Cataluña | España

El Parlament abre proceso sancionador contra Dalmases (JxCat) por intimidar a una periodista

Francesc de Dalmases, en el Parlament.

Francesc de Dalmases, en el Parlament.

La Comisión del estatuto del diputado del Parlament ha acordado este jueves abrir un proceso sancionador contra el diputado de JxCat Francesc Dalmases, por las amenazas contra una periodista de TV3 tras una entrevista a la presidenta de su partido, Laura Borràs. El diputado de Junts ha reconocido haberse excedido en un incidente en el que insultó a la productora del programa Faqs, al director del cual presionaron después tanto Dalmases como Borràs para frenar la denuncia del incidente.

A esa denuncia inicial se han sumado ahora denuncias de intimidaciones y abuso de poder en el seno de su propio partido, aunque todas son anónimas. Unas denuncias que, junto a la original, ha forzado a Dalmases a renunciar a la vicepresidencia de Junts y a ejercer como portavoz de su partido en la Comisión parlamentaria de control a los medios públicos de la Generalitat.

La comisión examinará ahora la aplicación del reglamento del Parlament al diputado, que podría comportar desde una amonestación pública a una multa de entre 600 y 12.000 euros por una infracción breve del código de conducta de los diputados.

La sanción la decide la Mesa

El procedimiento iniciado este jueves deja a Dalmases en manos de la Mesa del Parlament, en la que JxCat solo cuenta con un representante tras la suspensión de Borràs y su negativa a ser sustituida. Previamente, Cuevillas debe elaborar un dictamen sobre la aplicación del reglamento en este caso, en base al informe elaborado en su día por TV3 y los diarios de sesiones de las comparecencias del propio Dalmases, el director de TV3, Sigfrid Gras, y del Faqs, Pere Mas, para explicar el incidente.

El propio Dalmases será convocado ante la Comisión del diputado para relatar su versión de los hechos. Una comparecencia que el diputado puede declinar, habida cuenta de que se encuentra de baja por ansiedad, ha recordado Cuevillas.

El objetivo de la comisión es que el dictamen esté listo, si es posible, el próximo viernes 11 de noviembre, según fuentes de la misma. Aunque Cuevillas ha puesto en sordina las prisas del resto de los grupos por resolver esta cuestión. Los grupos pueden presentar enmiendas al dictamen o un dictamen propio, cuyo resultado «se pactará por consenso» ha asegurado Cuevillas, para elevarlo a la Mesa, que será la que finalmente decida si hay sanción y cual.

Los expedientes a Vox

La comisión, presidida por el también dirigente de Junts Jaume Alonso Cuevillas, ha abierto también sendos procesos contra los diputados de Vox Ignacio Garriga y Alberto Tarrades. Pero estos procedimientos han quedado en suspenso a la espera de un informe de los letrados sobre quién tiene la potestad para sancionar vulneraciones del código de conducta en sesiones plenarias o de comisión.

En el caso de Garriga la comisión debe estudiar la asociación entre inmigración y delincuencia reiterada por el líder de Vox en Cataluña durante el debate de política general de 2021. Un proceso que nadie había reclamado completar hasta que surgió el caso Dalmases, y que ahora se ha acumulado al proceso sobre la mano derecha de Laura Borràs.

Cuevillas ralentiza el proceso

Jaume Alonso Cuevillas ha argumentado al inicio de la sesión el retraso en la aplicación del reglamento a Dalmases, también contra los diputados de Vox Ignacio Garriga y Alberto Tarrades, por las dudas que genera su aplicación por primera vez.

«Estamos sentando precedente» ha advertido reiteradamente el diputado de JxCat. Un argumento que no han aceptado los grupos para exculpar los dos meses y medio que se ha tardado en abrir el caso Dalmases, pero sí para aceptar el debate a puerta cerrada.

Las dudas expresadas por Cuevillas van desde si el reglamento del Parlament tiene rango suficiente para sancionar, hasta el alcance de la libertad de expresión, en el caso de los dos diputados de Vox.

«No estoy de acuerdo con las dificultades sobre la aplicación del reglamento» le ha respondido el republicano Jordi Albert. El reglamento fija que la comisión «debe formular un informe o propuesta tras oír al diputado. Esta es la propuesta que debe prosperar» ha sentenciado.

Es la que finalmente ha acordado la comisión, no sin antes oír las reservas de grupos poco sospechosos de puigdemontistas como Cs. Su portavoz, Nacho Martin Blanco, ha advertido contra el riesgo de que la Comisión del diputado se convierta «en una suerte de tribunal de la Santa Inquisición» en los tres casos. Y ha añadido que, siendo reprobable la actitud de Dalmases, «ya ha tenido un castigo bastante severo con el escarnio público» sufrido en las últimas semanas.

Te puede interesar

Comentar ()