España

Igualdad espera una respuesta de Bolaños y María Jesús Montero para pactar el "sí es sí"

"No entendemos muy bien porqué no están queriendo negociar. Hay tiempo para presentar un acuerdo como piden los Grupos Parlamentarios", dicen en el Ministerio de Irene Montero, que ha remitido una nueva propuesta a Justicia

Irene Montero charla con Gabriel Rufián en el Congreso Europa Press

Tras salirse este martes con la suya en la Mesa del Congreso de los Diputados y en la Junta de portavoces, Igualdad dice estar esperando que el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, respondan a su petición de diálogo para pactar una posición común con la que evitar los efectos indeseados de la ley de «sólo sí es sí» desde que entró en vigor. Además, han enviado una nueva propuesta de reforma a Justicia, según han revelado este martes fuentes gubernamentales.

«No entendemos muy bien porqué no están queriendo negociar. Hay tiempo para presentar un acuerdo como piden los Grupos Parlamentarios», señalan a El Independiente fuentes del departamento de Irene Montero en referencia al exhorto de alguno de los partidos que sostienen al Gobierno y que han pedido que PSOE y Unidas Podemos pacten una posición común. Aluden a lo acontecido este martes en la reunión de la Mesa del Congreso y en la posterior Junta de portavoces, donde se cortocircuitó la última maniobra del PSOE para tramitar su proposición de ley de reforma del «sí es sí» por la vía de urgencia.

Igualdad insiste en que «hay tiempo para presentar un acuerdo» que hasta ahora se ha antojado imposible

Tal y como adelantó este medio, la idea era boicotear dicho trámite y evitar que la toma en consideración de la propuesta socialista pasara por el pleno la semana que viene. Para ello, los tres representantes de Unidas Podemos en el órgano de gobierno del Congreso, esto es, Gloria Elizo, Gerardo Pisarello y Javier Sánchez, se abstuvieron.

Posteriormente, ERC y Bildu, alineados con la ministra de Igualdad en ese conflicto, votaron en contra en contra de llevar la toma en consideración al pleno del día 21, así que se discutirá el 7 de marzo porque las primeras semanas de mes no hay reuniones del pleno de la Cámara. Ello significa que su tramitación se adentrará, como poco, en abril, mientras sigue engordando la nómina de los delincuentes sexuales que se acogen a la horquilla de penas más benévolas de la ley Montero. Del mismo modo, para entonces se empieza a adentrar peligrosamente en la precampaña de las elecciones locales y autonómicas del 28-M.

Aseguran las fuentes consultadas que las vías de interlocución de Igualdad con el ministerio de la presidencia y la vicesecretaria socialista «no se han roto, hay comunicación, pero haría falta una reunión para negociar», que es lo que todavía no se ha producido y tiene pocos visos de producirse. De hecho, no ha habido respuesta a esa petición, según los mismos medios consultados.

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Patxi López, no podía ocultar este martes su contrariedad con los socios de gobierno por alargar la tramitación de la proposición de ley. «Lo tendrán que explicar ellos», ha respondido a preguntas de los periodistas por dilatar una medida que persigue «parar la sangría de la alarma que se está generando por las rebajas de condenas y la excarcelación» de agresores sexuales.

El Ejecutivo y los partidos que le sostienen empiezan a dar señales de agotamiento

«La propuesta de los socialistas es clara y nítida. Está presentada aquí en el Congreso y creo que no ha habido ningún jurista que la haya puesto en cuestión, por lo tanto en vez de hablar tanto, vamos a ver si hablamos de propuestas y vemos si avanzamos o no», retó para abogar a continuación por que «cuanto antes se cierre esta herida de la ley, pues mejor».

Lo cierto es que el Ejecutivo y los partidos que le sostienen empiezan a dar señales de agotamiento ante la que es, sin duda, una de las peores crisis de la coalición gubernamental. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, salió ayer a explicar la subida del Salario Mínimo Interprofesional tras la reunión del Consejo de Ministros, pero la polémica del «sí es sí» eclipsó en muy buena medida lo que debiera haber sido un paseo triunfal de la líder de Sumar.

La política gallega reiteró aquello de «cuidar la coalición» y de mantener la discreción en la medida de lo posible sobre las cuestiones internas. «Sin ruido se trabaja muchísimo mejor», dijo para agregar que «las formas en política son claves», lo que se interpretó como una llamada al orden a las dirigentes de Podemos, que en cada acto de partido dan un paso más para descalificar al PSOE. De nuevo, Díaz no fue más allá en un complicado ejercicio de equilibrismo político.

Te puede interesar

Comentar ()