Economía | Empresas | España

Las eléctricas tiran del agua para generar electricidad el día del estreno del tope del gas

ista general de la carretera sobre el estado del embalse de Portas en la cuenca Miño-Sil, a 24 de agosto de 2021, en Galicia

ista general de la carretera sobre el estado del embalse de Portas en la cuenca Miño-Sil, a 24 de agosto de 2021, en Galicia EP

El sistema eléctrico español va a abrir las compuertas para generar electricidad el día en el que se estrena el tope del precio del gas en los ciclos combinados. En concreto, durante gran parte del día, la energía que entrará en el sistema será la hidráulica y tan sólo en cuatro de ellas se acudirá al gas para nutrir al mix de energía.

Todo ello, se produce en plena ola de calor y a las puertas de un verano que se vaticina muy seco por lo que la capacidad de los embalses podría tener graves consecuencias. La reserva hídrica española está al 48,2% de su capacidad total. Los embalses almacenan actualmente 27.040 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, descendiendo en la última semana en 449 hectómetros cúbicos (el 0,8% de la capacidad total actual de los embalses), según los últimos datos del Ministerio de Transición Energética.

Esta situación es muy parecida a la del año pasado, cuando en plena subida del precio de la luz y con los embalses por debajo de la media habitual, Iberdrola decidió abrir compuertas y generar electricidad a través de la tecnología hidráulica. Este hecho provocó una investigación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y la reprobación de la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera.

En concreto, la principal compañía del sector redujo el nivel de reservas hidroeléctricas más de un 30% en el tercer trimestre de 2021 respecto al mismo periodo del año anterior, según las cifras proporcionadas por la empresa.

Volviendo a las tecnologías que marcan el precio marginal del mercado diario de este martes, la hidráulica marcó 17 de las 24 horas a un precio que rondó entre los 177 euros y los 183 euros, según los datos del operador eléctrico español Omie. Fuentes del sector energético señalan que el coste real de la generación de electricidad ronda los 60-65 euros el megavatio a la hora.

Entonces, ¿por qué se pagó hasta esa cantidad? Porque el sistema español se hace mediante un proceso de casación en el que las empresas generadoras de electricidad y las compañías comercializadoras lanzan cada día sus ofertas para cada hora de la jornada siguiente. El equilibrio entre oferta y demanda es el que determina el precio. Tienen prioridad las energías más baratas, como las renovables o la nuclear. Y las más caras, como las generadas en centrales de ciclo combinado o el carbón, son las últimas en entrar en el sistema. El precio final que se paga por esa energía a todas las centrales lo determina la última oferta que cubre la demanda.

Una electricidad más cara

A pesar de que este miércoles el precio del mix se ha hundido un 23% y ha pasado de los 214 euros a los 165 euros en 24 horas, lo cierto es que el sobrecoste que se tiene que pagar a las centrales de ciclo combinado (gas) provocó que el coste por megavatio aumentara hasta los 224 euros, lo que significa incrementarlo en un 5% más.

El Ministerio de Transición Ecológica, explica que “la ola de calor ha elevado la demanda casi 80 GWh, hay poca producción eólica (ha caído a 78 GWh) y las plantas de gas alcanzarán mañana su máxima producción en el último año, 373 GWh. Como resultado de estas circunstancias excepcionales, el coste del ajuste ha ascendido a 59 €/MWh, lo que eleva el precio total a 225 €/MWh, aún por debajo del que habría sin el mecanismo, del orden de 240 €/MWh”.

Te puede interesar

Comentar ()