Cataluña | España

Estará presente en el saludo oficial

Aragonès participará en la cumbre hispanofrancesa contra la que se manifestará su partido

El Govern defiende que no es contradictorio acudir a la cumbre y que el partido proteste contra ella porque el independentismo ha de estar "en todas partes" y porque la Moncloa utiliza la cita para "usos partidistas"

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), mantienen una conversación en la puerta del hotel W Barcelona a su llegada a la jornada de clausura de la XXXVII Reunió Cercle d’Economia, a 6 de mayo de 2022, en Barcelona, Catalunya (España). Esta edición de la Reunión Cercle d’Economía, que se celebra en Barcelona del 4 al 6 de mayo, pone el acento en la construcción de una sociedad más unida para abordar unos desafíos comunes y globales. De la mano de expertos y políticos, durante tres días exploran soluciones que pasen por la justicia social, la colaboración europea y la innovación. 06 MAYO 2022¨;CERCLE;ECONOMIA;GENERALITAT: INDEPENDENTISMO David Zorrakino / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 06/5/2022

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), mantienen una conversación en la puerta del hotel W Barcelona a su llegada a la jornada de clausura de la XXXVII Reunió Cercle d’Economia, el pasado 6 de mayo de 2022. EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, participará en calidad de anfitrión en la cumbre hispanofrancesa convocada el próximo 19 de enero por el Gobierno en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) en Barcelona. Mientras, dirigentes de su partido, ERC, participarán en la manifestación contra esa cumbre convocada por las entidades independentistas. Una situación que el Govern no considera contradictoria porque «el independentismo tiene que estar en todas partes».

La portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja, confirmó este martes que hay conversaciones con la Moncloa «para cerrar esta participación». Plaja defendió que, dado que el encuentro se produce en Cataluña, «la representación institucional que le toca al Govern ha de ser ocupada», aunque también defendió la manifestación contraria.

El Govern «no participará en la manifestación, pero la respeta y comprende», asegura la portavoz, Patrícia Plaja

El Govern «no participará en la manifestación, pero la respeta y comprende», aseguró la portavoz del Ejecutivo catalán, porque «el Gobierno intenta aprovecharse» de esta cumbre «con fines partidistas». Aun así, «el Govern estará en el acto institucional porque no regalará espacios de representación«.

Aragonès cumplirá con las funciones institucionales que le corresponden porque «creemos en la importancia de la diplomacia política y de las relaciones institucionales con personajes como el presidente [Emmanuel] Macron», aseveró. Pero no concretó en qué consistirá esa participación, ni cómo se concretan las peticiones de la Generalitat en este sentido.

Rebatir «afirmaciones falsas»

En este contexto, Plaja argumentó que no están en contra de la celebración de la cumbre en Barcelona, sino del «uso partidista» que el Gobierno ha querido dar a esta cita. «Lo que queremos rebatir son las afirmaciones falsas de que el movimiento independentista no pasa su mejor momento».

El Govern quiere recalcar que el movimiento independentista «está muy vivo, tan vivo que habrá una manifestación unitaria»

De hecho, la portavoz consideró «lógica» la convocatoria de la protesta tras las declaraciones del Gobierno asegurando que el procés ha acabado. «Lo que consideramos una provocación son las declaraciones de las últimas semanas«, argumentó sobre el fin del procés.

Plaja se remitió en concreto a las últimas afirmaciones del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para concluir que «después de esto es lógico y previsible que haya movilizaciones para demostrar que está mintiendo y que el movimiento independentista está muy vivo, tan vivo que habrá una manifestación unitaria».

En todo caso, la portavoz aseguró que el Govern confía en que no se reproducirán los incidentes que acompañaron a la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona en 2018. «Nada hace pensar que esta movilización no se tenga que desarrollar como las últimas manifestaciones independentistas, que han sido pacíficas«, esgrimió.

El Gobierno valora el buen estado de las relaciones

En Madrid, el Ejecutivo evitó en todo momento polemizar con la Generalitat y con ERC. La portavoz, Isabel Rodríguez, subrayó que la presencia de Aragonès en la cumbre es una «buena oportunidad que denota el buen estado de las relaciones institucionales entre ambos departamentos». Pero rehusó hacer comentarios sobre la adhesión de ERC a la manifestación contraria a la cita hispanofrancesa o la contradicción evidente entre la postura del president y la de su partido. «En relación a las manifestaciones de los distintos partidos políticos, no tengo nada que decir. En relación a la presencia del presidente de la Generalitat, el Gobierno, como es habitual, hace partícipe cuando se traslada a estas ciudades a los autoridades locales, alcaldes y alcaldesas y, por supuesto, también presidentes de la comunidades autónomas».

En la Moncloa alegan que el formato será igual al de anteriores cumbres que se celebran fuera de Madrid y que no está agendada ninguna reunión con Aragonès

El Ejecutivo explica que en Barcelona, el 19 de enero, se reproducirá el esquema que ya funcionó para otras cumbres bilaterales que en estos años se han celebrado fuera de Madrid, como en Trujillo (Cáceres) —la bilateral con Portugal—, en A Coruña —con Alemania— o en Castellón —con Rumanía—, porque la pretensión del Ejecutivo es que «todos los territorios tengan protagonismo«.

El protocolo, indicaron fuentes de la Moncloa, no será único para la cita del día 19, sino que se trasladará el de anteriores convocatorias: así, se espera que Aragonès y la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, estén presentes en el saludo inicial de la cumbre hispanofrancesa. El formato, por tanto, es que los presidentes autonómicos y los regidores sean invitados a eventos de este tipo, al margen de lo que en este caso haga ERC como partido. Las mismas fuentes reseñaron que no está agendada ni se prevé ninguna reunión entre los dos presidentes, Pedro Sánchez y Pere Aragonès, como tampoco las hubo en las cumbres anteriores.

Para Rodríguez, el hecho de que la convocatoria se celebre en Barcelona es «una magnífica oportunidad para la ciudad, para su proyección y para el conjunto de España», y que se justifica, también, porque España y Francia, junto con Portugal, pondrán en marcha la tubería que conducirá hidrógeno verde entre la capital catalana y Marsella, el H2Med. La portavoz también puso el acento en cómo «se ha avanzado en convivencia» con el Gobierno de Sánchez, «y eso es motivo de celebración para el conjunto de los españoles y los catalanes».

Te puede interesar

Comentar ()