España

María Jesús Montero defiende que las subidas de sueldo de los políticos son seña de "calidad democrática"

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, durante la reunión mantenida con el secretario general de CCOO

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, durante la reunión mantenida con el secretario general de CCOO EFE

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha defendido este martes las subidas salariales para el Gobierno y los políticos, y ha recalcado que esto es muestra de «calidad democrática», mientras que las críticas responden a «discursos antipolíticos».

«Permanentemente se quiere dar la impresión de que hay un privilegio en las personas que ejercen la acción pública y política, y al contrario, la gran mayoría de los servidores públicos (…) lo hacen en una vocación y representatividad elegida por los ciudadanos», ha alegado la ministra de Hacienda.

Montero ha precisado que los salarios para los políticos permiten que personas que «pertenecen al pueblo» puedan ejercer un «papel de representatividad» que antes solo estaba al alcance de los que contaban «con una renta y un patrimonio por cuestión de nacimiento».

«Ha sido un paso importantísimo en las conquistas democráticas que los representantes del pueblo de este país tengan el acceso y el derecho a tener unos salarios y que no se les se penalice por tener que viajar, desplazarse o disfrutar de una vivienda para ejercer actividades de representatividad», ha apuntado.

Asimismo, ha recordado que el Gobierno ha recuperado la financiación para los sindicatos y la patronal para que puedan seguir desarrollando «un trabajo de máxima utilidad para la sociedad en el marco del diálogo social».

Sordo ha añadido que el nivel de dependencia de su organización a los recursos públicos «es muy limitado», ya que su mayor respaldo procede de los afiliados, y, al igual que Montero, ha subrayado que «está más que justificado que las organizaciones representativas en España cuenten con un nivel de cobertura de recursos públicos».

Sorpresa por el «asombro» de la patronal ante el destope de la cotización máxima

Montero, también ha manifestado este martes su «sorpresa» por «el asombro por parte de la patronal» ante el destope de las bases máximas de cotización, contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023.

La base máxima de cotización subirá el próximo año un 8,6% y responde a «una tónica habitual», según ha explicado la ministra durante la presentación de los PGE 2023 a CCOO.

«Es algo habitual y va en consonancia con lo que se ha venido haciendo en los últimos años, también con gobiernos del PP, que en más de dos ocasiones, incluso con inflación negativa, se han actualizado las bases máximas para permitir la sostenibilidad de este sistema», ha dicho Montero.

La titular de Hacienda ha comentado que de esta forma, junto con la actualización de las fuentes financieras de la Seguridad Social, se garantiza la subida de las pensiones del entorno del 8,5% estimada para 2023.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, se ha manifestado en la misma línea y ha criticado la «sobreactuación» de las organizaciones empresariales ante el destope de las bases de cotización máxima.

No tiene sentido que los salarios dejen de cotizar a la Seguridad Social

«En España es perfectamente posible y deseable un amplio destope de las bases de cotización máxima. No tiene mucho sentido que los salarios, a partir de un volumen medio, dejen de cotizar a la Seguridad Social. Hay un amplio margen para producirse ese destope de las bases máximas», ha expresado Sordo.

El secretario general de CCOO también ha defendido que las pensiones deben revalorizarse de acuerdo con el IPC para evitar la «huida a sistemas alternativos, no complementarios» de las clases altas.

«Si alguien está muy preocupado porque considera que rentas de 40.000 euros, que es en lo que quedan las pensiones, tienen que contribuir más a la solidaridad general, que modifiquen los tramos del IRPF en vez de hablar de bajadas generalizadas», ha subrayado el líder de CCOO.

Presupuestos «bien orientados»

El anteproyecto de los PGE 2023 cuenta con un techo de gasto de más de 198.000 millones de euros de techo de gasto. «Van bien orientados en tanto en cuanto son expansivos y contienen importantes partidas de carácter social y de impulso del gasto social», ha valorado Sordo.

El secretario general de CCOO ha agradecido al Gobierno la actualización de los presupuestos «al panorama macroeconómico y geopolítica» en lugar de limitarse a «prorrogar los anteriores», en alusión a los gobiernos del PP.

También ha destacado que estos «presupuestos expansivos» vayan acompañados de una «política fiscal corresponsable» y ha mostrado el «interés» del sindicato en las medidas fiscales presentadas por el Ejecutivo.

Te puede interesar

Comentar ()