España

Sánchez anuncia un nuevo paquete de ayudas para solventar el alza del gas al 40 por ciento de los hogares

El presidente sube el tono contra el PP ante una portavoz popular, Cuca Gamarra, que también eleva la crítica hacia el Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 13 de octubre de 2022, en Madrid (España). Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado un nuevo paquete de medidas de ayudas ante el incremento, este invierno, de los precios del gas y de la electricidad. En una comparecencia destinada a explicar las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania, ha explicado que dicho paquete beneficiará el 40 por ciento de los hogares y movilizará 3.000 millones de euros. Las nuevas medidas se aprobarán el Consejo de Ministros el próximo martes.

Para empezar se crea una nueva tarifa regulada (TUR) para las comunidades de vecinos con calderas centralizadas de gas natural, que limitará hasta finales del 2023 el incremento trimestral de los precios, como ocurre ahora con las tarifas reguladas existentes. La medida permite a 1,7 millones de hogares que su factura se reduzca a más de la mitad de lo que pagaría con las condiciones de mercado actuales.

Bono social eléctrico

Se refuerza el bono social eléctrico para 1,3 millones de hogares que ya cuentan con el mismo. Además aumenta el descuento aplicado hasta el 65% y el 80%, respectivamente para los beneficiarios considerables vulnerables y vulnerables severos. También se eleva un 15 poro ciento la cantidad de energía con derecho a descuento.

Con carácter temporal, se crea una nueva categoría de consumidores con derecho a un descuento del 40% en sus facturas para hogares trabajadores con ingresos reducidos. Esta nueva categoría beneficiará a otros 1,5 millones de familias. Y, por último, hay una mejora de las ventajas del bono social térmico En 2022 y 2023 se duplicará el presupuesto del bono para los hogares vulnerables. De esta forma, se doblará la ayuda media hasta los 375 euros por hogar y elevará la ayuda mínima a 40 euros.

Sánchez ha demostrado una vez más que no va a dejar escapar ocasión de confrontar con el PP, ni siquiera cuando parece que han inaugurado un nuevo clima de interlocución tras la reunión del pasado lunes en Moncloa con Alberto Núñez Feijóo. Lo cierto es que el tono de la portavoz popular, Cuca Gamarra, confirmó que ninguno de los dos partidos se da una tregua.

En modo electoral, el jefe del Ejecutivo ha pasado a continuación a arremeter contra el Grupo Popular y llegado a ironizar con el «precio de las chuches» que Mariano Rajoy se comprometió a no subir durante su campaña electoral de 2016. Ante la crisis financiera, los populares, ha dicho Sánchez «recortaron el estado del bienestar, deprimieron la economía, subieron el paro, ensancharon la desigualdad entre los españoles y los desequilibrios territoriales».

Sánchez y Gamarra suben el tono del enfrentamiento

Y las recetas de Núñez Feijóo «son las mismas que las de Rajoy, volver al pasado. El debate es qué modelo de sociedad queremos, ¿más cohesionada o desigual?. ¿Queremos un buen sistema sanitario con camas UCI, o no?, ¿un sistema complementario de seguros privados que nunca cubren las terapias más costosas?, ¿queremos listas de espera o aceptamos con normalidad que a pocos metros de donde estamos se están dando cita para colonoscopias para dentro de un año?», ha concluido en alusión al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Tras enfrentarse a Gamarra, de la que ha dicho «lo que habla usted y lo que se equivoca»; espetarla con «qué hace en su grupo un diputado para el que el Supremo ha pedido un suplicatorio», en alusión a Alberto Casero, y afear a los populares que «piden muchas comparecencias y luego no escuchan, yo les escucho a ustedes también los insultos» ha agregado que «la disyuntiva es clara, hay dos opciones, fortalecer o debilitar el estado del bienestar y la evidencia la tenemos a la vista. Quiero un estado del bienestar de primera división y no de tercera división».

«Cuando las instituciones coinciden en el carril de la justicia fiscal y social, de la sensatez, habrá que preguntarse quién va en sentido contrario y por qué prefieren llenar los bolsillos del 2 por mil de la población», ha agregado el presidente en alusión al PP. Les acusa de querer «desmantelar el Estado del bienestar con propuestas neoliberales ignorando a conciencia las lecciones extraídas de la pandemia». Pedir un esfuerzo a quien más puede «se llama justicia fiscal», ha dicho en otro momento.

Asimismo ha apelado a reducir las brechas de desigualdad y de pobreza y «la mejor forma de acabar con ambas es combatirlas y hablar de ellas y no como otros quieren ocultarla», en alusión al debate ricos-pobres que ha abierto el Gobierno muy en la línea del incipiente Podemos de los de arriba y los de abajo.

Tras acusar de «clasismo y soberbia a partes iguales» al PP por interpretar que subir el poder adquisitivo de los pensionistas busca asegurarse una bolsa de votos de 8 millones de ciudadanos, ha sentenciado que «la vía neoliberal fracasó en la anterior crisis y creó muchísimo sufrimiento».

Te puede interesar

Comentar ()