión.

Te puede interesar

Comentar ()