España

ENTREVISTA | PACO NÚÑEZ

"Para ganar a Pedro Sánchez, primero hay que ganar a García Page"

El candidato del PP en Castilla-La Mancha aspira a sacar un voto más que el PSOE y, por la ley electoral autonómica, ser investido presidente ante la falta de mayorías alternativas, lo que le permitirá no pactar con Vox | Sin embargo, tampoco cierra la puerta a un acuerdo con la formación de Abascal

Paco Núñez, presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha.

Paco Núñez, presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha. Rafael Ordóñez

A Paco Núñez (Almansa, Albacete, 1982) le ha tocado uno de los morlacos más difíciles de torear en las elecciones autonómicas del 28 de mayo. El candidato del PP a la presidencia de Castilla-La Mancha se mide con el socialista Emiliano García Page, hoy instalado en una cómoda mayoría absoluta, desde la que otea el horizonte con cierta seguridad. Pero Núñez, que hace su segunda intentona para hacerse con el gobierno de la región, se aferra a los sondeos de "casas serias que hablan de la posibilidad de que el PP gane y pueda gobernar" y ganar a Page, subraya, es el paso previo "para ganar a Pedro Sánchez" en las generales de finales de año.

La estrategia electoral de Núñez pasa por equiparar a García Page con el presidente del Gobierno sin establecer distinciones. Defiende que "en política lo que comprometen son los hechos y los votos, y dos que votan lo mismo son lo mismo". Page "puede venir por aquí, lanzar un titular nacional, pero si luego el PSOE de Castilla-La Mancha no hace nada, ¿de qué ha servido?, ¿qué cambia?, ¿de qué sirve su palabra?", se pregunta.

"Page es responsable de la ley de 'sólo sí es sí'"

Señala el candidato popular que, a pesar de la posición crítica que muchas veces mantiene el socialista de forma pública con Moncloa o Ferraz, luego carece de traducción real. Alude a la ley del "sólo sí es sí" y al hecho de que la consejera autonómica de Igualdad, Blanca Fernández, alertara sobre el riesgo de rebaja de penas a delincuentes sexuales, lo que, a su juicio, hace más grave la posición del socialista. "Si a pesar de eso no pidió la convocatoria de un comité federal en Ferraz, Page es responsable. Si sus diputados votaron a favor en el Congreso, Page es responsable. Y si se limitó a enviar, a través de su consejera, un mensaje al gabinete de la ministra y los creyeron a ellos en lugar de a sus jurídicos de Castilla-La Mancha, es responsable".

No le sirve el argumento de que los presidentes territoriales no controlan a sus parlamentarios nacionales puesto que el número dos de Page en la dirección regional del partido, esto es, el secretario de Organización,  Sergio Gutiérrez Prieto, es diputado por Toledo. "¿Tenemos que creer que no obedece a su jefe de filas?".

En definitiva, aduce el candidato popular, "para ganar a Pedro Sánchez, primero hay que ganar a Page, porque, ¿a quién va a votar Page en las generales, por quién va a hacer campaña? Usará toda su influencia y poder para que Sánchez siga en la Moncloa. Ganando a Page saben que se pondrá la primera piedra para ganar a Sánchez" en las próximas generales.

La pregunta siguiente es cómo y con quién se gana a Page, si en solitario o en colaboración con Vox, a quien se apunta como fundamental en la ecuación en caso de que el actual presidente autonómico pierda la mayoría absoluta de 19 escaños. En este punto, Núñez apunta a que serán los castellano-manchegos "los que van a decidir dónde estamos cada uno y qué tipo de gobierno quieren y cómo lo quieren". Es decir, no cierra la puerta a un acuerdo con el partido de Abascal, no sin antes recordar que Page legó a gobernar con Podemos después de negarles varias veces en campaña electoral.

En cambio, el popular no niega a Vox, aunque dice trabajar para ser "la fuerza más votada y los sondeos nos dicen que tenemos la opción real de poder serlo, con una brecha actual muy pequeña en torno a punto" de distancia con el PSOE. Y apunta a un dato muy interesante. Su objetivo es "sacar un voto más que el PSOE y, por la ley electoral autonómica, que no recoge la repetición de elecciones, la fuerza electoral que tiene el mayor número de votos es la que obtiene el Gobierno en el caso de que no haya una mayoría alternativa", esto es, el mismo mecanismo que opera en caso de los ayuntamientos.

Paco Núñez, presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha.

La ley electoral de Castilla-La Mancha da el gobierno al partido más votado si no hay mayorías alternativas

PAco Núñez

Defiende que Castilla-La Mancha "necesita y merece un cambio. Page lleva ocho años anclado en la inacción", subraya para desgranar a continuación una serie de indicadores que no dejan en muy buen lugar la Comunidad. "Tenemos la peor gestión en materia económica de toda España. Somos la Comunidad más inflacionista del país, tenemos un crecimiento económico muy por debajo de Madrid o Andalucía, uno de los tres salarios más bajos del país y una alta fiscalidad solo por detrás de Cantabria y Cataluña". "Y si hablamos de Sanidad -apostilla- somos los únicos que no hemos recuperado la carrera profesional sanitaria", al tiempo que propone un plan de choque para las listas de espera quirúrgicas y la modernización de la atención primaria.

Su proyecto estrella para una región que ha estado gobernada desde 1983 por el PSOE -con el único paréntesis de María Dolores de Cospedal entre 2011 y 2015- es incorporarse "al crecimiento de otros". "Tengo un proyecto muy claro, construir un eje estratégico para el sur de Europa que tiene a Castilla-La Mancha como parte central. Madrid es una locomotora económica europea y Andalucía lo es del sur de Europa. Tenemos que provechar esa posición para, de la mano de Isabel Díaz Ayuso y Juan Manuel Moreno, crecer". ¿La fórmula? Bajar impuestos, simplificar la burocracia y cambiar la normativa urbanística para atraer empresas e inversión.

Padre de tres hijos y, por tanto, de familia numerosa, confiesa que, "hasta dónde sé, no cobro el bono social térmico, pero en todo caso me parece hacer una polémica de donde no la hay". Y comparte con su jefe de filas que la moción de Vox y Ramón Tamames "sólo va a servir para reforzar a Sánchez". Los españoles "tendrán el día después de la moción las mismas dificultades para la cesta de la compra; van a seguir saliendo violadores a la calle; la gente va a seguir esperando, como en mi tierra, una operación quirúrgica durante meses; los fondos europeos van a seguir sin implementarse en nuestro país... no habrá cambiado nada para el ciudadano de a pie".

No sabe si tiene el bono social térmico "pero en todo caso me parece hacer una polémica de donde no la hay"

Del brazo de Alberto Núñez Feijóo, con quien se ha paseado por las cinco provincias de su Comunidad, promete no esconder las siglas populares en su campaña, algo que hacía el propio Feijóo en las suyas a la Xunta de Galicia. La marca y el líder nacional están en auge, pero eso no le garantiza el éxito. Así, se abre el interrogante respecto a que será de él si a la segunda tampoco lo consigue. "No valoro no conseguirlo. He sido alcalde de Almansa y presidente de la Diputación de Albacete y la sensación de cambio, además de la demoscopia, me certifica que voy a ser presidente".

Y respecto a si la emergente castellano-manchega Carmen Fúnez, nueva vicesecretaria de Políticas Sociales del PP además de redactora del programa-marco del 28-M, es el relevo en el que puede estar pensando Feijóo para esa tierra recuerda Núñez que "fue mi presidenta de Nuevas Generaciones y es una política brillante. Estoy muy orgulloso de que Feijóo tenga dos castellano- manchegas sentadas en su comité federal (la otra es Carmen Navarro) p0rque tengo la suerte de que las dos están trabajando muy intensamente en la Comunidad".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar