España Renovación del Poder Judicial

El PP insta al PSOE a renunciar al control del TC para continuar las negociaciones sobre el CGPJ

Los populares no quieren "romper los puentes" de manera unilateral y darán a conocer su propuesta de renovación judicial en los próximos días

El vicesecretario de Política Institucional, Esteban González Pons, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección de este lunes.

El vicesecretario de Política Institucional, Esteban González Pons, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección de este lunes. EFE

El Partido Popular (PP) no quiere romper las negociaciones con el PSOE para renovar el Poder Judicial, porque teme que ello entorpezca cualquier reforma en materia de Justicia hasta la próxima legislatura. En ese sentido, los populares niegan que, tras el anuncio de reforma hecho por el socio mayoritario del Gobierno el pasado jueves, para que el CGPJ pueda elegir magistrados y así hacer los dos nombramientos que corresponden para renovar el Tribunal Constitucional (TC), hayan volado los puentes. Pero sí instan a La Moncloa a reconducir el diálogo para conseguir un objetivo, de remplazar a los jueces, que lleva pendiente desde 2018.

Por ello, y para continuar con el diálogo que en las últimas semanas vienen haciendo ambas formaciones, el PP ha condicionado preservar las conversaciones a dos factores. El primero, es que el Gobierno rectifique y retire la propuesta realizada a finales de la semana pasada, que pretende enmendar la reforma del Poder Judicial llevada a cabo por socialistas y Unidas Podemos el año pasado. Y, la segunda opción, es que derogue por completo la legislación acordada entre socios de Ejecutivo.

Así lo ha anunciado el vicesecretario de Política Institucional y encargado del ámbito de Justicia dentro del PP, Esteban González Pons, que ha defendido que su formación no quiere «romper unilateralmente» las negociaciones. Lo ha hecho tras la reunión que el comité de dirección del partido ha mantenido en la sede nacional de Génova este lunes para valorar, entre otros aspectos, la cumbre de la OTAN en Madrid o el salto de la valla de Melilla del pasado viernes.

En las filas populares no entienden el nuevo giro del Gobierno en materia judicial. Especialmente, cuando se encontraban en plenas negociaciones para la renovación del órgano. «La última semana de las elecciones cruzamos mensajes, trasladamos al Gobierno que, posteriormente, presentaríamos nuestra propuesta. Y lo aceptaron». Es por ello que el repentino anuncio renovar el TC ha generado confusión en Génova. «Si antes de que termine el plazo dado, sin avisarnos toman una decisión unilateral, cómo quieren que nos sintamos», ha expresado González Pons.

El vicesecretario de Institucional del PP cree que el partido tiene buenos argumentos para zanjar las negociaciones: «estaríamos legitimados». Sin embargo, afirma que no lo van a hacer. «Tenemos más sentido de Estado y altura de miras que el Gobierno de España», ha añadido González Pons. El también eurodiputado ha señalado que ofrecen al PSOE «que retire la reforma de la ley por la cual permite al CGPJ elegir magistrados, o que amplíe esa intención y que derogue totalmente la reforma por la que impidió al CGPJ hacer cualquier tipo de nombramiento».

«No tiene sentido que el Gobierno elija magistrados del TC y no del Supremo, que es donde de verdad es urgente. A gobierno no le interesa renovar el CGPJ, sólo le interesa controlar el TC», determina González Pons. Afirma que, si realmente le interesa dar salida a la renovación del Poder Judicial, «hablaría primero, y no filtraría» sus reformas. «Es absurdo que el Gobierno habilite al CGPJ a hacer lo que interesa y no lo que a la justicia le interesa», ha añadido el vicesecretario.

El PP, pese a todo, no descarta dar a conocer su propuesta en materia judicial para renovar el CGPJ en los próximos días. Insisten en que el PSOE debe sentarse a negociar cara a cara, lejos de «despachos oscuros». Sobre todo, porque, indican, la Justicia no puede seguir más tiempo condicionada.

El decreto anticrisis es un «parche» y «llega tarde»

Tras abordar el dilema judicial, González Pons se ha referido al otro gran anuncio hecho por el Gobierno este fin de semana: el nuevo real decreto anticrisis para paliar los efectos económicos de la inflación. Dicho documento, incorpora dos de las propuestas que los populares llevan exigiendo a La Moncloa desde mediados de abril: ayudas de entre 200 y 3oo euros a las clases medias, y la rebaja del IVA eléctrico del diez al cinco porciento. No obstante, aunque «tiene medidas que hemos propuesto», ha asegurado el dirigente del PP, «contiene grandes deficiencias». Eso impide que, sin un análisis en profundidad con el texto en a mano, pueda fijar su posición de cara a su refrendo parlamentario.

Previamente a la reunión de la cúpula de los populares, el vicesecretario de Economía popular, Juan Bravo, ha apuntado que el paquete de medidas anunciado este sábado por el Gobierno intenta «parchear en lugar de dar soluciones a los españoles» y, además, que «llega tarde». Asimismo, ha cuestionado los modos del Ejecutivo, por no ponerse en contacto con el PP ni haber contado con el criterio de las comunidades autónomas. Para Bravo, el nuevo texto, da «más respuesta» a Pedro Sánchez «que a los españoles», Eso sí, desde el partido se congratulan de que La Moncloa adopte «por fin» medidas como la bajada del gravamen de la luz. Para el todavía consejero de Hacienda en funciones de Andalucía, sin embargo, es un desacierto no llevar a cabo acciones para rebajar el gasto político y burocrático, y que el decreto no contemple medidas para las clases medias. «El Gobierno anuncia muchas cosas» de las que «no se conoce el fondo» de las mismas. Y, sobre el impuesto a las eléctricas, Bravo ha indicado que tienen que «ver como se analiza esta medida» para decidir una postura a favor o en contra. Pero considera que es un anuncio «para conseguir el voto».

En relación a ello, González Pons ha cuestionado que el Ejecutivo no aborde reformas «estructurales o modificaciones del presupuesto». «Siempre le sigue sirviendo el mismo presupuesto a Sánchez, tenga unos ingresos e inflación, u otra». «A base de parches es como la barca termina hundiéndose», ha afirmado el político del PP, que teme por la deriva económica del otoño.

Te puede interesar

Comentar ()