España

Para no aumentar la tensión entre los socios

El PSOE no mantendrá sus enmiendas a la Ley Trans en el pleno y confía en que no se rompa la disciplina de voto

La dirección recula y finalmente no dejará viva su propuesta de reforzar la seguridad en la autodeterminación de género en menores | Sobrevuela la duda de si la exvicepresidenta Carmen Calvo apoyará la ley en la sesión del 22 de diciembre

La portavoz de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados Laura Berja (i) y la presidenta de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados y exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (d), conversan en la Comisión de Igualdad, en el Congreso de los Diputados, a 12 de diciembre de 2022, en Madrid (España). La Ley Trans pasa su primer examen ante la Comisión de Igualdad del Congreso a la que llega sin un acuerdo entre los socios del Gobierno, PSOE y Podemos, sobre la autodeterminación de los menores trans. La aprobación de la norma podría estar en el aire si los socialistas buscan el apoyo del PP en esta materia. El PSOE quiere elevar la edad, de 14 a 16 años, para el cambio registral de menores trans y propone poner límites a la reversibilidad pidiendo la actuación judicial en el caso de que se produzca esta petición. Las enmiendas serán votadas en la Comisión de Igualdad y pueden salir adelante con los votos favorables del PP.

La presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso y exvicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo (d), y la portavoz de Igualdad en la Cámara baja, Laura Berja (i), el pasado 12 de diciembre de 2022 durante la reunión de la comisión que aprobó el dictamen de la Ley Trans. EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

Hace tan solo una semana, en la dirección del PSOE aseguraban que defenderían hasta el final sus enmiendas para «reforzar la seguridad de los menores» en la Ley Trans. Siete días después, la opinión y la decisión de la cúpula socialista es la contraria: no sostendrá la tensión hasta el pleno que apruebe la norma para su envío al Senado, el próximo 22 de diciembre. No mantendrá por tanto vivas sus enmiendas sobre menores.

Ayer lunes por la tarde, la secretaria de Igualdad del PSOE, la diputada leonesa Andrea Fernández, ya lo dejó entrever, pero este martes lo confirmó ella misma en la Cámara baja. «Apoyaremos la ley tal y como ha salido de la Comisión de Igualdad porque es lo legítimo y lo propio«, señaló a los periodistas. El PSOE no logró apoyos a sus enmiendas sobre menores en la citada comisión porque ni siquiera el PP acudió en su ayuda. Los socialistas planteaban que los niños de entre 14 y 16 años, y no solo los que están entre 12 y 14, tengan que acudir al juez para que autorice el cambio registral de sexo. Unidas Podemos se negaba a «retrocesos» en una norma bandera liderada por la ministra Irene Montero, y los socios de investidura sí se alinearon con ellos y no con el PSOE.

El PSOE apoyará el texto salido de la comisión porque es «lo legítimo y lo propio». Calvo apelaba a esperar al pleno de la próxima semana

Con la renuncia a mantener vivas sus enmiendas, Ferraz rebaja la tensión con su socio de coalición y pasa página en una norma que ha provocado numerosos choques durante toda la legislatura. Pero deja la duda de si la dirección de grupo logrará apretar las filas e impedir que se rompa la disciplina de voto.

En el punto de mira de todos está la exvicepresidenta primera del Gobierno y presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso, Carmen Calvo, cabeza visible del sector crítico a la Ley Trans. Ayer lunes, al término de la comisión, ella misma dijo que su partido mantendría las enmiendas vivas hasta el final, cuando apenas minutos después Andrea Fernández dejaba esa opción en el aire (hasta descartarla este martes). Y por la noche, en la SER, no confirmó si votará a favor de la norma: «No sé cómo vamos a llegar al debate en pleno del día 22. Al PP, que haya votado en contra de que protejamos a los menores hasta los 16 años, hay que preguntarle. Tenemos que llegar hasta el día 22». La diputada popular Carmen Navarro ratificó tras la comisión que su grupo seguiría votando que no a las enmiendas socialistas, por insuficientes y porque ni siquiera han sido llamados para recabar su apoyo.

La secretaria de Igualdad socialista señalaba este martes que no cree que se rompa la disciplina dentro de su grupo. «En cualquier caso, será una decisión individual de cada uno», apuntó Fernández. «Esta es una ley del Gobierno y la vamos a defender más allá de debates internos que son lógicos, y más en una organización tan grande», recalcó.

«Hemos hecho nuestro trabajo»

Para defender que no se mantengan sus enmiendas sobre menores, que tenían el propósito de reforzar la seguridad jurídica de la ley ante posibles recursos de la derecha ante el Tribunal Constitucional, la responsable socialista alegó que si no obtuvieron el apoyo en la Comisión de Igualdad, tampoco lo tendrán en el pleno del próximo 22 de diciembre.

Quisimos dotar la ley de más seguridad jurídica para proteger el texto, pero el poder legislativo no lo ha considerado necesario»

andrea fernández, secretaria de igualdad del psoe

«Quisimos dotar la ley de más seguridad jurídica para proteger el texto, pero el poder legislativo no lo ha considerado necesario. Consideramos que hemos hecho nuestro trabajo, pelear por lo que considerábamos que era mejor para la ley, pero no ha obtenido la mayoría parlamentaria suficiente, con lo cual entendemos que debe ser así», remachó. «Me habría gustado que la ley hubiera prosperado con las enmiendas del PSOE, por eso las presentamos, pero no ha podido ser así y apoyaremos la ley como salió de la Comisión de Igualdad».

Fernández también negó que el desbloqueo de la Ley Trans por su partido fuera un gesto hacia Unidas Podemos para que prestara, ayer, su apoyo a la reforma de la malversación. «En absoluto», sostuvo la dirigente, recalcando que la negociación de esta norma y de otras tiene «suficiente entidad» como para que las conversaciones para sacarla adelante sean «autónomas».

Te puede interesar

Comentar ()