España Cambios orgánicos en Vox

Vox se aleja del sector más liberal tras destituir a Víctor González de la vicepresidencia

No abandona el Comité Ejecutivo Nacional y ejercerá las funciones de segundo vocal de la formación | El movimiento del aparato refuerza a la figura de Buxadé y el ala más radical del partido

El diputado de Vox, Víctor González (der), durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados

El diputado de Vox, Víctor González (der), durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados EP

Nuevo cambio estructural en el seno de Vox. Ello, a menos de cumplirse veinticuatro horas desde que el partido anunciase la baja de Javier Ortega Smith de la secretaría general. Un cargo que ya desempeña el portavoz en el Parlament de Cataluña, Ignacio Garriga. El cese del político madrileño como ‘segundo’ de Santiago Abascal, justificado por la intención de poder centrarse exclusivamente en su candidatura al Ayuntamiento de Madrid y sus labores como concejal, le han llevado a ocupar una de las vicepresidencias de Vox, lo que, bajo sus propias palabras, le requiere un menor compromiso de gestión y más perfil representativo. No obstante, Ortega Smith no desempeñará nuevas funciones como podría haberse estimado tras el anuncio, sino que suplirá a Víctor González Coello de Portugal, el hasta ahora vicepresidente Económico, que pasa a segundo vocal. Todavía se desconoce si lo hará con las mismas responsabilidades en materia económica.

Este movimiento con Ortega Smith ha buscado calmar las relaciones a nivel provincial, especialmente con algunos territorios que habrían mostrado su descontento con el «férreo control» desde Madrid y el tono empleado por el dirigente para disuadir cualquier polémica. Entre otros, con la agrupación en Murcia, de la que varios exmilitantes han expresado disconformidad con muchas de las directrices dadas. También en Andalucía, antes de la llegada de Macarena Olona; y durante. Según publicó El Independiente, Ortega Smith habría amenazado a la exportavoz andaluza con desplazarla a un papel secundario dentro de la marca regional, por detrás de perfiles como el actual portavoz Manuel Gavira. Todo, porque exigió más protagonismo en Madrid al sentirse desaprovechada: en el CEN o en el Senado, como representante por designación autonómica.

No obstante, tiene efectos colaterales en cuanto al rumbo ideológico de Vox: resta peso nacional a la facción más liberal del partido, donde González era determinante. La entrada de Ortega Smith a una de las tres vicepresidencias y el paso de González a vocal, fortalece a figuras internas como Jorge Buxadé, eurodiputado y vicepresidente de Acción Política. Considerado como referente del ala más extremista de Vox y señalado por Olona por «falta de democracia interna» junto a Ortega Smith. Y eso, según ha podido saber este medio, preocupa en ciertos sectores de Vox, que aunque ven en Garriga un liderazgo más templado que permitirá negociar territorialmente con más tranquilidad, temen que el modelo político del tándem Buxadé-Ortega Smith ganen más influencia y peso en la organización de cara al futuro. Y acabe condicionándolo con la permisividad de Abascal.

En palabras a El Independiente el propio González, también diputado nacional por Salamanca, ha confirmado su relevo -que ya ha sido actualizado en la página web del partido-, pero quita hierro al asunto. «Creo que se está dando más importancia de la que tiene», ha afirmado, aludiendo a los numerosos intentos de contacto que está recibiendo por parte de la prensa desde primera hora de la mañana. «El cambio es así, pero sigo integrando el CEN como segundo vocal», ha añadido.

Restructuración de la marca

Si por algo destaca Vox, es por tener al votante más afianzado. También, hasta ahora, por optar por pocos cambios internos en cuanto a cargos. Desde su consolidación bajo el liderazgo de Abascal, el partido ha pasado por Iván Espinosa de los Monteros y Ortega Smith por la secretaría general, siendo este último el más longevo: desde 2016 hasta el pasado 6 de octubre. En cuanto a las vicepresidencias González ocupó la primera desde 2018. La entrada de Buxadé lo desplazó a la segunda y sacó a Mazaly Aguilar, hoy eurodiputada. Asimismo, Pablo Sáez la abandonó para convertirse en tesorero, dando entrada a Reyes Romero, encargada de la Acción Social.

La salida de Olona tras las desavenencias con Ortega Smith y sus problemas médicos, y su posterior abrupta entrada en el panorama mediático, ha descolocado a la formación. Ello, ha llevado a llevar a cabo una restructuración interna con el objetivo de contener una hipotética fuga de militancia y electorado de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales, que serán decisivas para la carrera electoral de las generales.

«Intrigas palaciegas»

A medio día, y desde la sede nacional de Bambú, el nuevo secretario general ha protagonizado una rueda de prensa para marcar objetivos. En ella, y preguntado por la restructuración interna, Garriga a negado atribuirlas, con los cambios de Ortega Smith y González, a «intrigas palaciegas». «Javier (Ortega Smith) ha sido muy claro en las razones que le han llevado a dar ese paso», ha destacado el nuevo ‘segundo’ de Abascal. «No voy a contribuir a esas intrigas, estamos más unidos que nunca y con las mejores ideas», ha añadido.

Considera que no debe entrar en ese juego, porque «esta tanto lo que nos jugamos para devolver la esperanza a los españoles, que creo que sería un insulto para quienes lo están pasando mal».

Te puede interesar

Comentar ()