España

El fiscal general del Estado dice que el órgano tiene un "serio problema de credibilidad"

El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz.

El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz. EUROPA PRESS

El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, ha afirmado que el Ministerio Público tiene «un serio problema de credibilidad» que ha achacado al hecho de que «es sin duda una de las instituciones más desconocidas», al tiempo que ha reiterado la necesidad de llevar a cabo una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF).

«La Fiscalía es sin duda una de las instituciones más desconocidas dentro de los órganos constitucionales, tenemos un serio problema de credibilidad fruto de ese desconocimiento», ha sostenido en una entrevista publicada este jueves por la Revista del Colegio de Procuradores, al ser preguntado sobre si la Fiscalía General del Estado (FGE) maneja estudios sobre su percepción entre la ciudadanía.

García Ortiz cree, por un lado, que no se ha sabido trasladar lo que hace el Ministerio Público y cómo lo hace y, por otro, que «tanto los prejuicios que despierta la forma de elección del fiscal general, como la imagen antipática que el mundo del cine y la literatura han trasladado del trabajo de la Fiscalía han condicionado en gran medida el conocimiento» de la institución.

Interrogado sobre el anteproyecto de ley para reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), que traspasará a los fiscales la labor de dirigir las investigaciones penales, ha considerado que «la reforma es tan necesaria como inevitable» porque el actual modelo procesal «está caducado».

«Las nuevas formas de delincuencia exigen otra forma de investigar y de juzgar, y el planteamiento del siglo XIX que todavía hoy rige en nuestro sistema penal no sirve en la actualidad», ha indicado.

En este sentido, ha precisado que «no estamos homologados con los países con tradición jurídica similar a la nuestra y nos estamos convirtiendo en una excepción, una rareza en el derecho comparado».

Al hilo, el jefe de la Fiscalía General del Estado ha añadido que los cambios en el EOMF también «son necesarios». Y «lo son en cualquier caso, con reforma penal o sin ella», ha remachado.

En esa línea, ha recalcado que, si bien su objetivo prioritario es «situar al ser humano, a la persona con mayúsculas, y la dignidad inherente a su condición como eje fundamental» del trabajo del Ministerio Público, también se ha propuesto «promover o iniciar, si es posible, los caminos que nos puedan llevar a cumplir mejor nuestra misión constitucional, impulsando las reformas internas o legales necesarias para ello».

También se le ha interrogado por el sistema de acceso por oposición a las profesiones jurídicas, a lo que ha respondido que «el acceso por oposición es una garantía de igualdad entre todos los españoles», defendiendo que «debe mantenerse un sistema objetivo mediante una prueba que garantice esos principios».

«Pero también creo que el examen, para ser juez o fiscal en este caso, no debe convertirse en una olimpiada de gimnasia mental, sino promover habilidades diferentes y reconocer otras competencias», ha matizado.

En su opinión, «la memoria no es el único patrimonio de un jurista», anudando que «debe conocer la sociedad en la que vive y trabaja, y los ciudadanos a los que sirve».

Te puede interesar

Comentar ()