España | Tribunales

Gobierno y PP se reúnen pero no llegan a un acuerdo para renovar el CGPJ

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Política Institucional del PP Esteban González Pons mantienen una conversación en el Congreso de los Diputados pero no llegan a un punto en común

El vicesecretario de Política Institucional, Esteban González Pons, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección de este lunes.

El vicesecretario de Política Institucional, Esteban González Pons, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección de este lunes. EFE

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Política Institucional del Partido Popular, Esteban González Pons, se han reunido esta tarde en el Congreso de los Diputados después de que el partido de la oposición ofreciera renovar «esta misma tarde», según se trasladó tras el comité de la dirección de la formación, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que lleva en funciones más de tres años y medio.

La reunión entre los dos representantes políticos, que se celebró en el despacho del ministro, duró 45 minutos y acabó sin éxito. Mientras el Partido Popular exige al PSOE que retire la propuesta, que previsiblemente se aprobará el jueves en el Congreso de los Diputados, para reformar la ley del Poder Judicial que permita al CGPJ retomar su capacidad de nombrar aunque esté en funciones pero únicamente para proponer a los dos magistrados del Tribunal Constitucional que le corresponden, el Gobierno afirma que lo que tiene que hacer el partido de la oposición es «cumplir la Constitución y la ley» y renovar cuanto antes el CGPJ, según han informado fuentes de ambas partes de la negociación.

Para el PP, «la aprobación de esta reforma de la que nos enteramos por los medios de comunicación es una línea roja que el Ejecutivo no debería cruzar y que hace imposible llegar a acuerdos con el Gobierno en el ámbito de la Justicia. El bloqueo al que aboca esta decisión se debe a las preferencias de Pedro Sánchez, que prefiere un Tribunal Constitucional del gusto de ERC, que un pacto por la Justicia alcanzado con el PP», informaron desde el principal partido de la oposición.

Por su parte, fuentes gubernamentales trasladaron que desde el PP «exigen la retirada de una proposición de Ley, en tramitación en el Congreso, que busca garantizar la renovación del Tribunal Constitucional. El PP exige la retirada de esa proposición y, si no se cumple con su exigencia, anuncian que nunca se sentarán a negociar la renovación del CGPJ. No es admisible ninguna excusa más por parte del PP para no acometer la renovación del CGPJ inmediatamente. El cumplimiento de la Constitución no se negocia. El Partido Popular debe cumplir la Constitución y la ley y no causar daño a las instituciones democráticas y a uno de los poderes del Estado».

Ofrecimiento horas antes del debate sobre Estado de la Nación

El Partido Popular ofreció este lunes al Gobierno, horas antes del debate sobre el Estado de la Nación que no se celebra desde hace siete años, retomar la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que lleva ya más de tres años y medio en funciones, según trasladó en rueda de prensa el vicesecretario de Política Institucional de la formación, Esteban González Pons.

El principal partido de la oposición trasladó que está dispuesto a desbloquear el órgano de Gobierno de los jueces y permitir también la renovación del cuarto del Tribunal Constitucional que venció su mandato el pasado 12 de junio. Así, afirmaron, el consejo de jueces también podrá retomar los nombramientos para aliviar la situación «insostenible» de falta de magistrados en el Tribunal Supremo de la que ya se ha quejado su Sala de Gobierno.

Pero, para dicha renovación, pusieron como exigencia que el PSOE retire la propuesta que este jueves se someterá a votación en el Congreso de los Diputados para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial con la que el PSOE pretende devolver al CGPJ la capacidad de realizar nombramientos aunque esté en funciones pero únicamente para que pueda nombrar al presidente del Tribunal Constitucional, el vicepresidente y los dos magistrados que deben sustituir a quienes han vencido su mandato.

El PP da por hecho que el partido de Pedro Sánchez contará con los apoyos de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para sacarla adelante y ve que lo que pretende con ella es cambiar la mayoría conservadora del Tribunal Constitucional a una progresista más próxima a sus intereses. Desde el Gobierno piden al partido de la oposición que deje de poner palos en las ruedas y se avenga a renovar el CGPJ «sin excusas».

Nuevo modelo de elección de cara al futuro

Desde el principal partido de la oposición afirmaron que la renovación -sólo en caso de que el PSOE retirara la propuesta- debe hacerse de acuerdo con el actual marco legal. Pusieron una serie de condiciones a futuro, como que, en el plazo de seis meses, el nuevo CGPJ proponga al Congreso un nuevo modelo de elección de los vocales judiciales pactado entre los jueces y las asociaciones judiciales. Un modelo, reivindican, que garantice la representación de los jueces.

Entre las exigencias del partido presidido por Alberto Núñez Feijóo también se encuentran que «nadie pueda ser nombrado fiscal general del Estado si ha estado en política 5 años atrás», en clara queja contra la elección de Dolores Delgado, exministra de Justicia socialista. Igualmente piden que las negociaciones para proponer a los vocales se lleven a cabo entre los representantes de los partidos del Congreso y el Senado, no entre Gobierno y oposición y que el nombre del presidente del CGPJ sea decidido por los vocales, que no haya un pacto político previo.

El Gobierno contesta que «es importante señalar dos hechos: varias de las propuestas que incluye el documento del PP ya habían sido acordadas con la anterior dirección del PP en negociaciones pasadas, por lo que buena parte del camino estaría avanzado para que la renovación del CGPJ se produzca sin demora; y la proposición de ley, cuya retirada el PP exige, también fue acordada con la dirección anterior del PP en el marco del acuerdo de renovación del Tribunal Constitucional, Tribunal de Cuentas y Defensor del Pueblo que se produjo en octubre de 2021».

Te puede interesar

Comentar ()