España | Tribunales

El Gobierno da marcha atrás para permitir al CGPJ nombrar jueces y hacerse con el control del TC

El presidente, vicepresidente y otros dos magistrados del Alto Tribunal vencen su mandato este mes y el CGPJ, que debe nombrar a dos de ellos, no puede hacer nombramientos por la reforma de PSOE y Podemos

El presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, preside el primer Pleno tras la renovación el pasado 15 de diciembre.

El presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, preside el primer Pleno tras la renovación el pasado 15 de diciembre. EUROPA PRESS

El PSOE registrará este viernes en el Congreso de los Diputados una proposición para reformar la ley que él mismo impulsó junto con Podemos con el fin de desmaniatar al Consejo General del Poder Judicial y que pueda elegir a los dos magistrados del Tribunal Constitucional que vencieron su mandato el pasado 12 de junio.

De esta manera, el partido del Gobierno consigue renovar el Alto Tribunal a pesar de que el órgano de gobierno de los jueces siga sin renovarse tres años y medio después porque PSOE y PP no han llegado a un acuerdo político.

Para renovar el Tribunal Constitucional, donde cuatro magistrados cumplieron su mandato este junio, era necesario que el CGPJ nombrara a dos magistrados y el Gobierno, a otros dos. Puesto que PSOE y Podemos renovaron la Ley del Poder Judicial para que el CGPJ no pudiera hacer nombramientos mientras esté en funciones con el fin de presionar al PP para que se aviniera a renovar, se daba la circunstancia sin precedentes de que sólo el Gobierno podía proponer a sus magistrados sin que el consejo de jueces pudiera proponer a los suyos. El principal partido de la oposición y la mayoría de magistrados del Constitucional venían advirtiendo de que esa vía no recibiría el plácet del Pleno del Alto Tribunal.

El Gobierno, en un giro de los acontecimientos, prescinde del partido de la oposición, da un paso atrás en su propia reforma y propone reformar la ley, como adelantó este jueves Eldiario.es que haría, con el fin de que el CGPJ pueda elegir a sus dos candidatos, lo que garantiza la renovación del Tribunal Constitucional sin necesitar al Partido Popular. De esta manera, el partido del Gobierno se aseguraría el control del órgano con una mayoría progresista de magistrados, puesto que hasta ahora existe una mayoría conservadora de siete magistrados frente a cuatro, ya que Alfredo Montoya -que haría el número 12- lleva meses de baja por enfermedad.

Recientemente, tanto el ministro de Presidencia Félix Bolaños como la ministra de Justicia, Pilar Llop, afirmaron públicamente que el Gobierno podría nombrar a sus dos magistrados aunque el CGPJ no nombrara a los suyos.

Fuentes del Alto Tribunal manifestaron que dicho movimiento no recibiría el apoyo de la mayoría del Pleno y, por lo tanto, aunque los magistrados fueran propuestos no podrían tomar posesión de su cargo. También confiaron en que, después de las elecciones andaluzas, hubiera un acercamiento entre PSOE y PP para renovar tanto el Tribunal Constitucional como el CGPJ. El movimiento del PSOE demostraría que no hay voluntad de diálogo político.

Te puede interesar

Comentar ()