Cataluña | España

La candidata de Cs en Barcelona deja el Ayuntamiento y agrava la crisis

La dirección de Cs agradece los servicios prestados a Guilarte y "estudia ahora todos los escenarios posibles" para conservar el grupo municipal en Barcelona

La presidenta de Cs en Barcelona, Luz Guilarte, ofrece declaraciones a los medios al inicio de una manifestación por el 12 de octubre Europapress

La líder de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte, ha anunciado este lunes su renuncia al acta de regidora y a encabezar la candidatura del partido naranja a la alcaldía en las elecciones municipales del próximo mayo. Guilarte lo ha anunciado en una comparecencia desde el Ayuntamiento, después de que sus hasta ahora compañeros de grupo, Paco Sierra y Noemí Martín, forzaran la semana pasada su relevo como presidenta del grupo municipal.

l.

La hasta hoy líder de Cs en Barcelona ha explicado esta ha tomado esta «difícil decisión por principios» tras constatar que «no era posible seguir» en el consistorio tras su destitución como presidenta. La decisión llega pese a que la dirección catalana de Cs que encabeza Carlos Carrizosa se alineó con ella y en contra de la maniobra orquestada por Sierra.

Represalia de Sierra

Guilarte ha sostenido que esta destitución fue una «represalia» de estos dos concejales por su «rotunda e inmediata negativa» a sumarse a «una trama en contra del resto de compañeros y de mi partido» que llevan meses organizando. Se refería así a la exigencia por parte de los otros dos regidores de cesar al coordinador del grupo municipal, de la máxima confianza de Guilarte.

La decisión de la ex presidenta del grupo municipal deja a Cs en riesgo de desaparición en el Ayuntamiento de Barcelona, puesto que el partido anunció la semana pasada la apertura de un expediente de expulsión contra Sierra. La Carta Municipal de Barcelona impide tener grupo propio con un único regidor, lo que abocaba a Guilarte a completar el mandato como regidora no adscrita.

Apoyo de la dirección catalana

La dirección de Cs en Cataluña ha expresado su «apoyo público» a Guilarte a la que agradecen su «esfuerzo y dedicación» en un comunicado hecho público tras la renuncia de la regidora. «La dirección de Cs estudia ahora todos los escenarios posibles para decidir cómo quedará configurado el grupo municipal en Barcelona» apuntan desde la formación naranja, que no aclaran más sobre el futuro del partido en el Ayuntamiento de Barcelona.

Sin embargo, tras la renuncia de Guilarte y la ruptura con Sierra y Martín Cs podría desaparecer del consistorio. El siguiente en la lista presentada en su día por Ciudadanos-Bcn pel Canvi es Fernando Carrera, entonces colaborador de Manuel Valls y ahora asesor del socialista Jaume Collboni en el Ayuntamiento. Aunque la Secretaría del Ayuntamiento también podría optar por atribuir el escaño al siguiente grupo con opción a un regidor según los resultados electorales.

La crisis en Barcelona se suma a la ruptura de los grupos municipales de Cs en otros consistorios catalanes como Lleida, Sitges o Reus, en los que el partido naranja obtuvo buenos resultados en las elecciones de 2019.

Grupo menguante

Cs consiguió en las pasadas elecciones municipales seis regidores con la candidatura de Manuel Valls, que los catapultó como cuarta fuerza local con el 13% de los votos. Pero ese éxito duró apenas unas horas. El primer cisma se vivió en el primer día del mandato, cuando Manel Valls optó por apoyar la elección de Ada Colau para barrar el paso de ERC a la alcaldía.

Valls y Eva Parera crearon un nuevo grupo, entonces bajo las siglas Barcelona pel Canvi. Grupo que tras la salida de Valls del Ayuntamiento lidera Parera bajo el nuevo nombre de Valents. Más tarde abandonaría el grupo Marilén Barceló, formalmente regidora no adscrita aunque se suma en todas las votaciones al de Parera, ahora rebautizado como Valents.

Te puede interesar

Comentar ()