España

Arranque caliente del verano en los aeropuertos: huelgas, falta de personal y colas en los controles

Imagen de un avión de Ryanair.

Imagen de un avión de Ryanair. EP

El arranque del verano no se prevé tranquilo para los millones de viajeros que deban coger un avión para desplazarse en vacaciones. La explosión de demanda ha pillado al sector intentando todavía recuperarse del golpe de la pandemia. Y los engranajes no están ajustados. La falta de personal en aerolíneas y servicios de tierra, las colas en los controles de pasaportes y las huelgas convocadas por compañías como Ryanair amenazan con provocar colas, retrasos y cancelaciones en aeropuertos de toda Europa.

«La rápida recuperación de la demanda de viajes a nivel global ha generado, por otra parte, tensiones en el proceso de adaptación de la capacidad de la industria. Como consecuencia de ello hemos visto disrupciones en los aeropuertos, tanto en Estados Unidos como en Europa, que involucran a todos los actores del ecosistema: compañías aéreas, controladores de tráfico aéreo (ATC), operadores de handling y controles de pasaportes, entre otros», decía este jueves el consejero delegado del grupo IAG, Luis Gallego, ante la Junta General de Accionistas.

Sin ir más lejos, los aeropuertos de Gatwick (Londres) y de Schiphol (Ámsterdam) ya han decidido reducir el número de vuelos por escasez de personal en aerolíneas y operadores en tierra. Se trata de evitar aglomeraciones y caos ante la imposibilidad de atender a los pasajeros en pleno verano.

El problema es que las legislaciones de otros países no permiten la flexibilidad que se ha dado en el España con el mecanismo de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), por lo que muchas empresas han tenido que despedir a sus trabajadores y ahora no es fácil reincorporarlos en un corto espacio de tiempo, pues han encontrado otros empleos o necesitan un nuevo período de formación.

Y el fin de las restricciones ha provocado un aumento desmedido de la demanda, superando las expectativas más altas de muchas compañías. En el caso de España, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), asegura que el gestor aeroportuario semipúblico Aena tiene recursos suficientes y que el encargado de la gestión del tráfico aéreo, Enaire, ha reforzado los controladores.

Hasta ahora, el gran problema ha sido la falta de efectivos policiales en los controles de pasaportes por los que deben pasar los británicos tras el brexit. Ahora que el principal mercado emisor de turistas para España se recupera con fuerza, se han registrado numerosas colas que, según denunció Iberia, hicieron perder el vuelo de conexión a 15.000 de sus clientes desde el mes de marzo. El Ministerio del Interior anunció un refuerzo de 500 agentes para estos puestos fronterizos en los principales aeropuertos de la red.

De momento, lo que parece claro es que habrá problemas para aquellos pasajeros que tengan que volar con la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair. La reunión entre los sindicatos USO, SITCPLA y la dirección de la compañía para acordar servicios mínimos ante la huelga convocada en la aerolínea para los próximos 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio en las diez bases de la aerolínea en España terminó este viernes sin acuerdo. Este lunes han sido citados los sindicatos convocantes por Aviación Civil para establecer los servicios mínimos y vuelos protegidos.

Te puede interesar

Comentar ()