Cataluña | España

El Govern relativiza el no del Gobierno al referéndum: "Siempre dicen que no de entrada"

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès EUROPA PRESS

«Cataluña ya votó el 1-O y estamos convencidos de que volverá a votar en un referéndum pactado». El gobierno catalán da por descontado el no inicial a su propuesta de referéndum acordado, pero también se muestra convencido que podrá doblegar al Gobierno de Pedro Sánchez también en esta cuestión.

Un día después de que ERC oficializara su propuesta para un nuevo referéndum de independencia, el Govern ha anunciado que en las próximas semanas «habrá novedades» sobre este debate, que piensan activar a partir del próximo año. Ahora, sin embargo, la prioridad es aprobar los presupuestos catalanes, para lo que ERC necesita el concurso del PSC y los Comunes, o Junts, cuyo apoyo es todavía más improbable.

«Estamos muy acostumbrados a oír de entrada al Gobierno que no» ha apuntado la portavoz del Govern, Patricia Plaja, que ha recordado las negativas iniciales a crear la mesa de diálogo, a reconocer la existencia de un «conflicto político», a la concesión de los indultos y, finalmente, a la reforma del Código Penal para derogar la sedición y reformar la malversación.

En este contexto, Plaja ha relativizado que el Gobierno diga hoy que el «referéndum acordado no podrá ser» y ha insistido en que el Govern que preside Aragonès es un ejecutivo netamente independentista cuyo objetivo último es la independencia. «Trabajamos discretamente, pero trabajamos para que las cosas pasen» ha añadido para desmentir las negativas del PSOE.

Acuerdo de claridad

Plaja ha anunciado además que «en las próximas semanas habrá novedades» sobre la propuesta de acuerdo de claridad en la que Govern y ERC quieren enmarcar el nuevo referéndum. Una propuesta que Pere Aragonès defendió en el debate de política general del pasado septiembre cosechando un sonoro fracaso -solo votó a favor CatEC-.

El objetivo del Govern es crear un nuevo espacio de trabajo independentista en el que integrar a partidos y entidades para pactar una propuesta conjunta que plantear, en los próximos meses, al Gobierno. Plaja ha evitado excluir a los partidos no independentistas de esa nueva plataforma, que liderará Aragonès, pero ha reconocido que «el acuerdo de claridad se basara en escuchar a los que están de acuerdo con un referéndum en Cataluña».

Reticencias independentistas

Una definición que solo permite ampliar el ámbito independentista que integran ERC, JxCat y la CUP con los Comunes, además de entidades como la ANC y Òmnium.

«El Govern coordinará el acuerdo porque es una propuesta del president» ha asegurado Plaja. Aunque será difícil que estos actores se plieguen al espacio propuesto desde el Govern para seguir una estrategia, la de negociación con el Gobierno, de la que todos han renegado.

Te puede interesar

Comentar ()