España

Bono se desdice de sus críticas a Marruecos y apoya la autonomía del Sáhara: "Marruecos no es hoy el de hace 20 años"

José Bono durante la conferencia en Las Palmas. E.I.

El ex ministro de Defensa, el socialista José Bono, se desdice de sus contundentes declaraciones previas sobre el anacronismo y «la dictadura» que representaba la monarquía marroquí. Desde Las Palmas de Gran Canaria, el castellanomanchego ha defendido este jueves las bondades del plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental. «Marruecos ha dado un paso importante en su democratización», ha llegado a declarar.

El Frente Polisario se ha asentado en la idea de reclamar un Estado independiente y el Reino de Marruecos en integrar el territorio como un territorio más. Yo creo que la solución más eficaz es la de la autonomía. He leído la hoja de ruta que ofrece Marruecos y me parece seria, me parece que debe ser estudiada», ha argumentado en el marco de la «I Conferencia internacional por la paz y la seguridad», organizada por el Movimiento Saharaui por la Paz, un grupo vinculado presuntamente a los servicios secretos marroquíes y dirigido por un disidente del Frente Polisario Hach Ahmed Bericalla.

En 2001 Bono llegó a decir: «El Rey de Marruecos habla de su hermano el Rey de España, y aquello está dominado por mafias en el norte de Marruecos que envían aquí a personas que son estafadas. Habría que dejar de hablar de tanta hermandad y de tan buenas relaciones con un reino que no es democracia ni puede tener el nivel ni la consideración de un país amigo porque es una dictadura encubierta por un poder personal de una monarquía que debería estar en un museo arqueológico’, señaló entonces.

Hoy, en cambio, el ex titular de Defensa en los Ejecutivos de Rodríguez Zapatero ha abrazado los postulados de Rabat. «Y no digo [lo del plan de autonomía] por estar a favor de Marruecos, sino porque es una opción inteligente y el pueblo saharaui necesita soluciones”, asegura Bono. A su juicio, la de las relaciones hispano-marroquíes es una historia de “encuentros y duelos” a lo largo de los siglos. “No se trata de idealizar la realidad marroquí, pero muchos parten del prejuicio de que el Marruecos de hoy es el Marruecos de Hassan II, el de hace 20 años y eso no es cierto”. Con el ascenso al trono de Mohamed VI, hoy totalmente ausente, hubo un cambio importante, “acabó esa época de plomo y el propio rey impulsó la investigación de los crímenes cometidos por su padre.”

Más que resoluciones de la ONU, el Sáhara necesita soluciones

Según Bono, “no se puede despreciar la oferta que hace Marruecos de una región autónoma, valorada incluso por las Naciones Unidas, España, EE.UU. o Alemania. Es una oferta creíble», arguye. El también expresidente del Congreso de los Diputados opina que «el más grave de los problemas del pueblo saharaui no es tanto el político como su propio bienestar, y ya llevan muchos años sufriendo. Las fronteras y las soberanías tienen importancia, pero son menos relevantes que el bienestar de las personas. Más que resoluciones de Naciones Unidas, el Sáhara necesita soluciones».

Bono junto al líder del Movimiento Saharaui por la Paz, Hach Ahmed Bericalla. E.I.

En el auditorio, por el que pasarán este viernes Rodríguez Zapatero y el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar, también se encontraban el histórico socialista canario Jerónimo Saavedra y el presidente del Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Tristán Pimienta.

“Mi deseo es que Marruecos, el Frente Polisario y cuantos tengan alguna representatividad como el Movimiento Saharauis por la Paz se sienten a negociar y que España con su experiencia en materia de autonomía pueda ser útil y dar apoyo para poner fin a la inquietante situación de los saharauis”, ha concluido Bono. Atrás han quedado por completo sus manifestaciones de solidaridad con el pueblo saharaui y sus arremetidas contra Marruecos, cuando aseguraba que las mafias, «que pueden estar protegidas por el gobierno (marroquí), envían aquí a criaturas inocentes”, que son estafadas, a que mueran en el Estrecho “huyendo del mal gobierno y de la corrupción”. Son algunas de las “injusticias” ante las que España “no puede cerrar los ojos”, suplicaba Bono.

Te puede interesar

Comentar ()